Un país a la deriva

De bolardos y bastardos.

18.08.17 | 18:36. Archivado en Política Nacional

No existe protección total contra quien quiere atentar y provocar una masacre como las que se han producido en los últimos atentados yihadistas en ciudades de la UE como Londres, París, Berlín, Estocolmo, Niza y ahora Barcelona. El “modus operandi” de usar un vehículo pesado, camión o furgoneta, o todo terrenos a modo de tanqueta de asalto contra la población civil indefensa y desprevenida que pasea tranquilamente por avenidas peatonales, cumple con el doble objetivo de sencillez y eficacia. No se necesita un entrenamiento especial ni manejo de armamento, el propio vehículo se convierte en la más eficaz arma. Una debilidad que solo parcialmente se puede reducir mediante el uso de los famosos bolardos de acero escamoteados en el terreno o la colocación de elementos pesados disuasorios como son las conocidas “jardineras decorativas” o bloques de hormigón armado ocupando el espacio libre de acceso. Un sistema que ha demostrado su eficacia sobre el terreno en el control de acceso en zonas de conflicto bélico a instalaciones sensibles como son los edificios oficiales, acuartelamientos de tropas, etc.

>> Sigue...


Jueves, 20 de junio

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Hemeroteca