Un país a la deriva

El hundimiento de España (8)

09.10.17 | 08:11. Archivado en Política Nacional

¡PROU! ¡BASTA! LA CATALUÑA SILENCIOSA TOMA LA CALLE EN BARCELONA. PUIGDEMONT COMO HIZO EN EL PARLAMENTO, LES IGNORA Y SIGUE ADELANTE CON LA DUI.

Ayer, el pueblo español presente en Cataluña por una sociedad catalana que hasta ahora se había sentido atemorizada, acorralada y acosada por la violencia institucional de los separatistas y la física de los anti sistema de la CUP, salió de forma abrumadora a la calle para gritar ¡Prou! (¡Basta!). Una multitud que recorrió o más bien ocupó casi dos kilómetros de calles y la plaza de Urquinaona donde se encuentra la histórica Estación de tren de Francia, cerca del Parlamento de Cataluña, vergonzosamente secuestrado por una mayoría parlamentaria de fuerzas políticas secesionistas responsables de haber perpetrado el golpe de Estado que amenaza con la secesión de Cataluña y su proclamación como república independiente. Ayer en Barcelona, como el sábado en Madrid y en otras capitales de España, el pueblo español hizo patente su soberanía para exigir a sus gobernantes que acaben con esta amenaza a la unidad de España.

Una vez más, como tantas otras en la Historia reciente de España, ha demostrado estar muy por encima de sus gobernantes. Un pueblo que se ha cansado de que unos dirigentes corruptos y sin escrúpulos, les digan cómo deben sentirse y actuar para no ser excluidos de su sociedad si no se suman a la doctrina única del nacionalismo excluyente que predican. Ayer se dijo ¡Basta!, un mensaje dirigido tanto a aquellos que les han querido amedrentar y silenciar, como a aquellos que durante décadas han permitido de forma cobarde y ruin que se sojuzgue a esa sociedad a cambio de apoyos mercenarios a la gobernabilidad del Estado. El pueblo español, representado en ese casi millón de catalanes y ciudadanos procedentes de otras partes de España, puso pie en pared frente a la terminal de la Estación de tren de Francia, toda una alegoría a que no va a haber choque de trenes, sino que esa estación es la parada final del tren secesionista. Un final de trayecto para un golpe de Estado perpetrado por unos dirigentes en franca rebeldía y desobediencia a la legalidad vigente, que no han dudado en usar las Instituciones del Estado de Derecho para buscar una legitimidad paralela que avalase sus delitos de sedición.

Y como siempre, los partidos políticos principales PP y PSPS ( Partido Socialista de Pedro Sánchez, lo de PSOE sería mentir) declararon su apoyo a la manifestación, pero no hicieron acto de presencia salvo excepcionales asistencias a título personal como la de Pablo Casado en la de Madrid o Cristina Cifuentes en la de Barcelona. Solo CIUDADANOS estuvo presente con la participación en primera fila de su Secretario General, Albert Rivera y la de Inés Arrimadas como futura candidata de CIUDADANOS a Presidenta de la Generalidad. Bien es verdad que en la lectura del manifiesto estuvo el exministro Josep Borrell, un histórico del PSOE que no comparte las ideas revolucionarias de su actual líder Pedro Sánchez respecto a la plurinacionalidad y el derecho a decidir de los supuestos “pueblos” de España. La sociedad española estuvo otra vez huérfana de sus dirigentes que, como Mariano Rajoy, Pedro Sánchez o el impresentable Pablo Iglesias, demuestran no estar a la altura para enfrentarse, -algunos directamente se posicionan en el bando contrario -, al grave desafío de los golpistas del Gobierno de la Generalidad y los partidos que controlan el Parlamento de Cataluña.

Este fin de semana el pueblo español ha salido a la calle para gritar un ¡Basta! Como una clara advertencia de que si sus gobernantes no cumplen con su deber de defender la legalidad vigente y devolver la normalidad a una autonomía secuestrada por fuerzas golpistas que amenazan gravemente la unidad de España, ese pueblo está dispuesto a evitarlo. Ya lo hizo contra el ejército invasor francés y es seguro que volverá a hacerlo para evitar que la nación más antigua de Europa sea destruida por unos cuantos delincuentes envueltos en unas banderas independentistas.

Mariano Rajoy, como Presidente del Gobierno de España debe cumplir con su deber y su juramento. Hasta ahora, solo ha tenido palabrería pomposa y hueca haciendo solemnes promesas que luego no ha cumplido y por las que no ha pedido perdón, ni ha presentado su dimisión por su demostrada incapacidad. En su lugar, sigue aferrado a esconderse tras los Altos Tribunales y tras las cómodas entrevistas en diferido donde se atreve a pavonearse con declaraciones como “haré lo que crea que deba de hacer, lo que crea que sea mejor para España y en el momento que me parezca más oportuno”. De ahí al absolutismo solo hay un estrecho margen. Pero los golpistas no tienen nada por lo que temer. Rajoy siempre hace no lo que dice que va a hacer, sino todo lo contrario que es lo que realmente piensa que debe hacer, o sea, nada. Lo que cree que es mejor para España es lo que cree que es mejor para él y su futuro, ni siquiera el de su partido. Y ese momento del que habla nunca llega porque siempre aplica aquel proverbio árabe de “Siéntate a la puerta de tu casa y verás pasar el cadáver de tu enemigo”.

Parece más que evidente que ni Mariano Rajoy se va a dar por enterado de las admoniciones que le llegan desde las manifestaciones del fin de semana, ni Carles Puigdemont desistirá de su hoja de ruta ignorando y despreciando también a los cientos de miles de manifestantes. Y estos dos son los que algunos irresponsables pretenden reunir en una mesa de negociación para dialogar. Así que mañana veremos el desenlace y pasado mañana oiremos las declaraciones y explicaciones de por qué seguimos igual como en la canción de Julio Iglesias.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 26 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930