Un país a la deriva

El hundimiento de España (1)

02.10.17 | 08:30. Archivado en Política Nacional

RAJOY APELA A LA LEGALIDAD EN UN DISCURSO QUE TRASLUCE DESENCANTO Y DECEPCIÓN. PEDRO SÁNCHEZ SE PROPONE COMO EL PACIFICADOR E INTERLOCUTOR.

Anoche como era previsible, aparecieron Carles Puigdemont y todo su Gobierno golpista para proseguir con su farsa y presentarse como víctimas dando un número no contrastado ni verificable de supuestos heridos cerca de 850 dijeron, en la represión violenta de las FFyCCSE al cumplir con su deber de impedir la celebración del referéndum tras la desobediencia de los Mossos a las órdenes judiciales, cínicamente interpretadas como irrealizables. Anoche Carles Puigdemont volvió a aludir a una farsa de referéndum que, gracias a la intervención de las FFyCCSE no pudo llevarse a cabo y tuvo que ser sustituido por una especie de consulta bananera sin ningún tipo de garantías de transparencia en locales inusuales de votación y con unas urnas del todo a cien opacas transportadas en bolsas de basura. Una imagen esa de la basura que resume lo que fue un esperpento que pretendía ser un acto de ejercicio democrático del voto.

Y es que todo está basado en una realidad paralela en una desobediencia continua a las sentencias del Tribunal Constitucional de España, donde los golpistas ignoran consciente y delictivamente la suspensión de todas las leyes y normas emitidas para sustentar este proceso de secesión, como la ley del referéndum, la tramitación exprés en el Parlamento y la ley de Transitoriedad que actúa como una Constitución temporal hasta que se consume la proclamación de independencia y de la República de Cataluña. Y eso es lo realmente importante que los ciudadanos nunca deben obviar ni olvidar. Lo sucedido ayer solo fue una movilización ciudadana promovida por los golpistas de forma absolutamente irresponsable para buscar el enfrentamiento con las FFyCCSE desplazadas a la autonomía ante la duda, después transformada en certeza, de la falta de colaboración de la policía autonómica, los Mossos, que se comportaron desde el primer momento como el brazo armado y cómplice de los secesionistas.

Ya comenté ayer en mi crónica del día de la vergüenza la deslealtad que subyacía tras las declaraciones de Miquel Iceta, del PSC, y el oportunismo traidor y mezquino de Pablo Iglesias, de PODEMOS, o del PNV para ponerse del lado de los golpistas y culpar al Gobierno y al PP de unos excesos de violencia por parte de las FFyCCSE en la neutralización de esa asonada ciudadana que comenzó con la ocupación de colegios y locales electorales la noche anterior al día previsto para el referéndum ilegal. Ninguno de ellos quiso reconocer la actitud de desafío y beligerante de esa multitud donde incluso había unos desaprensivos padres que no dudaron en poner en riesgo a sus hijos en un escenario que nada tenía de pacífico ni de festivo. Una multitud decidida a ser colaboradora de una ilegalidad, engañada o dejada engañar por unos dirigentes sin escrúpulos que llevan años cubriéndose con la bandera estelada, y antes con la senyera, para tapar su vergüenzas, robos y expolio de todos los catalanes y españoles. Una multitud zombi dispuesta a defender las mentiras que durante décadas les han ido inculcando, eso sí, con la absoluta despreocupación y complicidad de los diferentes Gobiernos de España del PSOE y del PP.

Y Mariano Rajoy y antes Soraya Sáenz de Santamaría tienen razón al decir que lo de ayer nunca puede ser llamado un referéndum de autodeterminación, porque no pasa ninguno de los filtros exigibles para serlo y ser reconocido a nivel nacional (ya que nunca hubo una delegación de la Soberanía), ni a nivel internacional que no puede admitir la violación de la Constitución de un país de forma unilateral. No ha habido ningún referéndum, pero sí un intento de engaño con la presentación de una irrealidad basada en una legalidad paralela anulada por la máxima autoridad jurídica de España en materia de derechos, el Tribunal Constitucional. Ese Gobierno y el Parlamento de la Generalidad llevan meses fuera de la ley. Son unos delincuentes y unos golpistas que debieron ser apartados de sus cargos de responsabilidad. Pero no se ha hecho por parte del Gobierno, quizás debido a la falta de apoyo real y a las limitaciones en las medidas a adoptar exigidas por la oposición de PSOE, CIUDADANOS, PNV y otros claramente contrarios y alineados con las tesis separatistas como PODEMOS.

Es por eso que el discurso de anoche de Mariano Rajoy traslucía agotamiento, desencanto y una incontenible frustración por la sensación de absoluta soledad. De ahí que, siempre apelando a la legalidad vigente, y tras señalar a los que han promovido todas las ilegalidades ( Gobierno de la Generalidad, mesa del Parlamento de Cataluña y diputados independentistas, asociaciones independentistas, etc.) como únicos culpables de la indeseable situación de enfrentamiento y solicitar a los golpistas que renuncien a dar nuevos pasos en un camino que no conduce a ninguna parte, ofreciese abrir un diálogo desde la legalidad y anunciase su petición, hoy lunes, para comparecer en el Congreso de los Diputados y su pretensión de convocar a todos los partidos políticos sin excepción para restablecer la normalidad institucional desde la firmeza, serenidad y desde la unidad.

Pero esa unidad, tal como ya adelanté ayer, ha sido cuestionada por Pedro Sánchez que, en unas infames y desleales declaraciones de ayer mismo, junto a las de su portavoz José Luís Ábalos y que anteriormente ya había vomitado su palmero y vocero Miquel Iceta. Un PSOE que aprovecha para posicionarse en una actitud equidistante y elevada para culpar al Gobierno de Mariano Rajoy de incompetencia y al Gobierno de la Generalidad de haberse salido de la legalidad y sacar la suya a la calle. Eso tras haber lamentado y condenado la fuerza empleada por las FFyCCSE en el cumplimiento de su deber y dar su apoyo a las supuestas “víctimas”. Una actitud cínica e hipócrita en quien había dado su apoyo a la toma de medidas pero maniatando y poniendo en riesgo a quienes debían suplir la deslealtad de los Mossos y enfrentarse a una muchedumbre manipulada y exaltada por unos dirigentes sin escrúpulos. Tras lo anterior, se ofreció como el pacificador e interlocutor al resto de las fuerzas políticas, usurpando lo que es, sin duda, competencia del actual Presidente del Gobierno y el partido con mayor representación parlamentaria. Un ofrecimiento que solo oculta el verdadero objetivo de erigirse en líder de una previsible moción de censura en la que al parecer ya cuenta con apoyos suficientes.

No por esperada deja de ser vergonzosa la actitud oportunista, desleal y miserable de Pedro Sánchez, más preocupado por su futuro y asaltar el poder para vender la Soberanía Nacional y ceder al chantaje secesionista intentando no reformar la Constitución sino presentar su plan de plurinacionalidad a los españoles en un trágala cuya alternativa es la fragmentación y declaraciones unilaterales de independencia. Y este sujeto es el que dice que respeta la legalidad.

Hoy comienza el hundimiento de España otra vez traicionada por el partido socialista dispuesto a dividir a la sociedad española y enfrentarla del mismo modo en que los golpistas del Gobierno de la Generalidad y los partidos secesionistas de PDecAT, ERC, CUP y marcas regionales de PODEMOS han hecho con la sociedad en Cataluña, fragmentada en dos mitades irreconciliables. Si queremos evitarlo, los españoles que no deseamos la destrucción de España debemos ser conscientes de que ningún partido político ya nos representa ni va a defender nuestros intereses. Así que deberemos ser nosotros, como ya hicimos al manifestarnos solos en las ciudades de España, los que asumamos, como en otras etapas de la Historia de España, nuestra respuesta como pueblo. La libertad se gana y se mantiene viva luchando por ella.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 23 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031