Un país a la deriva

Golpe de Estado en marcha (13)

18.09.17 | 08:06. Archivado en Política Nacional

EL PLURINACIONALISTA PEDRO SÁNCHEZ CULPA A RAJOY DE NO HABER DIALOGADO ANTES.

Con socios así, aunque sea por conveniencia y obligación, no hace falta enemigos que te debiliten. Porque hay que tener mucho cinismo y ser un hipócrita redomado, como en efecto es este renacido Secretario General del PODEPSOEMOS, para seguir reclamando un diálogo que nunca tuvo oportunidad alguna, por una simple razón, porque el independentismo solo quería dialogar de cómo se rendía el Estado de Derecho, permitiéndoles hacer un referéndum vinculante robando la Soberanía al pueblo español y adjudicándosela de forma exclusiva a un inexistente “pueblo catalán”. Porque este es un tipejo que no para de lanzar ideas tan funestas como que España es una nación de naciones, y que da por supuesto la existencia de pueblos diferenciados del español que como tales tienen derecho a decidir su futuro. Una aberración propia de quien nunca se ha sentido realmente parte integrante de este proyecto común que es España, la única nación reconocida internacionalmente, aunque Zapatero dijese aquella gilipollez de que "nación es un concepto discutido y discutible".

Porque de sobra saben estos especuladores apátridas que el hecho de haber nacido en un determinado territorio de España, sea este peninsular, insular o en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, otorga de forma automática la nacionalidad española. Y un español tiene igualmente el derecho a residir en cualquier parte de territorio nacional. Eso sí, cada territorio, región o autonomía, tiene sus propias peculiaridades tanto en el orden cultural como algunas incluso lingüísticas (que también es cultura). De hecho, la Constitución de España de 1978 ha sido la primera ley que reconoce oficialmente el derecho a hablar esas lenguas en esos territorios, considerándolas cooficiales junto al español, lengua común de todos los españoles. Y eso, que es lógico como defensa del llamado acervo cultural, pierde su esencia cuando desde el poder político se usa, como han hecho los partidos nacionalistas independentistas, como ariete de concienciación y dogmatización de las nuevas generaciones de españoles de esas comunidades.

El fracaso del sistema autonómico ha venido como consecuencia de este uso bastardo discriminatorio del idioma autóctono y también del falseamiento de la Historia, en el momento en que a una sociedad se le convence de que es especial y diferente del resto de la sociedad española, de que tiene unos derechos históricos (incluso deudas históricas por parte del resto de España) y que está siendo reprimida por un Estado opresor y depredador. Se manipulan los sentimientos y se apela a ellos para formar una opinión de rechazo y odio a todo lo que representa España, sus usos y costumbres más típicas y tópicas, a las que consideran contaminadoras y no representativas de las que les han inculcado como propias. Se ha fomentado un fundamentalismo ideológico excluyente que considera legítimas sus aspiraciones de independencia, al asumir que ese territorio de España, por el hecho de haber nacido allí, les pertenece de forma exclusiva. Ellos se constituyen en pueblo porque así se lo han asegurado machaconamente desde que nacieron.

Y con este tipo de fanáticos Sr. Sánchez, ¿Qué tipo de diálogo se puede tener? Lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Lo que pretenden es que les allanemos el camino en su aspiración a separarse de España, y como ahora, avalados en unas leyes inconstitucionales y en una farsa de referéndum igualmente inconstitucional, ya que se trata de decidir nada menos que destruir nuestra nación, España, robando la Soberanía, es decir el derecho a decidir al resto del pueblo español. Porque un catalán es tan español como un murciano o un melillense o un canario. EL haber nacido en Cataluña o haber adquirido la condición administrativa de residente por haber decidido establecerse allí, no le da más derechos que a quien haya nacido en Córdoba o siendo cordobés resida y trabaje en La Coruña. Eso es simplemente una cuestión formal administrativa que se llama empadronamiento. El hecho de hablar catalán, gallego o vasco solo es un suplemento cultural como para un belga lo es hablar francés y flamenco (dialecto del holandés), o para un Suizo hablar alemán, francés e italiano. Eso no añade derechos salvo el de usarlas como lenguas vehiculares en sus autonomías junto al idioma común de España, el español.

No ha sido la falta de diálogo lo que ha llevado a esta situación, sino, por un lado, la dejación de los diferentes Gobiernos de España desde la transición, cediendo a las incesantes reivindicaciones de los nacionalistas y dejándoles hacer a su antojo en sus autonomías, en ese adoctrinamiento de generaciones de españoles. Y por otro lado, la debilidad manifiesta, la desunión y la existencia de nuevos partidos políticos anti sistema y apátridas, que ha sido aprovechada por el nacionalismo, radicalizado a posiciones independentistas, a lanzar su órdago al Estado de Derecho presentando su ultimátum en una mesa de capitulación, que no de diálogo.

Solo faltaba que viniera ahora este profeta de la plurinacionalidad para terminar de dar el “cachetazo” a un animal herido de muerte incapaz de defenderse. Pedro Sánchez no es de fiar y si mantiene ahora una posición constitucionalista es solo por razones puramente oportunistas. Solo espera ver cómo el Gobierno del PP se desgasta tomando medidas coactivas ineludibles ante la gravedad del desafío de los secesionistas. Dice apoyarlas, pero falta saber si llegado el momento de aplicarlas no se alineará con aquellos que, como el PNV, ponen trabas y limitaciones a los medios y las respuestas del Estado. Porque lo único cierto es que el Estado de Derecho no puede permitir que los golpistas se salgan con la suya, porque eso significaría el final de este sistema democrático legitimado por la Constitución de España aprobada por la inmensa mayoría de los españoles. Con los delincuentes y terroristas no se dialoga, se les detiene y se les juzga.

¡Que pasen un buen dia!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Martes, 17 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031