Un país a la deriva

El hundimiento de España (2)

03.10.17 | 07:19. Archivado en Política Nacional

MANIPULACIÓN INFORMATIVA E INVERSIÓN DE LA CARGA DE LA PRUEBA. ACOSO A LA POLICÍA NACIONAL Y GUARDIA CIVIL EN CATALUÑA. PEDRO SÁNCHEZ QUIERE ROMPER EL APOYO AL GOBIERNO DE ESPAÑA Y SOLO ESPERA SU OPORTUNIDAD.


El otro día hablé de las ratas y estas no han tardado en aparecer. Ahora que ha pasado el día de la vergüenza y el triunfo mediático de los golpistas, los responsables de haber coartado los medios de actuación de las FFyCCSE enviadas a Cataluña para garantizar el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional, se erigen en censores severos de la gran mentira montada por los secesionistas y asumen la manipulación descarada de las imágenes para acusar a esa fuerzas, solo responsables de cumplir con su deber en una situación de alto riesgo y tremendamente hostil, de haberse sobrepasado en el uso de la fuerza y actuar con una violencia desmedida. Es decir, estos cínicos e hipócritas politicastros, hacen lo que en el derecho penal se conoce como “inversión de carga de la prueba”, por la que el que acusa no debe ser el que aporte las pruebas incriminatorias, sino que el acusado es el que debe aportar aquellas pruebas que demuestren su no culpabilidad. Y es verdad que a esta manipulación, los medios de comunicación que cubrían la jornada, sobre todo los que están bajo la influencia de la Generalidad, han sido los más activos en la difusión tendenciosa de las imágenes y testimonios bajo una supuesta imparcialidad informativa. Simplemente vomitivo.

Y aquí desde luego que hay que señalar como incauto o, lo que es peor, de timorato y cobarde al Gobierno de España único responsable de haber enviado a esas FFyCCSE, cerca de 10.000 efectivos, a esa tierra hostil con la excusa de complementar a la policía autonómica en su misión de hacer cumplir la ley. Para ello montó ese pretencioso mando de coordinación designando a un Coronel de la Guardia Civil, que pronto tuvo la certeza de la falta de confiabilidad en el cuerpo de los Mossos y la negativa de sus mandos, el Consejero de Interior, Joaquim Forn, el Director General Pere Soler y el Mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero, a dejarse conrolar y coordinar. Una desconfianza que se vio confirmada en la madrugada y jornada del 1 de octubre, tras una inexplicable asistencia a la reunión de la Junta de Seguridad promovida y presidida solo horas antes por el golpista Carles Puigdemont, con la actitud de pasividad e impotencia disimulada con el fin de evitar cumplir con las órdenes judiciales dadas. Fue entonces cuando se decidió que las FFyCCSE destacadas supliesen a los insumisos Mossos e intentasen la misión imposible de desalojar los colegios y locales ocupados desde el día anterior, retirar urnas y papeletas y cerrar esas instalaciones e impedir el acceso. El enfrentamiento era inevitable y el resultado previsible.

La manipulación mediática consistió en hacer relevante y presentar como cargas policiales lo que no eran sino respuestas en legítima defensa de su integridad personal ante el acoso violento de los independentistas. O también, exagerar actuaciones puntuales donde los accesos a los locales de votación más importantes y mediáticos estaban protegidos por una multitud fanatizada y en nada pacífica que opuso una feroz resistencia a ser desalojada y actuaba como marea humana coordinada en forma de ariete para empujar y expulsar a las FFyCCSE, donde los escasos Mossos presentes llegaron incluso a enfrentarse con quienes solo intentaban cumplir con la misión que estos se habían negado a realizar. Se ha hablado de los cientos de heridos entre los “pacíficos” ciudadanos, incluso se presentó a ancianos ensangrentados. Pero no se mostró el acoso a la policía, el uso de menores como escudos humanos, la persecución violenta en algunas poblaciones, el lanzamiento de objetos, ni a los más de 400 heridos de las FFyCCSE. Y es que solo hubo en ese día una versión falseada de los hechos y una ausencia vergonzante de la parte que representaba al Estado de Derecho, comenzando por un incompetente Delegado del Gobierno, cronista desinformado y comunicador ineficaz, que nunca estuvo apoyado mediáticamente por el Ministro de Interior que estaba, al igual que Mariano Rajoy, expectante y vigilante en la sala del Gabinete de crisis en la Moncloa a casi 700 km de distancia. Porque la realidad fue que el domingo 1 de octubre se perdieron dos batallas, la de imponer la legalidad y la informativa. Y ahora se exige la inversión de la carga de la prueba a nivel local por unos partidos hipócritas y oportunistas, y a nivel internacional por organizaciones como la ONU y algunos países como el Reino Unido que condenan esa violencia desproporcionada. Una hipocresía que resulta mezquina al equiparar esas imágenes de montaje tendencioso y calificarlo de violento, mientras se calla con otras imágenes como las de la policía cargando en zona de conflicto étnico en algunos Estados del sur de los USA o aquellas de la ocupación y represión militar en Irlanda del Norte.

Así que no es de extrañar ahora que esa falta de apoyo y de previsión de logística para acomodar a diez mil efectivos en Cataluña haya sido usada por los golpistas como arma propagandística, el icono de Piolín es una muestra, para denigrar una misión que ni el mismo Gobierno de España pensaba que fuera a ser eficaz. Simplemente fue cubrir un expediente de que algo había que hacer, pero se hizo de forma cobarde obligando a los agentes a realizar su función con una mano atada a la espalda y con un escudo como toda protección, limitando el uso de las defensas y metiéndoles en un terreno hostil donde quienes deberían ser los responsables, los Mossos, se convirtieron en meros espectadores e incluso colaboradores de una multitud que descargó su ira y su violencia siguiendo las consignas de sus irresponsables dirigentes políticos y del Gobierno de la Generalidad. Fue un verdadero milagro el que no se repitiese la escena de coches de policía asaltados, o de armas de fuego reglamentarias robadas o arrebatadas a los agentes. No es de extrañar, por consiguiente, el que ahora cualquier alcalde mindundi se haya atrevido a chantajear a los hoteleros que albergaban a parte de esas FFyCCSE para obligarles de forma anti democrática a expulsarles de sus establecimientos y dejarles en la calle para forzar su salida de Cataluña. Otra imagen vergonzosa y humillante en la que se han repetido los acosos por parte de na multitud coordinada y violenta.

Por su parte, Pedro Sánchez y su directiva, incluido el histriónico Miquel Iceta y el veleta de José Luis Ábalos, se dedican a criticar el resultado de sus propias exigencias de contención y uso proporcionado de la fuerza, como si no fuesen conscientes de esa manipulación descarada y de la respuesta profesional y heroica de unas FFyCCSE enviadas al matadero y sin ninguna oportunidad de poder llevar a cabo con éxito su misión. Ha sido un nuevo 9N pero con una violencia planificada y dirigida por el mismo Gobierno de la Generalidad y sus organizaciones como la ANC y Omnium, lanzando a sus huestes a ocupar calles y locales de votación. Una chusma fanatizada que interpuso una desproporcionada y violenta resistencia a quienes solo intentaban cumplir con su deber. Pedro Sánchez sigue poniendo palos a las ruedas de un frente constitucionalista y pide un diálogo imposible con los golpistas sin definir los límites de ese diálogo ni las condiciones de base de partida que los golpistas no admiten como es la actual Constitución de España. No se negocia ni con los terroristas ni con los golpistas. Pero es que Pedro Sánchez está dispuesto a mercadear con la Soberanía del pueblo español y reconocer la plurinacionalidad. Esa hipocresía sectaria, oportunista y mezquina de Pedro Sánchez que está dispuesto a traicionar y violar derechos fundamentales de los españoles, debe ser denunciada para que los españoles conozcan al individuo y al nuevo partido que le ha encumbrado y le apoya.

Cada día parece más inevitable tener que tomar acciones mucho más contundentes para poder reconducir una situación que se ha descontrolado, tal y como anunció el Delegado del Gobierno de Cataluña refiriéndose a los Mossos. Hay que apartar de una vez a los golpistas del Gobierno de la Generalidad y asumir las competencias hasta conseguir que las aguas se calmen y dominar a los insurgentes. También parece inevitable que deban convocarse nuevas elecciones generales si el Gobierno de España no se atreve a asumir coste político y antepone sus intereses partidistas a los interese generales de España. Se necesita un Gobierno fuerte y el de Mariano Rajoy ha demostrado por segunda vez que no lo es y no está capacitado para cumplir la misión histórica de reprimir la sublevación de una autonomía y detener a los golpistas.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por María Esther Santiago 04.10.17 | 06:59

    De nuevo quiero añadir un comentario tras ver que hoy se ha encargado a la misma jueza que cambió el mandato de la fiscalía, muy bien ideado por su parte, para hacer caer en la trampa al Gobierno Español. Cambio de horarios, cambio de día y los mossos que llaman a las fuerzas del estado para que caigan en la celada perfectamente planeada. .Hoy la "señoria" le dice al traidor Trapero que se "vaya a trabajar". Me temo que su señoría sea "golpista" y necesaria colaboradora. También veo que la Generalidad y la señora Colau animan a poner denuncias ¿a quien? ¿a los jueces amigos?. El gobierno español no se entera de nada.¿Tienen también armas y un ejercicio como dijo Puig.etc?. Me temo que si, sacaron algunas el día del atentado. ¿Se ha planteado el gobierno que esto puede ser posible? ¿Qué intocable catalán es traficante? ¿No saben que lo tienen todo, todo, planeado? ¿No hay nadie en nuestro estado que vaya por delante? Pues, necesitan una escusa para sacar "su ejército" otra trampa.

  • Comentario por María Esther Santiago 03.10.17 | 17:43

    Excelente comentario y visión general con la que estoy plenamente de acuerdo. Según mi criterio el análisis de una cuestión: la jueza colaboradora. La jueza que formaba parte de la trampa planeada. La jueza que desbarató el "mejor planeamiento de la situación". No creo que sea la única dentro de la judicatura catalana. Las noticias son que la señora Colau pone a disposición de los ciudadanos servicios de jurídicos, que la Generalidad pone "denuncias" . No puede ser más que a jueces "amigos". Los golpistas controlan los poderes de un estado. Legislativo, ellos mismos, Ejecutivo, los mossos, que, siguiendo las declaraciones de "Puig.etc" querrán convertir en "ejército", por cierto, ya tienen "buen armamento", ¿quien se dedica al tráfico de armas en Cataluña? ¿Es un "intocable"?. Sigo con mis reflexiones sobre los poderes, el Poder Judicial, visto lo visto, también lo tienen medio controlado, al decir "medio" quiero decir que es su punto más débil urge desactivarlo. La prensa es suya.

Viernes, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031