Un país a la deriva

La ruleta rusa está girando (7)

14.01.18 | 08:45. Archivado en Política Nacional

PEDRO SÁNCHEZ: UN PRESIDENTE INCONSTITUCIONAL NO PUEDE LIDERAR LA LEGISLATURA EN CATALUÑA. VIRTUAL Y CONSTITUCIONALMENTE CARLES PUIGDEMONT SERÁ INVESTIDO PRESIDENTE DE LA GENERALIDAD.


No sé si Pedro Sánchez es consciente de que el bloque independentista liderado por el fugitivo Carles Puigdemont desde Bélgica ha obtenido la mayoría parlamentaria, lo que le permite investir a cualquier candidato que acuerden. Y ese candidato de consenso es el golpista Carles Puigdemont. En política, expresar deseos en vez de soluciones es un signo de debilidad argumental. Una especie de brindis al sol desde la certeza de que nada de lo deseado se va a cumplir. Basta con saber sumar escaños y partir de la base de que el PSC dispone solo de 17 diputados de los 135 y que el llamado bloque constitucionalista suma 57. Así que es inútil seguir mareando la perdiz y lanzar mensajes como el de ayer en un foro donde se trataba el tema de las pensiones, en el que el Pedro Sánchez se olvida de la crisis que su partido no quiso ver y que dejó en herencia y culpa al PP de haber dilapidado la hucha que creó José María Aznar, como si no tuviera nada que ver con la bancarrota de un sistema que el PSOE contribuyó de forma decisiva a hacer inviable al sumar colectivos de trabajadores que no habían cotizado en la caja común, y ser cómplice del fraude de los falsos ERE`s en Andalucía.

En cualquier caso, la frase pronunciada fue la de que el PSOE propugna “abrir una legislatura constitucional que no puede estar presidida por un presidente inconstitucional”. Una forma poco afortunada de querer expresar que el Gobierno de la Generalidad que se forme bajo el amparo de las elecciones autonómicas avaladas por la Constitución, no puede estar presidida por un presidente, Carles Puigdemont, que violó la Constitución y dio un golpe de Estado, razón por la cual fue cesado y denunciado. Porque lo realmente esperpéntico de esta situación es que Carles Puigdemont haya podido crear su propia plataforma de Junts per Cataluñya, elaborar las listas electorales con él de líder, participar de forma telemática en la campaña electoral y organizar actos en su refugio de Bélgica y finalmente obtener su formación 34 escaños, siendo la primera fuerza política del bloque independentista por delante de ERC y de una CUP irrelevante con solo 4 escaños.

Y todo ello amparado por la Constitución. Así que nada le impide presentarse a la investidura, incluso que podría aprovechando la mayoría en la Mesa del Parlamento lograr que se modifique el Reglamento y se permita su comparecencia de forma telemática y ser investido como Presidente. Y eso, salvo opinión mejor fundada en derecho y previa denuncia ante el Tribunal Constitucional, sería estrictamente constitucional. Porque lo insólito no tiene por qué ser ilegal, al entrar en una disquisición de interpretación entre la letra y el espíritu de la ley, en este caso del Reglamento del Parlamento de Cataluña. Y aquí me remito al texto actual que ya analicé con detalle hace tan solo unos días. Y es que los Reglamentos dan por sentado muchas cosas que en absoluto son inmutables, por la simple razón del avance de la tecnología. Se cuestiona la presencia telemática en el Parlamento autonómico, mientras se permite que los funcionarios teletrabajen desde casa dos horas y así cumplir las 37 horas semanales presenciales.

Es evidente que la legislación va retrasada respecto a la realidad social donde la telefonía móvil y los teléfonos “inteligentes”, Internet, programas como SKYPE, las video conferencias vía satélite son cosas comunes en un mundo que es global y requiere inmediatez en las acciones y respuestas y permiten estar conectados y en comunicación. Puede ser insólito el que una comparecencia se realice vía holograma o por pantalla de plasma, pero ha dejado de serlo el que el dinero en papel sea algo cada vez más en desuso y se haya sustituido por transacciones informáticas vía Internet con códigos y contraseñas personales aceptadas por el banco. De hecho, la misma existencia de monedas virtuales como el Bitcoin muestra lo que puede ser la frontera entre lo asumible y lo irreal. Los tiempos cambian, y los modos de comunicarnos también. Aunque algunos opinamos que ese exceso de comunicación global, lo que produce es el efecto contrario de la incomunicación personal.

No hay nada que impida la creación de las estructuras de Estado en la red, en servidores, pero eso no tiene por qué implicar necesariamente la desaparición de las Instituciones de representación como son los Parlamentos. Algo que ha ido evolucionando en un proceso de apertura a la sociedad, abandonando esa aura de catedral donde el pueblo asiste callado y respetuoso a algo que no comprende pero que según los oficiantes le servirá para mejorar en el prometido Estado del Bienestar. Hoy en día, los plenos de los Parlamentos se retransmiten y solo en contadas ocasiones se convierten en estrellas de la programación televisiva. Hoy en día, los parlamentarios han perdido en su mayoría el dominio de la dialéctica, volviéndose los debates en algo zafio donde se insulta, se abuchea al orador y se pierde el respeto por la misma Institución y lo que Sus Señorías representan.

Carles Puigdemont es un golpista junto a su Gobierno y a los cómplices votos de los parlamentarios. Y eso no es una sospecha, ni una presunción, sino una realidad retransmitida en directo que fue vista por millones de españoles. Y es por eso que resulta inexplicable el que esos mismos golpistas, que fueron cesados cuando el Estado de Derecho reaccionó aprobando el Senado las medidas de intervención amparadas bajo el artículo 155 de la Constitución, hayan podido presentarse a las elecciones constitucionales autonómicas y ser elegidos para desempeñar los mismos cargos de representación que les dan opción a formar Gobierno y liderar de nuevo el plan de acceso a la independencia, sin ninguna garantía de que esta ve respetarán la ley y no reincidirán en la desobediencia y en la rebelión. Y una ley que permite esta aberración es simplemente suicida y temeraria.

El problema es que podemos estar en unos días ante hechos consumados sin que se pueda aducir ilegalidad o inconstitucionalidad. Y si Carles Puigdemont se empeña en mantener su exilio voluntario, estará cometiendo un error de bulto, porque debería ser consciente de que el Gobierno de España cederá, es más hace tiempo que está dispuesto a ceder en todo y el juez Pablo LLarena, quizás acuciado por sus superiores, se vería obligado a no contradecirse, dejar en libertad a los presos y a los fugados si vuelven y esperar a finalizar la Instrucción para formalizar las imputaciones a los encausados. Porque la realidad, no virtualidad, es que el independentismo siempre llega “in extremis” a acuerdos de Gobierno, aunque escenifiquen rupturas. Lograrán imponer sus mayorías parlamentarias para formar la Mesa del Parlamento y allanar el camino para la presencia, física o virtual de los candidatos a ser investidos. Tiempo hay hasta el 31 de enero.

Pedro Sánchez haría bien en acelerar el paso si quiere desbancar al PP presentando la moción de censura con la ayuda de PODEMOS con un Pablo Iglesias que ha venido dispuesto a eso y a abolir la Monarquía. Mariano Rajoy bastante tendrá con tragar sapos lidiando con los golpistas y decidir si vuelve a aplicar el 155, pero esta vez de forma más efectiva o disolver las Cámaras y convocar elecciones generales. Y es que a Mariano Rajoy se le está poniendo cara de Boabdil.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 16 de julio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Julio 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031