Un país a la deriva

La democracia impostada de PODEMOS.

13.06.17 | 08:31. Archivado en Política Nacional

La corriente más reaccionaria e involucionista integrada en PODEMOS, los anticapitalistas o “anticapis”, han terminado por desnudar el verdadero pensamiento de esa formación de ultra izquierda radical que forma PODEMOS y sus confluencias junto a IU en esa coalición de “UNIDOS PODEMOS”. Lo dice su propio cabeza visible, Miguel Urban, que tras soltar que “las leyes no pueden estar por encima de la democracia”, aclara en la red social tweeter lo de “que nadie se engañe, Pablo Iglesias, Xabier Domenech y yo estamos unidos en defender el derecho a decidir y un referéndum con garantías”. Y esas declaraciones concuerdan perfectamente con el comportamiento anti sistema del mismo Pablo Iglesias que pretende dar a la calle, es decir a las algaradas, manifestaciones y escraches, igual o mayor legitimidad que a la sede del Soberanía Nacional, el Parlamento, Congreso y Senado, a los que usa simplemente como plataforma mediática para montar su propio circo como este de una moción de censura de absoluta frivolidad, con el único objetivo de atacar al PSOE y hacerse con la hegemonía de la oposición siendo la tercera fuerza política con 61 diputados, de los cuales solo 45 son estrictamente de PODEMOS como partido y el resto son esas confluencias localistas y folclóricas.

Pero lo verdaderamente relevante ha sido sin duda esa declaración de que la democracia está por encima de la Ley. Esta aseveración solo sería válida en el caso de que las leyes fueran injustas y dictadas por un sistema totalitario, que, por definición, no es democrático ya que niega rotundamente la democracia. Pero si partimos de la base que existe democracia, entonces las leyes que se aprueban por los representantes del pueblo elegidos de forma democrática en las urnas, y las que se aprueban en referéndum por todos los ciudadanos con derecho a voto, como el caso de la Constitución de España, son perfectamente democráticas y de obligado cumplimiento, con independencia de que se puedan mejorar y debatir. Y aquí no vale el que solo la acato si conviene a mis intereses o mis convicciones. No existe una “democracia a la carta” donde una parte puede imponer su criterio a la mayoría. Ese comportamiento de rebeldía e insumisión se llama "anarquía".

La democracia es un sistema que obliga a la totalidad y se basa precisamente en el debate de ideas y su votación de forma libre donde la victoria la obtiene quien alcanza la mayoría de votos, que se considera la que obtiene más del 50% de los mismos. Existen otro tipo de mayorías acordadas que se exigen en otras votaciones para garantizar un mayor apoyo y consenso. Y esas son las reglas del juego democrático. Obviarlo es negar la propia democracia o querer hacer una interpretación perversa entre la libertad de pensamiento como prevalente sobre aquello que no compartimos o no nos gusta. Y eso es precisamente lo que plantea PODEMOS en su increíble interpretación de la democracia al intentar ponerla por encima de la Ley.

Porque la Ley, en un sistema democrático, es la única forma de garantizar los derechos y deberes de los ciudadanos y preservar la convivencia allí donde existen diferentes intereses. La ley es una herramienta necesaria para evitar precisamente esto que persigue PODEMOS, que es saltársela cuando le conviene. Y esa interpretación es todo menos democrática y sí evidencia el totalitarismo, populismo y demagogia que caracteriza a esta formación y a sus líderes. Unos elementos cuyos antecedentes de asesoramiento a regímenes dictatoriales como el de Hugo Chávez y Maduro en Venezuela, no es precisamente un aval de democracia. Porque lo que no vale es querer pervertir las ideas usando conceptos como el de democracia solo si se aplica nuestra particular interpretación, contraria a la que el resto asume.

Por mucho que lo repita PODEMOS y sus voceros, la Constitución solo reconoce al pueblo español en su conjunto y no hace diferenciación con ningún otro. No pueden confundir a la opinión pública con falsedades como el inexistente “derecho a decidir de los pueblos” no reconocido por la ONU, ni hace creer que nuestras aspiraciones nos legitiman para estar por encima de la ley que nos coarta hacer lo que nos venga en gana. Esta aberrante aseveración solo indica el carácter anárquico de una formación que desprecia la democracia real a la que quiere sustituir por la única que respetan, la suya de tipo asambleario. Una mentira más cuando la realidad demuestra que sus dirigentes no dudan en usar de todos los trucos del poder para imponer sus ideas, evitando debates sobre lo particular y obligando a votar sobre el bloque. Pablo Iglesias así lo hizo para imponerse sobre la disidencia interna.

Así que este partido es el menos indicado para enarbolar la bandera de la democracia cuando su intención es acabar con ella e imponer lo que cínicamente llaman “el empoderamiento de la ciudadanía” para justificar la instauración de un sistema trasnochado de la antigua URSS de la “dictadura del proletariado”, que en realidad era la dictadura del “apparatchic” del partido comunista y del soviet supremo. La muerte de la democracia se produce cuando triunfan los falsos profetas que la enarbolan y la reclaman.

La ley, en este caso la Constitución, es la única garante de la democracia y es deber de todos los demócratas acatarla, respetarla, mejorarla en lo que proceda y acuerde y defenderla de aquellos que quieren acabar con ella. La ley en un sistema democrático representa la aceptación de y el respeto a la mayoría. PODEMOS solo respeta sus mayorías y su peculiar visión de “democracia” una palabra que, como Patria, pueblo, y otras, suena impostada en ellos y en sus discursos.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Miércoles, 13 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031