Un país a la deriva

La moción de Pedro Sánchez.

16.06.17 | 10:07. Archivado en Política Nacional

¿Qué podíamos esperar del ambicioso Pedro Sánchez? Volver a las andadas. Pero ahora lo va a tener mucho más fácil tras su victoria en las primarias y su asalto al Comité Ejecutivo Federal que recibirá el apoyo de un Congreso dominado por sus partidarios y donde la disidencia ha sido ya anulada o integrada, como es el caso de Patxi López, el corcho flotante, y de Fernández Vara, un camaleón de la política de ideología acomodaticia y oportunista. Así que solo falta ultimar los detalles del pacto que ya casi se había logrado en las horas previas a su destitución cese en octubre del pasado año, donde no dudó en traicionar al PSOE ignorando las líneas rojas marcadas por el Comité Federal anterior. Le puede la ansiedad y Pablo Iglesias se la sacia asegurándole el apoyo de las fuerzas secesionistas catalanas. Y eso es algo que Pedro Sánchez no está dispuesto a desperdiciar otra vez. La única duda es si esta moción la presentará de modo sorpresa antes del cierre del verano, o esperará al retorno parlamentario para hacerlo.

Mal haría Mariano Rajoy en creerse seguro tras la aprobación de los Presupuestos Generales. No está nada garantizado y una simple maniobra como la presentación de la nueva moción de censura con Pedro Sánchez como candidato, dejaría al Presidente del Gobierno sin posibilidad de apretar “el botón rojo” del adelanto electoral. Y no solo perdería la iniciativa, sino que se arriesga a que la nueva moción prospere y sea investido Pedro Sánchez como el nuevo Presidente. No creo que merezca la pena apostar sabiendo que hay mucho en juego. Y aunque muchos digan lo contrario, las cuentas pueden salir por lo que se llama confluencia de intereses. Y nadie puede negar que esa confluencia existe desde el secesionismo catalán, los partidos proetarras y los de PODEMOS, cuya afinidad por ambas posturas es de sobra conocida. Y sobre todo, porque el “nuevo PSOE que lidera el revanchista Pedro Sánchez, ya no tiene nada que ver, al menos en la mitad de su militancia, con aquél PSOE de la transición ni de la democracia.

Pedro Sánchez ha abrazado el radicalismo de la izquierda más retrógrada e involucionista, abjurando de la actual Constitución y declarándose abiertamente federalista asimétrico. Un sujeto que asegura que España es “una nación de naciones”, que acepta “el derecho decidir de los pueblos” y que está dispuesto a implantar un sistema que ya se ha demostrado lesivo para los intereses de España. Propone volver a las nacionalizaciones de servicios esenciales y la resurrección de las ruinosas y politizadas Cajas de Ahorros donde los partidos políticos fueron los principales culpables de su ruina y posterior rescate a costa de aumentar la deuda nacional en más de 60.000 millones de euros. Un sujeto, al que solo le preocupa ocupar el cargo de Presidente del Gobierno, aunque sea por horas o por días.

Hace tiempo que se sabía que Pedro Sánchez no es de fiar. Esta realidad fue la que el anterior Comité Federal obvió al no tomar medidas mucho más drásticas respecto a la militancia de aquél que palmariamente les había traicionado. Ese error de bulto fue el que propició el resurgimiento de un individuo que aprovechó el victimismo y un mensaje radical hacia la militancia para sembrar de discordia y resentimiento a quienes ya habían mostrado su desacuerdo por las medidas sensatas adoptadas por la nueva Gestora, como fue la de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy propiciando la formación de un Gobierno en minoría del PP. Una postura que se transformó en voto negativo en la sesión de aprobación a los Presupuestos Generales. Ahora el “nuevo PSOE” avanza con un exultante Pedro Sánchez capaz de llevar al PSOE a la irrelevancia política y sumisión a su más encarnizado enemigo, PODEMOS.

Los errores se pagan. Lo malo es que el precio que pagará el PSOE derrotado va a ser inasumible. Está claro que ni Mariano Rajoy ni el PP, ni aquellos que no quieran ver cómo las fuerzas secesionistas y la radicalidad terminan por adueñarse de España para destruirla, pueden permanecer pasivos. Hay que dar una respuesta y la única es no infra valorar al enemigo y su tenacidad y determinación para conseguir sus objetivos. Ya lo hizo una vez el Comité Federal del PSOE y la Gestora con Pedro Sánchez y a la vista están las consecuencias de su candidez y falta de previsión.

Yo no digo que la solución sea fácil, pero es clara la urgencia en dar una respuesta. La salida puede ser la de “apretar el botón rojo” de la disolución de las Cámaras y la convocatoria de elecciones generales. Es verdad que ello conllevaría el que Pedro Sánchez logre otra vez su escaño de Diputado, pero aquí hemos de apostar que muchos socialistas decidan no darle su voto y abstenerse y conseguir una tercera y definitiva debacle electoral que acabe políticamente de una vez con tan pernicioso elemento. Pedro Sánchez es un francotirador refugiado en el extremismo radical de izquierda al que hay que descubrir y neutralizar antes de que consiga abatir definitivamente a ese otro 50% de la militancia que no le votó en las primarias.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por Àngel Drach 18.06.17 | 11:49

    No debe Ud. preocuparse, Dn.Vicente. Pedro Sánchez, de momento, sólo està preocupado por su Congreso y por quitar de enmedio a toda la morralla que lo quitó a él con una maniobra política, sucia y desagradable, que pasará a la posteridad como el ejemplo de lo que nunca un Partido debe hacer. Y tiene mucho trabajo en limpiar de morralla todo el Partido.
    Por lo demás, nada ha cambiado. Se arrodilló ante Rajoy y no va a hacer nada contra él. No va a hacer nada contra la corrupción galopante ni contra el Gobierno que la permite. Como hasta ahora mismo ha hecho.
    Creo que el Psoe acabará como los Partidos llamados, no sé muy bién por que, Socialistas del inmediato entorno. Francia, Italia, Grecia. Incluso Alemania. Están ya políticamente acabados!.
    No se preocupe!
    Saludos

Sábado, 24 de junio

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930