Un país a la deriva

El difícil retorno a la legalidad (31)

27.11.17 | 09:28. Archivado en Política Nacional

EL GOBIERNO CREE QUE HAY NORMALIDAD AL MES DE HABER APLICADO EL 155 EN CATALUÑA. PUIGDEMONT QUIERE UN REFERÉNDUM PARA QUE LOS CATALANES DECIDAN SI QUIEREN SEGUIR EN LA UE.

Sin duda además de la esquizofrenia que anuncié ayer, al Gobierno de Mariano Rajoy también le afecta una percepción distorsionada de la realidad, una ensoñación en la que se confunden deseos con realidades. Porque decir justo al mes que se cumple hoy de la intervención en Cataluña con las medidas amparadas en el artículo 155 de la Constitución de que hay normalidad, es simplemente una “boutade”, una imbecilidad mayúscula y un intento burdo de querer engañar a la opinión pública. Igual de estúpido que calificar de “elemento distorsionante” a la fuga a Bélgica de Carles Puigdemont y cuatro Consejeros del cesado Gobierno de la Generalidad en un rocambolesco viaje en coche hasta Marsella y vuelo hasta Bruselas. Una normalidad que solo existe en esa realidad paralela de un Ejecutivo demasiado asustado como para acometer el desafío separatista con la contundencia que requería.

Porque no puede haber normalidad cuando desde la televisión pública TV3 y la radio también pública RAC 1 siguen con su alineamiento y defensa del independentismo. Ni tampoco existe normalidad en esos Ayuntamientos gobernados por independentistas donde se mantiene la desobediencia en todos los órdenes, en el que no exhibir la bandera de España es solo el menor de los agravios. Ni existe normalidad cuando aún siguen siendo legales partidos y asociaciones civiles que, además de participar de forma activa en el golpe de Estado, mantienen en sus estatutos el objetivo de independencia y el rechazo a la presencia de las FFAA y de las FFyCCSE. No existe normalidad en un cuerpo policial como el de los Mossos, en el que un amplio colectivo ha participado activamente como colaborador necesario para la comisión de un delito al permitir la ocupación de locales públicos y la celebración de un referéndum declarado ilegal y prohibido por el Tribunal Constitucional de España.

No puede calificarse como normal lo que no es sino una completa anormalidad, en la que la calma solo existe por la imposición y el temor a las represalias. Unos funcionarios que no dudaron en otro momento en desobedecer cuando el 9 de noviembre del 2014 se celebró aquél otro simulacro de referéndum, que el Gobierno de España permitió de forma ruin que se desarrollase de forma impune y con un gran seguimiento mediático. Y es que la intervención de una autonomía, aunque haya sido de guante blanco y por el menor tiempo posible, no se puede calificar de normal, sino de excepcional. Porque lo que hubiera sido normal ante la gravedad de lo sucedido era haber actuado como ya lo hizo el Gobierno de la República, declarando el Estado de excepción, deteniendo a los máximos responsables de la Generalidad y tomando el control completo de la autonomía. Y no como ahora donde se ha actuado con tan escasa firmeza que sigue manteniéndose el desafío y la rebeldía de amplios sectores de la sociedad catalana y medios de comunicación, de forma vergonzosa y que evidencia la incapacidad del Gobierno de España y de la Justicia para devolver la legalidad y la normalidad a una región de España.

Así que no me hablen de normalidad cuando lo que existe es todo lo contrario y lo que viene tras las elecciones del 21 de diciembre es una completa incertidumbre de cómo evolucionará la situación en el caso de que gane la opción independentista.

Tampoco es muy normal ese “elemento distorsionante”, el bufón de Carles Puigdemont, que sigue también en su mundo de fantasía en su exilio dorado, dando rienda suelta a su enfermiza mente con declaraciones cada día más extravagantes y lesivas para los españoles. Y como siempre, no faltan medios de comunicación dispuestos a ser altavoces de las bufonadas y darles publicidad. La última estrafalaria propuesta es la de que los catalanes voten si quieren pertenecer a una UE de países decadentes y obsolescentes. ¿Y hay algo más decadente y obsoleto que un nacionalista trasnochado y con peluca? Lo de este hombre ha alcanzado una situación tal que debería poner en duda su salud mental. Y lo peor es que hay quienes están dispuestos a considerar las soberanas sandeces y ocurrencias de este prófugo de la Justicia, cuyo destino debería ser una institución mental penitenciaria.

Porque nadie en su sano juicio puede tomarse en serio lo que este sujeto vaya diciendo, ya que todo lo que diga es fruto de una situación de alienación transitoria provocada por su lamentable situación de turista forzoso y prófugo de la justicia, que tarde o temprano acabará por tener que rendir cuentas ante el juez del Tribunal Supremo o exiliarse definitivamente. Así que calificarle de emular al populismo más rancio y cavernario como el de la extrema derecha francesa de Le Pen y otros movimientos similares, es darle una relevancia de la que ya no goza ni él ni su partido, por más que de disfracen con nuevas siglas. Nunca he visto menos apego a unas siglas identitarias que las demostradas por estos nacionalistas decimonónicos catalanes de la antigua Convergencia Democrática de Cataluña, la del 3%, la del clan de los Pujol y la Madre Superiora del convento, la de los nidos de las ramas, la de los casos Banca Catalana, Palau, etc.

Lo que es una auténtica locura es que este sujeto siga suelto y se permita que siga montando el mismo circo que mantuvo durante su mandato al frente del Gobierno de la Generalidad hasta que decidió huir tras ser cesado por el Gobierno de España con la aprobación del Senado. Una situación que no se debería consentir por más tiempo en esa UE a la que califica de decadente y obsoleta, en una especie de pataleta por no haber recibido el amparo que pretendía a su declaración de independencia unilateral. Y este es el mismo sujeto que se declaraba profundamente europeísta y presentaba su rebelión como un movimiento de liberación nacional de la opresión del pérfido Estado fascista español. Del fanatismo a la locura hay una delgada línea que se cruza cuando se impone la sinrazón y se deforma la realidad. Carles Puigdemont sigue aferrado a su mundo irreal y aún cree que puede volver como el exiliado Tarradellas y decir aquello de ”Ciutadans de Catalunya, Ja soc aquí”.

Sigo creyendo que el Gobierno de España no está haciendo todo lo que debería para poner fin de una vez a esta bufonada que protagoniza este delincuente. Tampoco veo que el juez Pablo Llarena del Tribunal Supremo, tras conseguir arrebatar la causa a la Audiencia Nacional, ponga excesivo celo en presionar la vuelta a la normalidad jurídica haciendo lo posible para que los fugados sean traídos a su presencia para tomarles declaración. Así que mientras no se haga nada, este delincuente seguirá burlándose de todos, propalando sus mensajes y mentiras y montando su circo con los payasos de siempre que le acompañan y los que van a su lugar de exilio para aplaudirle.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 16 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031