Un país a la deriva

Destruir para crear.

11.06.17 | 09:36. Archivado en Política Nacional

En la película PROMETHEUS de Ridley Scott, precuela de la mítica ALIEN: El octavo pasajero de 1978, el androide David dice una frase inquietante en la que todos deberíamos reflexionar: “A veces para crear, uno debe primero destruir”. Esa realidad de la creación que se da por ejemplo en la reproducción de los seres vivos, incluidos los humanos, donde dos elementos, el óvulo y el espermatozoide con sus respectivas cargas genéticas, se integran perdiendo su identidad para crear algo nuevo, el llamado cigoto que comienza su multiplicación y diferenciación, primero en el llamado embrión y después el feto, hasta que se desarrolla un organismo superior en lo que será un nuevo ser humano. Y es verdad que nada es inmutable ni eterno, salvo para los creyentes, la existencia de un ser todopoderoso al que llamamos Dios. Pues esa realidad física de la mutación de las cosas, es la que el PSOE pretende aplicar, a su manera y bajo su muy cuestionable prisma, a la sociedad española. Y todo ello lo recoge en una serie de documentos políticos en forma de “borrador” que en unos días serán objeto de debate en el Congreso Federal para presentarlos a los españoles. Y lo que se recoge en ellos es precisamente esa premisa de que para crear, hay que destruir y esta es una de esas veces.

Uno de esos documentos se llama “Propuesta socialista de reforma constitucional” que en 11 páginas recoge lo que sería, de aplicarse, la aniquilación del actual sistema autonómico por otro de corte federal con “Estados” diferenciados. Ese mensaje que ya ayer recogí como un peligro inminente para la cohesión nacional de España, es el que lleva tiempo difundiendo el redivivo Secretario General, Pedro Sánchez, su vocero portavoz José Luís Ábalos y alguno de los barones críticos que buscan una especie de redención a su apoyo a la candidatura de Susana Díaz. Y si a eso le sumamos el control absoluto de Pedro Sánchez en el Congreso Federal donde la nueva Ejecutiva no dejará espacio a los oponentes y habrá mayoría de compromisarios sanchistas, no se puede esperar que prospere algo diferente a esa ponencia oficial que parte con el lema de “Somos la izquierda”.

Menos mal que aún nos queda, no sé por cuanto tiempo, el PP y CIUDADANOS como únicos garantes de la sensatez y de que hay que aplicar la máxima de San Ignacio de Loyola de “en época de zozobra, no realizar mudanza”. Cualquier modificación de artículos de la Constitución de los llamados troncales, necesita el apoyo de los dos tercios del Congreso y, por ahora, ni el PSOE junto al resto de fuerzas de izquierda radicales, nacionalistas, secesionistas o regionalistas, suman ni de lejos esa cifra. Así que solo se trata en este momento de un “brindis al sol” sin ninguna posibilidad de prosperar. Pero a pesar de ello, demuestra el giro copernicano dado por un partido que ya no se oculta de sus verdaderas intenciones con las que hace tiempo que ha coqueteado en determinadas regiones de España, como en el País Vasco y en Cataluña y sus comunidades satélites de Valencia y Baleares, donde el pancatalanismo se ha desarrollado durante las últimas décadas con la complicidad manifiesta de las “federaciones” del PSOE en esos territorios.

El PSOE se encamina hacia un callejón sin salida en su afán de mostrarse como la auténtica izquierda, pero en una posición tan radicalizada que se puede confundir con la presentada por PODEMOS, sus confluencias y su socio electoral absorbido, IU. Dicen algunos líderes o como la ex Ministra Cristina Narbona elegida por pedro Sánchez como la nueva Presidenta del PSOE, que quieren modernizar y revitalizar la socialdemocracia, cuando en realidad lo que quieren imponer es una especie de batiburrillo de Estados inconexos que parten de situaciones muy dispares, de desigualdades estructurales y económicas y de diferentes objetivos “nacionales”, que hacen inviable una federación justa en la que se pretenda la igualdad de derechos entre todos los ciudadanos.

Porque destruir es muy fácil, pero crear necesita mucho esfuerzo y planificación, y, ante todo, tener una idea muy clara de lo que se quiere conseguir y de las posibilidades reales de conseguirlo con los medios disponibles. Lo que quiere el PSOE es destruir algo que, aunque torpemente, funciona, por otra cosa que está por demostrar que lo vaya a hacer mejor dados los antecedentes de problemas sin resolver que ese sistema federal asimétrico le ha causado. Basta recordar los posicionamientos contrarios de federaciones como el PSC o el PSV, y el trato de exclusividad desequilibrado entre el Comité Ejecutivo Federal y el de esas federaciones en cuanto a toma de decisiones. Y si eso es el ejemplo a seguir para la creación de una nueva Nación como suma de Estados, el fracaso está más que garantizado.

Hay cosas con las que no se puede jugar a ser un “aprendiz de brujo”. Las consecuencias pueden ser dramáticas y nocivas para la sociedad española. La vuelta de Pedro Sánchez y la imposición de unas ideas revolucionarias que cuestionan la propia esencia de España como nación única e indivisible, hace que el PSOE actual dominado por una militancia radicalizada sea junto al separatismo y a la extrema izquierda anti sistema, el principal enemigo de los españoles para la defensa de sus derechos constitucionales.

Es deber de todos contribuir para que esa propuesta no prospere y relegar a esos partidos a la inanidad y la irrelevancia política para que no puedan hacer más daño a España.

¡Que pasen un buen día!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 23 de octubre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Octubre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
          1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031