Un país a la deriva

La espantá.

05.06.17 | 08:11. Archivado en Política Nacional

Si Mariano Rajoy quiere convencer a los españoles de su determinación en la defensa de la Constitución, no puede seguir amparándose bajo las togas del Tribunal Constitucional. A un desafío político de primer orden como es el secesionista del Gobierno de la Generalidad y del Parlamento de Cataluña, se debe oponer la aplicación de la Ley, es decir, el artículo 155 de la Constitución. El Tribunal Constitucional tiene una sola misión que es la de determinar si algún acto legislativo realizado por cualquiera de las Administraciones públicas, previa denuncia, entra dentro de lo que la Constitución de España contempla en su articulado. El Tribunal Constitucional es el máximo intérprete de esa ley de leyes, y a pesar de lo que ha perseguido el Gobierno de Rajoy, no es su misión hacer efectivas sus sentencias convirtiéndose en ejecutor policial de las mismas.

>> Sigue...


Sábado, 24 de junio

BUSCAR

Editado por

  • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930