Un país a la deriva

Cuba: Lazos de sangre y algo más.

04.09.17 | 08:52. Archivado en Política Nacional

¿Qué hace el Ministro de Exteriores Alfonso Dastis en Cuba? Pues al parecer, preparar una visita de Estado del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy o del Jefe del Estado, el Rey D. Felipe. Una visita que se engloba dentro de las inconfesables relaciones de los diferentes Gobiernos de España de la democracia, con el régimen dictatorial comunista de los Castro. Unas relaciones basadas básicamente en el emporio turístico de empresas españolas en esa zona del Caribe, que ocuparon el vacío dejado por las empresas de los USA tras el triunfo de la revolución castrista. Una colonización que nunca ha considerado la situación deprimida de los trabajadores cubanos, ni sus intentos infructuosos de devolver la democracia a su país, por la firme represión del régimen castrista. Una política que disfraza intereses económicos estratégicos, con supuestos avances en la apertura del régimen dictatorial en cuestión de muy limitadas libertades.

Con esta nueva visita se daría continuidad a la retomada, tras años de la dictadura franquista, en 1986 por el primer Gobierno de la democracia del PSOE con Felipe González, a la que años más tarde siguió en 1999 la de José María Aznar como Presidente del Gobierno junto al Rey D. Juan Carlos para asistir a la cumbre iberoamericana en La Habana. Esta sería pues, la primera visita oficial de un Presidente de Gobierno del PP o del Jefe del Estado, el Rey D. Felipe, como forma de dar un espaldarazo a las limitadas y débiles medidas de apertura del régimen castrista, algo que solo los muy optimistas como el expresidente de los USA, Barak Obama, dio por bueno tras años de aislamiento de la isla e intento de asfixia del régimen. Un cambio de actitud cuya imagen más mediática fue la del retorno de cruceros de turistas americanos haciendo escala en la isla.

Y siempre habrá quien dirá que España tiene con Cuba y los cubanos una relación muy especial, no solo de consanguinidad y siglos de historia, que solo ha sido enturbiada por estas décadas de dictadura del régimen de los Castro. Pero ese relato casi romántico se ve manchado por el pragmatismo e insensibilidad de la economía y del posicionamiento estratégico ante un mercado que puede abrirse tras décadas de aislamiento. Hay mucho que recuperar tras este paréntesis involucionista que está suponiendo aún la permanencia del régimen. Hay mucho donde invertir y mucho donde reconstruir. Toda una oportunidad para quienes se busquen un buen puesto de salida cuando la apertura hacia la democracia sea una realidad. Y es indudable que el sector turístico ya parte de una posición de privilegio al llevar décadas instalado con sus imponentes complejos hoteleros.

En mi opinión, no ha habido ningún movimiento adicional del régimen castrista cubano que justifique el acuerdo de esta visita de Estado. Al contrario, creo que el régimen ha vuelto a enrocarse y endurecer la respuesta contra la llamada disidencia, a la que a nadie parece importarle. Como cualquier dictadura, y mucho más en esta tan personalísima y dinástica de la familia Castro, existe una resistencia feroz a permitir cualquier movimiento que la amenace. Y no hay mayor amenaza que avanzar hacia la democracia real. Ejemplos los tenemos en regímenes como el de Chávez y Maduro en Venezuela, o el más peligroso y temible del de Kim Jong Un en Corea del Norte. Y los Castro no iban a ser una excepción y entregar el poder sin más.

No basta con hacer gestos de tipo cosmético para dar la idea de apertura democrática. Hay que profundizar y avanzar en un programa de transición, mejorando el que tuvimos en España, donde la escasa disidencia tenga la oportunidad de desarrollarse y desenvolverse con total libertad para proponer su modelo de Estado a un pueblo que lleva décadas sometido y adoctrinado por el régimen comunista en el pensamiento único. Un pueblo obligado a huir a los USA y al extranjero tras la revolución y cuyos descendientes, como los afincados en Miami (Florida) en la llamada "pequeña Cuba", ya no comparten los mismos sentimientos hacia un retorno a la que ya no consideran su nación. Solo el tiempo y la educación en libertad de las nuevas generaciones de cubanos harán posible la vuelta a la democracia de Cuba.

Creo que el Gobierno de Mariano Rajoy debería dar explicaciones sobre este repentino y ajetreado viaje preparatorio del Ministro de Exteriores de una próxima visita de Estado cuyas motivaciones no están nada claras, salvo por unas inconfesables razones oportunistas comerciales. Una actitud de hipocresía y oportunismo que solo puede servir para reforzar la permanencia del régimen castrista y dilatar un avance real hacia la democracia.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 22 de noviembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Noviembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
      12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930