Un país a la deriva

Enemigos de España.

02.09.17 | 09:28. Archivado en Política Nacional

Siempre nos esforzamos en buscar el porqué de las cosas y darles un sentido lógico, pero el hecho es que, en la mayoría de los casos, se termina por no encontrar una explicación convincente. Una de esas preguntas que solemos hacernos es ¿qué hace que un joven de familia media, nacido en democracia se radicalice y odie, empezando por su propio país, todo aquello que hace posible que pueda educarse y formarse como persona en libertad? ¿Influye en ello el entorno familiar y las ideas preconcebidas de sus progenitores y ambiente familiar? Lo que parece claro es que es un proceso complejo que marca profundamente el carácter de la persona y tendrá una influencia decisiva a lo largo de su vida en el afianzamiento de su personalidad. Uno de los casos más dignos de analizar es sin duda el del líder y uno de los fundadores del partido de los anillos morados, PODEMOS, Pablo Manuel Iglesias Turrión. Un hombre en el umbral de los 40 años, que según biografías no autorizadas publicadas en internet, era de una familia pequeño burguesa donde el padre era Inspector de Trabajo, profesor de Historia y antiguo miembro del FRAP, y su madre una abogada de Comisiones obreras.

Su formación juvenil se desarrolló en el conflictivo barrio, típicamente obrero, de Vallecas en Madrid donde pronto ingresó en la Unión de Juventudes Comunistas de España, en la que permaneció hasta los 21 años. Estudia en primer término Derecho licenciándose a los 23 años, momento en el que comienza la carrera de Ciencias Políticas y de la Administración, licenciándose con premio extraordinario en el 2004. Dos años más tarde se integra en la fundación CEPS (la misma donde trabajan los camaradas que serían posteriormente el núcleo del nuevo partido de izquierda de PODEMOS) y en el 2008 obtiene el certificado de docencia y ejerce de profesor interino en la Facultad de Ciencias políticas de la Universidad Complutense de Madrid hasta el 2014 en el que se dedica en pleno a su partido del que fue elegido Secretario General. Pero lo importante es en realidad no tanto lo conseguido sino sus actuaciones y movimientos y declaraciones en ese largo periodo de formación personal y activismo de izquierdas desde los 14 a los 30 años en su evolución de pensamiento político.

Y desde luego lo que destaca es una progresiva radicalización de posicionamientos y la reivindicación de una obsoleta “lucha de clases” contra los poderes oligárquicos en España. Un pensamiento comunista extremo que se aleja del digamos tradicional y pragmático del PCE de la transición de Santiago Carrillo y se acerca al concepto revolucionario bolivariano. Una influencia que se acrecienta en su participación en el CEPS bajo la dirección ideológica de un antiguo profesor de la Facultad, Juan Carlos Monedero, ideólogo del germen y partícipe en la fundación del nuevo partido. Una evolución que resulta evidente en virtud de los numerosos documentos audio visuales existentes donde aparece este joven Iglesias, en su participación destacada en escraches, manifestaciones y demás actos de repulsa contra las políticas que consideraban anti sociales y personajes políticos relevantes.

Y como siempre, nunca se sabe si es el personaje el que termina por imponerse a la persona, o es la propia persona la que termina por hacerse el personaje como consecuencia natural de una evolución, cuyo final se puede prever por el camino emprendido. Y desde luego, lo que se destaca es la innegable fuerte personalidad y la determinación que muestra en la persecución de sus objetivos, que ha afianzado un carácter autoritario del que se siente en posesión de la razón y no admite crítica, réplica ni cuestionamiento a su liderazgo. Una actitud que puede llevarle al fracaso de su empresa precisamente por aplicar modos autoritarios incompatibles con la naturaleza circular de los famosos anillos de debate del partido que fundó.

El caso es que este personaje que nació como algo anecdótico y casi folclórico, aupado por los medios de comunicación audio visuales, se ha convertido en el líder de un partido que aglutina a más de cinco millones de votantes de una ultra izquierda radicalizada que persigue, entre otras cosas, asaltar el poder para acabar con el actual sistema de libertades e imponernos su visión involucionista bolivariana. Para ello no duda en abrazar ideologías nacionalistas separatistas, cuestionar la Constitución de España, el mismísimo sistema de debate parlamentario y apuntarse a la existencia de unos pueblos diferenciados dentro de España a los que reconoce igualmente el derecho a decidir su futuro. Es decir, cuestiona la misma existencia de esta nación, España, y se convierte por tanto en un apátrida que desprecia la Historia, aquella que enseñaba su padre, y se acomoda la suya propia en un alarde de cinismo a la que llama “patria”.

Y es claro que la patria de este individuo no es la patria que deseamos y defendemos todos los españoles. Y que el pueblo al que pretende pertenecer no es lo que todos los demás consideramos como el pueblo español, del que quiere hacer distinción por razón de su lugar de nacimiento. Alguien que apoya de forma explícita el soberanismo de Cataluña reivindicado por el nacionalismo secesionista político de Cataluña, enemigos de España y la celebración de un referéndum inconstitucional, es también un enemigo de España. A ningún líder de un partido democrático en España puede consentírsele confabular y promover la destrucción de España. Ningún partido político que persiga mediante la insumisión y la rebeldía institucional la fragmentación de España puede estar homologado para desarrollar su actividad de forma legal. Ningún partido que rechace el foro parlamentario del Paramento de España y use la calle como forma legítima de imponer las ideas, puede seguir formando parte del sistema democrático.

Se dice que las personas no nacen, sino que se hacen, pero en realidad existen condicionantes, influencias y circunstancias del entorno personales, familiares y de relación que influyen decisivamente en el carácter y la personalidad. Algunos le llaman destino y otros predestino. En este caso parece haber habido un claro predestino en la evolución del pensamiento de este personaje nefasto para el futuro inmediato de España.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Andrés 07.11.17 | 15:59

    Hola soy de Perú, y si al inicio cuando escuche y vi su programa en hispantv me pareció bien al principio, luego al escucharlo mad a fondo me di cuenta que el Señor Iglesias le abría lad puertas a la posibilidad de romper la unidad de su propio país bajo cualquier términó me parece inaceptable, mas aún si utiliza la legalidad del país que lo cobija para destruirlo, en vez de cuidarlo y luchar por las cosas que los une.

Martes, 21 de noviembre

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930