Un país a la deriva

La ruleta rusa está girando (2)

09.01.18 | 08:41. Archivado en Política Nacional

¿DÓNDE ESTÁ CHARLY? CARLES PUIGDEMONT JUEGA AL DESPISTE. LOS MOSSOS IMPLICADOS EN SEGUIMIENTOS Y ESCUCHAS ILEGALES A DIRIGENTES NO INDEPENDENTISTAS.

No creo que los servicios de inteligencia de España vuelvan a cometer el mismo error de dejar escapar a Carles Puigdemont y a sus cuatro mariachis y se les cuelen en Cataluña de forma sorpresiva. Pienso que esta vez estos servicios mantendrán una constante y estrecha vigilancia de estos sujetos que además cuentan con apoyos y medios de sobra para poder planificar una ruta de escape y regreso. En otro escrito ya aventuré una posible vía de regreso a través del Mediterráneo aprovechando uno de los tantos puertos deportivos y embarcaciones de lujo que suelen atracar en sus muelles. Entre ellos destacan los de la Costa Azul con el Principado de Mónaco como uno de sus máximos símbolos. Un enclave que puede ser ideal por su independencia de Francia y por la especial antipatía del actual “soberano monegasco” por España. Y esto viene a colación porque al parecer, la policía española ha llegado a una especie de pacto con las autoridades francesas para la reactivación de la euroorden y la detención inmediata de Carles Puigdemont si se le ocurre aparecer en territorio francés, por ejemplo, hoy en un acto pro independentista que se va a celebrar en la ciudad de Montpellier.

Y es que este fugitivo hace una burla descarada al Estado de Derecho y a todos los españoles. Un personaje que recuerda mucho a otros célebres fugitivos como el Dioni, o Luís Roldán con un enigmático interviniente en su localización y captura, un ya octogenario Francisco Paesa una especie de “Anacleto, agente secreto”. Y lo que no puedo creer es que todo un Estado no tenga los medios necesarios para mantener esa vigilancia en plan “marcaje al hombre” para aprovechar cualquier error en su conducta para proceder a su detención y puesta a disposición judicial. Está en juego la Seguridad Nacional y cada día que este sujeto, que de presunto delincuente golpista no tiene nada, - ¿no cree usted D. Francisco Quevedo?-, pase en libertad y conspirando para recuperar el poder y proseguir su fallido golpe de Estado, estará en cuestión la credibilidad de España y el respeto internacional al ser incapaz de acabar con esta vergonzosa situación.

Queda poco más de una semana para que se celebre la sesión de constitución del nuevo Parlamento autonómico de Cataluña salido de las elecciones del pasado 21 de diciembre. Como ya dije ayer, la batalla actual está enfocada en lograr la mayoría en la Mesa del Parlamento y en segundo lugar en la revisión del Reglamento para acomodar una posible investidura de forma telemática. Todo ello conlleva necesariamente una serie de pactos transversales donde la coalición Comunes – PODEMOS tiene un papel preponderante convirtiendo sus 8 escaños en objeto de deseo para los dos bloques antagónicos. Y es que del resultado de esas negociaciones dependerán los futuros movimientos del fugitivo Carles Puigdemont y el resto de diputados electos presos o fugados en su estrategia de asegurar la restitución del Gobierno de la Generalidad y el control de las Instituciones de la autonomía, incluyendo la investidura telemática al asegurar la modificación del Reglamento del Parlamento.

Lo que resulta frustrante es comprobar cómo el Gobierno de España de Mariano Rajoy sigue dos pasos por detrás de los movimientos de los golpistas. Una situación que recuerda la nula respuesta ante el caos circulatorio a consecuencia de las más que anunciadas nevadas y que ya traté ayer con profusión. Y es esta falta de previsión y de planificación de contra medidas la responsable de que la amenaza de retorno en plan triunfante del fugitivo Carles Puigdemont y los partidos independentistas, que siguen asombrosamente legalizados, sea algo muy real. Una imagen que no debe ser permitida, como tampoco lo tuvo que ser la de ver la impunidad de unas elecciones inconstitucionales ante la complicidad de unas fuerzas de seguridad autonómicas, los Mossos, convertidas en brazo armado y policía política del régimen separatista.

Una policía que vuelve a aparecer en informes de la Guardia Civil implicada en operaciones de seguimiento y escuchas ilegales a dirigentes de otras formaciones políticas del llamado bloque constitucionalista. Unos informes que recogen lo reflejado en la documentación incautada a ese Cuerpo cuando unos agentes se dirigían a proceder a su incineración. Y es tal la acumulación de pruebas que lo que parece increíble es que su entonces máximo responsable, el Mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, siga gozando de libertad de movimientos y no esté en prisión. Y es esta actitud más propia de organizaciones mafiosas o de regímenes dictatoriales la que demuestra hasta qué punto este Cuerpo policial ha sido usado como parte esencial del entramado golpista para la labor de anulación y desprestigio de los oponentes políticos. Una injerencia criminal que deberá tener consecuencias penales para los máximos responsables y que exigen una depuración urgente, mientras sigan activas las medidas de intervención.

Porque lo que resulta evidente es que si el golpismo recupera los resortes del poder que disponía, volverá a reivindicar en sus cargos a estos fieles colaboradores y a retomar la labor de purga y persecución de aquellos agentes que no comparten los objetivos independentistas. De nada sirve haber tomado temporalmente el control si el próximo Gobierno de la Generalidad procederá a revertir lo hecho y volver a la situación inicial. La destitución del Mayor de los Mossos se muestra como francamente insuficiente y el nido de víboras sigue a pleno rendimiento, con lo que la lealtad de ese Cuerpo está más que en entredicho. Una razón suficiente como para asumir de forma permanente sus funciones por las FFyCCSE, dejando solo funciones de tipo de control vial.

Este asunto de las escuchas ilegales y seguimientos es lo suficientemente grave como para que la Fiscalía actúe de oficio y se produzcan investigaciones de régimen interno en un cuerpo policial que ha perdido su esencia como tal y se ha transformado en fuerza paramilitar al servicio de los separatistas.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 17 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31