Un país a la deriva

Un deseo inconfensable.

03.08.17 | 17:38. Archivado en Política Nacional

¿Qué pasaría si fuera el PSOE el que estuviera al frente del Gobierno de España? Pues que habría accedido a todas las exigencias de los independentistas catalanes. De hecho, Zapatero ya lo hizo al aprobar el Estatuto inconstitucional presentado al alimón por el PSC de Maragall y CiU de Artur Mas y el clan de los Pujol. El mismo Estatuto que ahora ponen de excusa los secesionistas para justificar la ruptura con la legalidad pactada en 1978, desde el momento en que el PP logró la revisión y anulación de los principales artículos inconstitucionales por parte del Tribunal Constitucional. Porque lo que pretendían y siguen pretendiendo los secesionistas es dar una base legal de Estado a Cataluña en plan de igualdad con el que tiene España, para así poder justificar en un momento el siguiente paso a la independencia, último y único objetivo. Y en eso, el PSOE con su socio federado el PSC, ha tenido y sigue teniendo un papel fundamental, el de tonto útil para los fines separatistas.

Así que es normal que una dirigente de las llamadas “sanchistas”, la ex ministra de Medio Ambiente de Zapatero, Cristina Narbona, venga ahora con el discurso fatalista de que “habrá referéndum el 1 de octubre, que habrá urnas pero que será “un simple recuento sin valor jurídico”. Y es que al PSOE de Pedro Sánchez es evidente que lo de la legalidad vigente y el cumplimiento de la ley le trae sin cuidado y da por hecho que el Estado, es decir el Gobierno de España, permitirá el que los sediciosos logren la foto de miles de urnas, esta vez no de cartón, repartidas por toda la comunidad autónoma en colegios ilegalmente abiertos y con papeletas donde se solicita nada menos que una parte de españoles voten si quieren o no la independencia de esa comunidad. Y claro, como bien dijo un secesionista de la ANC, solo irán a votar aquellos que ya están convencidos de apoyar la independencia, porque los que no lo están, no participarán de lo que consideran un fraude y una farsa. De modo que lo normal sea que gane el “sí” por abrumadora mayoría como ya pasó en la jornada del 9 de noviembre del 2014.

Cristina Narbona solo expresa lo que hubiera hecho un Gobierno presidido por Zapatero o por Pedro Sánchez, pactar una consulta no vinculante pero que sería tomada como base para reformar la Constitución de España y reconocer un nuevo sistema de Estado plurinacional a la carta y asimétrico, algo que solo convendría a los intereses de los secesionistas de cara a permanecer en la UE, una opción que hoy por hoy tienen completamente vedado. Y sí, ya sabemos de lo que es capaz este PSOE en su tercera vía de negociación, en esa que abraza el impresentable histriónico bailongo de Miquel Iceta, de ese PSC asociado con el PSOE para vergüenza del resto de federaciones socialistas.

Y es que la trampa a la que nos quieren llevar a base de mentiras y de falsas promesas estos apátridas capaces de traicionar a España y a cuantos hagan falta con tal de alcanzar el poder, es que permitiendo ese referéndum, al que llaman “consulta sin valor jurídico”, ya se está reconociendo un derecho inexistente a decidir y la naturaleza jurídica del pueblo catalán diferenciado del único reconocido como tal, el español. Ese referéndum no se debe permitir que se celebre si no se quiere deslegitimar a la misma Constitución y al pueblo español que fue el que la legitimó con su voto en referéndum. Lo que insinúa Cristina Narbona es que el Estado de Derecho va a permitir un nuevo 9N y que el PSOE, como ya ha dicho otro dirigente sanchista, tratará de impedir que se aplique la ley, es decir, la Constitución y su famoso artículo 155, por el que el Estado asume el control de todas aquellas competencias necesarias para neutralizar este acto de rebeldía y sedición.

Hasta ahora ya éramos conscientes algunos de la actitud equidistante de esta facción, al parecer ahora mayoritaria del PSOE que, tras un breve paréntesis, ha recuperado el poder de manos del mayor impostor, falsario y ambicioso líder que ha llevado las riendas del PSOE. Y eso que parecía imposible, el que se pudiera superar el sectarismo y el daño ocasionado por Zapatero, culpable del origen del problema con su “Pascual, aprobaremos todo lo que venga de Cataluña”, su política de enfrentamiento guerra civilista anacrónico promulgando una tendenciosa y sectaria "Ley de memoria histórica” y su patético antimilitarismo huyendo de Iraq y nombrando como JEMAD a un radical anti sistema apodado por sus compañeros como “Julio el rojo”.

Cristina Narbona viene a dejar abierta una puerta que debería estar bajo siete llaves y protegida con sistemas anti intrusión, nada menos que es la puerta de la cámara acorazada donde se guarda el tesoro más valioso de España, su Constitución, la Ley de leyes que garantiza la unidad como nación y los derechos de todos los españoles. Su propuesta es dejar que alguien piense que puede robarla con total impunidad. Simplemente es vomitivo y lo único que demuestra es la nula confianza que los españoles podemos tener en los actuales dirigentes del PSOE que, otra vez más, vuelve a desempeñar un papel vergonzoso en unos momentos en que lo que se precisa es la unidad de todos los demócratas que defendemos la legalidad vigente, sin fisuras, aunque dispuestos a un diálogo constructivo, pero siempre dentro del marco de la ley, no fuera de él, como pretenden los secesionistas, ni buscando atajos imposibles como pretende este irreconocible PSOE de Pedro Sánchez. Lo que Cristina Narbona expresa es solo un deseo inconfesable de lo que les gustaría que sucediera a estos del PSOE de Sánchez, y es que Rajoy no se atreva a hacer nada y esperar a ver lo que pasa, para seguidamente el día 2 de octubre forzar una mesa de diálogo imposible con España como tarta a repartir.

Estos embaucadores y falsarios profetas deben saber que siempre nos van a tener enfrente y que, si el PP no quiere colaborar a la destrucción de España, está obligado a no dudar esta vez, como ya hizo en aquél vergonzoso 9N, a impedir que los secesionistas y sus colaboradores y simpatizantes, logren su objetivo y obtengan su foto de victoria con unas urnas y unos rebeldes depositando las papeletas. Esa foto no se debe dar en ningún caso y la única forma de impedirlo es tomando el control antes de que puedan consumarlo. El crédito de España y su futuro como nación están en juego.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 11 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031