Un país a la deriva

El manifiesto del patio.

21.04.17 | 18:09. Archivado en Política Nacional

Perdonen mi abuso por este nuevo escrito, pero creo que la actualidad y la gravedad de la noticia merece una respuesta inmediata.

Ya tenemos otro de los innumerables pactos jurados, en este caso prometidos, que los payasos secesionistas han protagonizado hoy en el Patio de los naranjos en la sede oficial del Gobierno de la Generalidad. Un manifiesto publicado por el propio Presidente Carles Puigdemont en su cuenta de Twitter y escrito en folios de papel con el sello de la Generalidad para darle una falsa apariencia de oficialidad a lo que no es sino un panfleto donde se avisa de la conjura para realizar un referéndum sin pregunta fijada, ni fecha determinada basándose en un inexistente “mandato” del igualmente inexistente “pueblo de Cataluña” y el no menos inexistente “derecho a la autodeterminación”. Todo un despropósito más que añadir a la serie de bravuconadas y poses de desplantes que es a lo más que se atreverán a hacer si no quieren ser denunciados por desobediencia y ser inhabilitados de sus cargos, por muy electos que hayan sido.

Un panfleto que contiene inexactitudes históricas pervertidas y reescritas a conveniencia de los intereses secesionistas de estos verdaderos delincuentes y filibusteros de salón. Cuando dice que “La Historia de la nación catalana ha estado marcada por la lucha de la libertad”, incurre en dos falsedades, la primera la inexistencia de Cataluña como nación diferenciada de España. Como mucho llegó a ser un condado vasallo del Reino de Aragón, hasta la reunificación completa de España de los Reyes Católicos. Una unidad que solo fue cuestionada tras las luchas por la herencia del trono entre las dinastías de los Austria y de los Borbones. En esa etapa, fue cuando la aristocracia catalana se alineó con quien le garantizaba un estatus especial. Basta decir que eligieron el bando perdedor y vieron sus ambiciones frustradas tras el triunfo de la dinastía borbónica.

Prosigue con una referencia a la represión de todos los diferentes Gobiernos de España y la persecución a las clases dirigentes y en especial a los diferentes Presidentes de la Generalidad del pasado siglo XX, condenados al exilio o prisión y llegando incluso al asesinato de uno de ellos Campanys. No sé si José Tarradellas en exilio voluntario y sin legitimidad por las urnas, Jordi Pujol el de los nidos de las ramas y la herencia del abuelo Florenci, Pascual Maragall el del 3% y promotor del Estatuto inconstitucional, José Montilla el charnego arrepentido de serlo, Artur Mas el desobediente secesionista apadrinado de Pujol y el autor del panfleto Carles Puigdemont, el vocinglero asustado, han sido perseguidos, obligados a exiliarse o amenazados de muerte, pero podría asegurar que alguno de ellos como Pujol han obtenido pingües beneficios de su “desinteresado y patriótico” paso por el cargo.

En cuanto al Estatuto, es verdad que fue aprobado por los catalanes que fueron a votar en la consulta, un raquítico 30% de votos favorables de todo el censo. Lo cual demuestra por un lado el nulo interés de aquella sociedad por los entresijos políticos de competencias y, en segundo lugar, que como ahora intentan hacer, no se puede considerar una demanda mayoritaria social a lo que no es sino una mayoría simple parlamentaria en que esa es la expresión inequívoca del sentir popular en “la demanda clara, rotunda y mayoritaria del ejercicio del derecho a la autodeterminación de Cataluña”. Una falsedad que nunca podrá ser admitida por ningún Gobierno de España ni por ningún Parlamento sin traicionar lo que la Constitución reconoce como derecho inalienable del pueblo español en su conjunto y que solo puede ser delegado si ese pueblo lo permite vía referéndum modificando la Carta Magna.

Puigdemont y los abajo firmantes cometen un acto de alta traición al expresar que “El Gobierno que hoy se reúne aquí es la consecuencia, no la causa, de esta voluntad mayoritaria de la ciudadanía de Cataluña. Por tanto, es sobre esa legitimidad, y no sobre ninguna otra, que encuentra su sostenimiento”. En absoluto es esto así, ya que su legitimidad viene en función de lo que la propia Constitución recoge de la forma del Estado a nivel meramente administrativo, donde las diferentes autonomías y sus parlamentos son una extensión más de la única y exclusiva soberanía nacional que ostenta el pueblo español en su conjunto y que otorga la legitimidad para el desempeño de los diferentes cargos públicos.En cuanto al derecho inalienable que quieren atribuirse, simplemente no existe en lo que eufemísticamente llaman “autodeterminación” cuando quieren decir independencia.

Por ahora esto no pasa de ser una bravuconada más sin ningún valor y sin ningún efecto. Habrá que esperar si de las palabras se atreven a dar el siguiente paso, el definitivo, firmando como hizo Artur Mas un edicto de convocatoria oficial y publicarlo en el BOE de la Autonomía, y a destinar fondos del presupuesto autonómico para financiar la logística, la apertura oficial de colegios, disposición de urnas y papeletas con la pregunta acordada y aprobada en el Parlamento autonómico, etc. etc.

El comienzo no ha podido ser más patético, aunque al menos el lugar escogido ha sido un marco de lo más bucólico, el Patio de los naranjos. Y así se recordará a este manifiesto, el del patio.

No estaría de más que la Fiscalía fuera leyendo el panfleto e identificando a los abajo firmantes para iniciar averiguaciones sobre el compromiso de desobedecer adquirido por los mismos.

¡Que pasen una buena tarde!


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Lunes, 11 de diciembre

    BUSCAR

    Editado por

    • Vicente A. C. M. Vicente A. C. M.

    Síguenos

    Hemeroteca

    Diciembre 2017
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
        123
    45678910
    11121314151617
    18192021222324
    25262728293031