Un país a la deriva

Siempre hay un tonto útil.

05.09.17 | 12:18. Archivado en Política Nacional

Ya no sé qué pensar de este individuo que increíblemente accedió al cargo de Secretario General del PSOE. Tras la patochada demagógica y nuevo mantra del “España es una nación de naciones”, ahora, tras las vacaciones estivales, deja caer que “todas las naciones son España” y aclara que para él eso significa que al menos existen las siguientes naciones: “España, Cataluña, El País Vasco y Galicia”, pudiendo otras considerarse como naciones. Y por si no queda claro, explica la diferencia entre “nación” y Estado”, siendo este último un ente superior que puede comprender varias naciones. Y como verán, el lío mental conceptual que ha adquirido para justificar su primera patochada va “in crescendo”. Y me pregunto si ¿no habrá nadie en el PSOE que ponga un poco de cordura y sensatez a toda esta barrabasada?

O sea que España -Estado, está integrada aparte de sí misma, España -nación, por otras tres naciones: Cataluña, País Vasco y Galicia. Y se queda tan pancho y orgulloso de haber parido semejante imbecilidad. Porque no otra cosa es a estas alturas querer identificar diferencias culturales, incluso lingüísticas, como signos identificadores de poblaciones (pueblos o naciones) tipo como la nación Sioux o la de los Apaches, reconocidas como autóctonas y con sus territorios “reservas” dentro de los USA. Una aberración histórica inadmisible en el caso de un territorio como el de la península Ibérica desde la migración de pueblos de origen indoeuropeos, diversas colonizaciones de fenicios, romanos, visigodos ostrogodos, musulmanes, con sus diferentes culturas, usos, costumbres y religiones, hasta que ya en el siglo XV se produjo la unificación del territorio y gentes en un único Reino como único Estado, el más antiguo de la era moderna de Europa. Y eso con independencia de los vaivenes de límites territoriales y coloniales hasta el reconocimiento final por la ONU de las fronteras actuales.

Y viene ahora este revolucionario ideólogo de feria a decirnos lo que España debería ser para satisfacer las ansias de poder de unos politicastros demagogos y populacheros a los que no les importa enfrentar a la sociedad para conseguir sus fines. Y, como en el caso de este alelado, siempre aparece un tonto útil dispuesto a satisfacer las demandas de los abanderados de las reivindicaciones históricas con sus respectivas “deudas” del resto de ciudadanos para con ellos por supuestos agravios. Una Historia que no dudan en tergiversar y falsear para adecuarla a sus pretensiones, llegando a confundir una riqueza cultural como razón de peso para reclamar un estatus diferenciador e inexistentes derechos como el de la autodeterminación, o lo que es lo mismo, la independencia. Y en esas estamos. Ya tenemos a varios tontos útiles que aceptan esta mercancía dañada sin hacer valer lo que es la Historia real y siglos de convivencia.

Y este es el líder del principal partido de la oposición del que depende la unidad de acción contra el desafío secesionista lanzado desde el Gobierno de la Generalidad y el Parlamento autonómico de Cataluña. Un desafío que parte de la ilegalidad manifiesta de suponer que el Estatuto de Autonomía está por encima de la Constitución de España y que el Parlamento de Cataluña se legitima no por la Constitución de España que recoge el sistema autonómico y las transferencias de competencias del Estado, sino por la voluntad del “pueblo de Cataluña” y que es a él al que deben lealtad. Una doble falsedad que choca frontalmente con la legalidad vigente y que será causa de la respuesta del Estado, del Gobierno de España como su máximo representante, para devolver la legalidad a las Instituciones en Cataluña.

No es de extrañar el que aquellos que están claramente posicionados en el proceso secesionista se intenten justificar en esas lealtades e interpretaciones del origen de las legitimidades para la comisión de sus actuaciones delictivas. Para ello no dudan en mentir al resto para vencer sus reticencias y asegurarles, aun siendo falso, que sus actuaciones son completamente legales y democráticas. Y ni lo uno ni lo otro. Se trata simple y llanamente de un golpe de Estado, de un delito de sedición disfrazado de “movimiento democrático”, como ha llegado a calificarlo PODEMOS en una clara intencionalidad golpista al negar al propia Ley, la Constitución, como fuente de toda legitimidad democrática. Y un referéndum del tipo que plantean los dirigentes catalanes, no es en absoluto democrático, ya que usurpa una soberanía al resto del pueblo español.

Poner las urnas es un acto democrático siempre que cumpla con todos los requisitos exigibles. Y el primero de ellos es en función del tipo de consulta y del alcance de la misma, quienes son los llamados a ser consultados. Y es evidente que en el caso de una posible secesión de una parte del territorio de España, los llamados deben de ser todos los españoles y no solo un grupo limitado por el hecho de ser los directamente afectados al residir en ese territorio. Votar en libertad es uno de los signos de la existencia de democracia, pero existen otros factores que deben contemplarse para que el proceso global se pueda considerar democrático y válido para legitimar resoluciones. En este caso no se cumplen las condiciones exigibles y por tanto no es democrático.

Quiero pensar que en este nuevo PSOE en el que parecen dominar ideas tan peregrinas como las que lleva propalando su renacido líder, aún quedan verdaderos políticos con sentido de Estado y con el sentido común suficiente como para no dar alas a estas veleidades territoriales, que en nada tienen de imaginativas y sí de estrafalarias e inoportunas. NI España es una nación de naciones, ni todas las naciones son España, ni España se contiene a sí misma y a otras tres como naciones. Eso es una absoluta imbecilidad.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Alef 05.09.17 | 16:55

    La definición de nación de naciones requiere cambiar de nombre el país, de lo contrario, como España es también una nación, estaríamos ante un conjunto que se contiene a sí mismo como miembro (paradoja de Russell). Algo así como el saco que contiene a todos los sacos: debería estar dentro de él mismo porque también él es un saco. En fin, que el invento se puede ir a tomar por ídem.

Viernes, 24 de noviembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930