Un país a la deriva

El hundimiento de España (7)

08.10.17 | 08:58. Archivado en Política Nacional

DOS FORMAS ENCONTRADAS DE ENTENDER LA SOLUCIÓN AL GOLPE DE ESTADO. MARIANO RAJOY SE NIEGA A ACTUAR Y SE INCLINA POR EL DIÁLOGO.

Ni siquiera hay consenso en la forma de resolver el golpe de Estado perpetrado desde hace ya más de tres años por los dirigentes de los partidos secesionistas en Cataluña. Ayer se produjeron dos tipos de manifestaciones que demuestran dos diferentes formas de acometer la respuesta a este desafío que ha puesto en grave riesgo la unidad de España y que aún no ha sido neutralizado. Por una parte, asociaciones ligadas a la derecha, algunos opinan que “extrema derecha”, entre las que destaca DENAES (Defensa de la Nación Española), reunieron ayer en Madrid a unas 150.000 personas en la plaza de Colón, donde destacaron la participación y los discursos como el de José Javier Esparza de DENAES, o el de Santiago Abascal de VOX, que claramente se posicionaban por aplicar la ley, detener a los golpistas, aplicar el artículo 155 de la Constitución y exaltar la figura del Rey. Los eslóganes más repetidos eran el de “Puigdemont, a prisión”,o “no estáis solos” referidos a los catalanes que se sienten españoles y a las FFyCCSE.

Al mismo tiempo, en la plaza de Cibeles de Madrid, en la plaza de San Jaume en Barcelona y frente a todos los ayuntamientos de las principales ciudades de España, se producían otras manifestaciones muchos menos multitudinarias, convocadas por una nueva plataforma de origen difuso cuyo lema es “España es mejor que sus gobernantes, ¿Parlem? , ¿Hablamos? ” . La peculiaridad es que se pedía ir de blanco impoluto y sin ningún tipo de banderas, así como no permitir la intromisión de ningún partido político, ni discursos de oradores oportunistas que intentasen apropiarse de la situación. Su propuesta es la vía del diálogo, así en bruto y sin matices, entre el Gobierno de España y el de la Generalidad. Entre los muchos eslóganes pronunciados destacaba el de “Carles, Mariano, a ver si nos llamamos” o el de “ra ra ra, queremos hablar” o “sí se puede”. Y a lo que parece, ese diálogo es sin condiciones previas, tal y como pide el golpista Puigdemont y antes Artur Mas que decía lo de referéndum sí o sí. Y la pregunta es ¿Cómo se puede hablar con los golpistas si no deponen su actitud?

Parece claro que la primera propuesta coincide con una parte de la sociedad que cree que lo primero es respetar la ley y que existen foros de debate y diálogo establecidos como son el Congreso y el Senado cuyos Diputados y Senadores han sido democráticamente elegidos por todos los españoles. Así que para dialogar, lo primero es cumplir con la legalidad y no actuar de forma unilateral dividiendo a la sociedad catalana, secuestrando el debate en el Parlamento de Cataluña y violando la ley con la aprobación de leyes inconstitucionales promulgadas con el exclusivo fin de lograr la independencia usurpando la soberanía nacional del pueblo español. Una serie de comportamientos delictivos que se encuadran tipificados perfectamente en lo que se conoce como un golpe de Estado.

La segunda opción esa del diálogo tal cual, quiere equiparar al Estado de Derecho con el Gobierno golpista de la Generalidad y propone una mesa de negociación sin condicionantes previos, o lo que es lo mismo, sin que los golpistas renuncien a sus pretensiones y solo se avengan a debatir sobre lo que España les ofrece para convencerles en establecer otro tipo de relación en condiciones de igualdad, de “inter pares”. Y eso, no es dialogar sino ceder al chantaje y chalanear con algo para lo que el Gobierno de España ni nadie está legitimado a hacer sin consulta previa al pueblo español. La soberanía nacional no se negocia ni se discute.

Lo que no sorprende es que a esa manifestación blanca se haya sumado, aunque sea a título personal, el impresentable karaokista y bailongo de Miquel Iceta del PSC, que no ha desaprovechado la oportunidad para declarar a los medios su muy sectaria y retorcida visión de ese diálogo. En cuanto al lema de “sí se puede” creo que no hace falta explicar quienes están detrás y sus verdaderas intenciones. Porque alguien que como el PSC, el "PSPS" (Partido Socialista de Pedro Sánchez) y PODEMOS defienden la plurinacionalidad y la existencia de pueblos diferenciables dentro de España con derecho a decidir sobre su futuro, no pueden decir que pretenden mantener la unidad de España. Eso es incompatible con la idea de una nación indivisible como dice la Constitución, que el PSPS dice respetar y PODEMOS directamente no la asume ni la respeta. Esa nueva plataforma no deja de ser un fenómeno de estudio de comportamiento social realizado por un grupo reducido de estudiantes de sociología o ciencias políticas, usando medios de comunicación de redes sociales para su difusión. Y este ha sido el resultado a su experimento, miles de personas sin saber quienes les convocaban, de blanco frente a los consistorios pidiendo paz y diálogo. Falta la referencia al amor (y lo de la tele al salón), como aquellos movimientos hippies de los años 60 del pasado siglo.

Mariano Rajoy, dice una cosa, pero piensa hacer la contraria. Porque de elegir entre las dos opciones que ayer se visualizaron, parece evidente que se ha decantado hace tiempo por la última, incluso sin matices. Pues como ya dije ayer, está dispuesto a ser el padre del hijo pródigo que le perdona su mala cabeza, su despilfarro de la herencia recibida y su actitud orgullosa y rebelde. Mariano Rajoy siente un rechazo íntimo personal por cumplir con su obligación de gobernar en el sentido más literal de la palabra. Gobernar desgasta mucho y te pone en contradicciones de conciencia. Él es, al fin y al cabo, un hombre intelectual, estudioso, tranquilo y pacífico, un hombre de provincias a la antigua usanza, conservador por naturaleza y sin grandes convicciones. Un hombre que tiende a la tranquilidad espiritual y física sin sobresaltos. Es por eso por lo que se opone tozudamente a que algo le altere su plácida vida y cuando eso ocurre se siente tremendamente enojado. Su defensa es dejar que el tiempo sea su aliado y los problemas se solucionen por si solos, por aburrimiento y desgaste. Porque es preferible eso a tener que desgastarse uno mismo en algo que normalmente no tiene solución.

España no puede depender de la decisión de un Gobierno en el que manda un hombre de este carácter, o mejor decir, de esta falta de carácter, en unos momentos en que lo que se necesita es firmeza y determinación a la hora de dar una respuesta al desafío de los golpistas. España necesita un Gobierno fuerte que respete la ley y que no busque atajos ni apaños imposibles a fin de evitar esos “males mayores”, que son inevitables de persistir los golpistas en la culminación de su traición a España. No hay que tener miedo a aplicar la ley y sí la convicción de estar haciendo lo que se debe hacer. Una frase que Mariano Rajoy no ha dejado de pronunciar pero que hasta ahora no ha llegado a hacer efectivas con hechos. Ha sido especialmente patente su torpeza y la de su equipo de Gobierno en el manejo de la situación previa al 1 de octubre y ese día, con una misión mal enfocada y que denotó una incomprensible ingenuidad y falta de previsión. Un fracaso político que no ha tenido consecuencias de dimisiones de los responsables, Ministro de Interior principalmente y el Delegado del Gobierno en Cataluña.

No puede haber diálogo con los golpistas, aunque digan que suspenden temporalmente sus pretensiones y están dispuestos a dialogar. Hay que impedir que sigan delinquiendo y no esperar a que cometan su felonía de declarar la independencia de forma unilateral. Porque entonces sí que habrá que afrontar males mayores en una confrontación inevitable. Rajoy ya ha dicho que no piensa impedir la declaración de independencia. ¿Necesitan ustedes más pruebas para exigir elecciones generales ya?

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 24 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Hemeroteca

    Abril 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
    1234567
    891011121314
    15161718192021
    22232425262728
    2930