Un país a la deriva

El hundiminto de España (21)

22.10.17 | 10:17. Archivado en Política Nacional

RAJOY PRESENTA A LOS MEDIOS LAS MEDIDAS APROBADAS QUE DETALLAN EL ALCANCE DE LA APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 155 DE LA CONSTITUCION. CARLES PUIGDEMONT PIDE UN PLENO URGENTE DEL PARLAMENTO DE CATALUÑA.


Ayer Mariano Rajoy se convirtió en excepcional portavoz del Consejo de Ministros extraordinario, cuyo único orden del día era la presentación y aprobación de las medidas extraordinarias que detallan y delimitan el alcance de la aplicación del artículo 155 de la Constitución. La finalidad de estas medidas quedaron definidas en cuatro objetivos fundamentales que resumió en:
1. Volver a la legalidad
2. Recuperar la normalidad y la convivencia.
3. Continuar con la recuperación económica
4. Celebrar elecciones en situación de normalidad

A continuación, y tras explicarlos brevemente pasó a enumerar las medidas más importantes y un posterior encuentro informativo (briefing) donde los periodistas podrían ampliar sus preguntas y se daría más detalles de la totalidad de las medidas aprobadas que se presentarán al Senado para su debate y aprobación. Enfatizó que el objetivo final que se pretenden con esas medidas es la celebración de elecciones en situación de normalidad. Esas medidas son las siguientes:

La facultad de disolver el Parlamento de Cataluña pasa al Presidente del Gobierno de España.
El Presidente del Gobierno de España convocará elecciones autonómicas en Cataluña en un plazo máximo de seis meses.
Proceder al cese del Presidente, vicepresidente y Consejeros del Gobierno de la Generalidad. El ejercicio de esas funciones corresponderá a los órganos o autoridades que cree a tal efecto o designe el Gobierno de la Nación.
• La Administración de la Generalidad de Cataluña, de acuerdo con el artículo 71 del Estatuto de Autonomía, continuará funcionando como la organización administrativa ordinaria que ejerce las funciones ejecutivas que el Estatuto y su normativa atribuyen a la Generalidad de Cataluña.
Esta Administración de la Generalidad de Cataluña actuará bajo las directrices de los órganos o autoridades creados o designados por el Gobierno de la Nación. A todos los efectos y medidas previstos en este Acuerdo se entiende también por Administración de la Generalitat de Cataluña cualesquiera organismos, entes y entidades vinculadas o dependientes de la misma, así como el sector público empresarial a que se refiere el artículo 216 del Estatuto de Autonomía de Cataluña.
El Parlamento de Cataluña ejercerá la función representativa que tiene encomendada y, para garantizar que lo haga con pleno respeto a la Constitución y el Estatuto de Autonomía se proponen las medidas que a continuación se detallan:
1. el presidente del Parlamento de Cataluña no puede proponer candidato a la presidencia de la Generalitat, ni el Parlamento celebrar debate y votación de investidura.
2. No serán de aplicación las funciones de control y las figuras reguladas en los artículos 66 y 67, en los apartados segundo y tercero de la sección primera, en la sección cuarta, en la sección quinta y en la sección séptima del Capítulo 111 del Título IV del Reglamento del Parlamento de Cataluña, respecto de las autoridades designadas para el desarrollo y ejecución de las medidas aprobadas por el Senado. Las facultades de seguimiento y control sobre las mismas corresponderán exclusivamente al órgano que designe a tal efecto el Senado.
3. Las propuestas de resolución del Parlamento para impulsar la acción política y de gobierno y declaraciones institucionales, presentadas al amparo de lo dispuesto en la sección sexta del Capítulo 111 del Título IV del Reglamento de la Cámara, no podrán dirigirse a las autoridades designadas para el desarrollo y ejecución de las presentes medidas y deberán, en cualquier caso, ser conformes con la Constitución, el Estatuto de Autonomía y las resoluciones del Tribunal Constitucional, así como al presupuesto, objeto y finalidad de las presentes medidas, careciendo de cualquier validez y efecto en otro caso.
4. El Parlamento de Cataluña seguirá ejerciendo su potestad legislativa y de organización propia, si bien no podrá tramitar iniciativas que resulten contrarias a las presentes medidas, ni a su presupuesto, objeto y finalidad.

Seguidamente Mariano Rajoy hizo hincapié en aclarar que con estas medidas “no se suspende la autonomía ni el autogobierno de Cataluña, sino que se cesa a las personas que han puesto ese autogobierno fuera de la ley y de la Constitución y del Estatuto”.

Este anuncio tuvo su inmediata réplica por parte no solo de los partidos nacionalistas golpistas de ERC, CUP, Comunes en Cataluña, sino también del resto de partidos nacionalistas como el PNV y un radicalizado PODEMOS, además de las asociaciones civiles independentistas de la ANC y OMNIUM, azuzadas por los cabecillas presos en la cárcel de Soto del Real en Madrid. La multitudinaria manifestación celebrada en Barcelona reclamando la libertad de los dirigentes de esas asociaciones, se transformó en un rechazo a ese anuncio de intervención de la Autonomía por parte del Estado de Derecho. El colofón lo puso el todavía Presiente del Gobierno de la Generalidad en una nueva comparecencia televisada en la que pidió la celebración de un pleno extraordinario del Parlamento autonómico para analizar la situación política derivada de las medidas anunciadas y presentadas al Senado para aplicar el artículo 155 de la Constitución. Unas medidas que las encuadró como “el peor ataque a las Instituciones y al pueblo de Cataluña desde los decretos del dictador militar Franco” y que “el Gobierno de España se proclama de forma ilegítima como representante de la voluntad de los catalanes, sin asar por las urnas”.

Este golpista sigue en su mundo paralelo aferrado a su propia ensoñación y a sus mentiras. Porque ni él ni sus secuaces representan a la mayoría de los catalanes (obtuvieron menos de 50% de los votos), ni el Estado intenta usurpar la voluntad de los catalanes, ya que simplemente lo que pretende es devolver a una autonomía a la legalidad constitucional y autonómica, ambas violadas por este sujeto y, su Gobierno y los diputados de ese Parlamento aprovechando su mayoría parlamentaria para dar su golpe de Estado, este sí, violando todos los derechos fundamentales de la oposición y de los millones de catalanes que les votaron. Es inútil discutir con quien deforma la realidad y la legalidad amoldándola a sus concepciones deformadas de lo que realmente significa democracia. Confunde los medios democráticos con avales para imponer cualquier ocurrencia, por muy ilegal que sea. Y en eso se basa su concepto de legitimidad, en aplicar la ley solo si le conviene y en rechazar aquellas que le incomodan. La Soberanía Nacional no se trocea como un pastel y el hecho de que una minoría quiera usurparla no es democrático, sino precisamente todo lo contrario. Igualmente, no acatar las leyes aprobadas por las instituciones del Estado, es un acto de insumisión y desobediencia flagrantes, que además se transforman en sedición cuando se quieren sustituir las leyes por unas propias.

Carles Puigdemont intenta engañar de nuevo a la sociedad catalana con el único objetivo de salvarse él mismo y sus secuaces de las responsabilidades que se le deben exigir por su golpe de Estado, desobediencia continuada y deslealtad institucional y de gestión malversando fondos públicos en su proceso de sedición. Intenta provocar la violencia incitando al que llama “pueblo de Cataluña” a defenderse de ese ataque a su libertad. Un llamamiento que agrava su delito de sedición y le convierte en responsable del amotinamiento imprevisible y violencia que el Estado de Derecho no puede permitir. Su irresponsabilidad le hace reo de una inmediata detención y puesta disposición judicial.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Sábado, 18 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930