Ungido para evangelizar a los pobres

Amar hasta el extremo, poniendo los talentos por la causa del Reino, desde ya en el mundo.

DOMINGO TREINTA Y TRES AÑO ORDINARIO A.19.11.2017.
(Mateo 25, 14-30)

“Un hombre reunió a sus servidores y les encargó sus pertenencias. Al primero le dio cinco talentos de oro; al otro le dio dos; y al tercero, solamente uno; a cada uno según su capacidad, e inmediatamente se marchó”.
“Después de mucho tiempo volvió el señor de los servidores y le pidió cuentas… "Señor tú me encargaste cinco talentos; tengo además otros cinco que gané con ellos"… "Señor tú me encargaste dos talentos; traigo además otros dos que gané con ellos"…
“…vino el que había recibido un talento y dijo: "Señor, yo sé que eres un horrible exigente, que quieres cosechar donde no has sembrado y recoges donde no has trillado… tuve miedo y escondí en tierra tu dinero; aquí tienes lo tuyo”.

Jesús nos pone hoy día en Evangelio la parábola de los talentos. En tiempos de Jesús el talento significaba unos 35 kilos de metal precioso. Pero, en la parábola presente Jesús se sirvió de los talentos para figurar las capacidades que Dios distribuye a cada cual, y se conservó en adelante el sentido nuevo de la palabra, por ejemplo: se habla de una persona "talentosa" al que tiene capacidades y cualidades grandes.

>> Sigue...


Hay que estar siempre preparados pues el Señor llega en cualquier momento.

Domingo Treinta y Uno Año Ordinario A. 12.11.2017.

Mateo 25,1-13.

Por razones especiales sólo haré un breve punteo acerca del Evangelio de las vírgenes necias y prudentes.

¿Qué quiere comunicarnos Jesús en esta parábola?

>> Sigue...


Hagan lo que ellos dicen pero no los imiten, ya que ellos enseñan y no cumplen.

Domingo Treinta y Uno. Año ordinario A. 05.11.2017.

Malaquías 1,14-2,2.8-10.
1Tesalonicenses 1,5;2,7-9.13.
Mateo 23,1-12.

Este domingo el Evangelio está dedicado al estilo evangélico que deben vivir y tener aquellas personas que tienen algo que ver con la dirección pastoral de la Iglesia, ya sea Universal, ya sea de una Diócesis, de una Comunidad parcial de la Iglesia, sea ésta una Parroquia, o una Capilla o Comunidad sectorial. Esto alcanza al Papa o a un Cardenal; a un Arzobispo o a un Obispo; a un Sacerdote o a una Religiosa; a un Diácono o a un Laico (a).

En la primera lectura, el profeta reprende a los malos sacerdotes. Aquellos que ya no se preocupan por la gloria de Dios y discriminan en su servicio al pueblo encomendado.
La acción pastoral debe tener en cuenta que los Agentes Pastorales son servidores de Dios en la comunidad. Por tanto, que quede claro, un Agente Pastoral está para servir y no ser servido: debe ser una imagen viva de Jesús.
El Agente Pastoral no debe buscar hacer carrera en la Iglesia, menos tratar de acaparar figuración y luchar por tener poder entre sus hermanos. A veces uno encuentra en algunas Comunidades muchos "jefes", que poco menos se ponen charreteras y que cargan sobre los hombros de sus hermanos cargas pesadas, que ellos ni siquiera las levantan con un dedo. Esa actitud, de hecho, aleja a la gente de la Iglesia, y se van diciendo: "aquí ponen muchas trabas, cargas y nos tratan como funcionarios a ellos, no nos tratan como discípulos de Jesús, o no ven, en nosotros, una atención al mismo Cristo".

En la segunda lectura, San Pablo se nos muestra como un buen modelo de responsable pastoral. Es un buen pastor, cariñoso y preocupado por su pueblo. Es pobre y un generoso desprendido. Nunca pretende ser un peso para sus hermanos. Predica sobre Jesús y no se predica a sí mismo:

"ya no vivo yo, es Cristo que vive en mí".

>> Sigue...


Hoy en Chile: "La Caridad de Cristo nos urge": El Amor a Dios y a los chilenos, sin exclusión.

DOMINGO TREINTA AÑO ORDINARIO A. 29.10.2017.

(Mateo 22,34-40).

" Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la Ley". Jesús le respondió: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el primero y el más importante de los mandamientos. Y después viene otro semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Toda la Ley y los Profetas se fundamentan en estos dos mandamientos".

El mensaje de este domingo es la esencia del cristianismo, es la esencia del Evangelio: el amor a Dios y el amor a los hermanos, como Jesús los amó.
Jesús, el Evangelio mismo, pone unidos los dos mandamientos. Jesús da vida y contenido a la Ley, llevándola a su plenitud y dándole su más profundo significado.

>> Sigue...


La política y el cristiano

DOMINGO VEINTE Y NUEVE AÑO ORDINARIO A. 22-10.2017.

Mateo 22,15-21.

"Los fariseos hicieron consejo para ver el medio de hundir a Jesús con sus propias palabras. Le enviaron, pues, discípulos suyos junto con algunos partidarios de Herodes".

Tal como dice el Evangelio, la intención de los fariseos era "hundir a Jesús". Le ponen una pregunta con intención torcida y tramposa. Querían, que Jesús al responder a la pregunta mal intencionsada, se hundiera o se condenara con "sus propias palabras".
Mal intencionada y tramposa era la pregunta. Con la hipocresía y adulación acostumbrada y maliciosa le preguntan: "Danos,pues tu parecer,: ¿está permitido o no pagar el impuesto al César?.

La trampa está en lo siguiente: preguntan sobre el impuesto que los judíos deben pagar al César, emperador de Roma, porque los judíos habían sido colonizados por los romanos. Y Jesús era judío. Pero la trampa estaba bien urdida, incluso los judíos, se habían coludido con los partidarios de Herodes, que eran enemigos en política. Podría decirse, como hoy,los judíos con tal de perjudicar a Jesús, usaban cualquier medio:"El fin justifica los medios". Era una inmoralidad: se unen el aceite con el vinagre. Los fariseos rechazan la dominación romana; los partidarios de Herodes, al contrario, la aceptan. Si Jesús dice que hay que pagar,los fariseos lo desprestigiarían ante el pueblo como anti patriota. Si afirma que no, los partidarios de Herodes lo harán detener por los romanos.

>> Sigue...


Los pobres tienen un llamado preferencial de Jesús a participar de su Reino.

DOMINGO VEINTE Y OCHO AÑO ORDINARIO A. 15.10.2017.

Mateo 22,1-14.

Hoy día, Jesús nos llama a participar en su Reino.
A Jesús le gustó comparar su Reino con un banquete.Por eso hoy nos habla:

"Pasa en el Reino de los Cielos lo que le sucedió a un rey que celebró las bodas de su Hijo. Mandó a sus servidores a llamar a los invitados a las bodas,..." .

El Reino de Dios que Jesús vino a traer lo compara con una comida o un banquete. Esta comparación de Jesús nos hace entender varias características propia del Reino. Entre los seres humanos, una comida entre amigos, es un encuentro de alegría y de gestos mutuos gratos a todos los comensales. En una comida, reina la alegría,la amistad, la comprensión y la comunión; es decir se produce un encuentro fraterno; también se produce mucha solidaridad, y esto especialmente en las comidas del mundo popular. Es mi experiencia. En una fiesta popular, cada uno de los participantes lleva lo suyo: su aporte a la comida. Y son generosos al compartir lo que se lleva, para que alcance para todos y haya alegría, y nadie se sienta excluído. Todas estas cosas tan propias de los seres humanos son características propiar del Reino de Dios. Es la fraternidad cristiana, que Jesús vino a traernos, teniendo como centro a Dios.

>> Sigue...


Dios espera hoy frutos de los hombres y mujeres de Iglesia.

DOMINGO VEINTE Y SIETE AÑO ORDINARIO A. 08-10.2017

(Mateo 21, 33-43).

"Había un dueño de casa que plantó una viña,... la alquiló a unos trabajadores y se fue a un país lejano. Cuando llegó el tiempo de la vendimia, el dueño mandó a sus sirvientes donde los trabajadores para que cobraran su parte de la cosecha. Pero los trabajadores tomaron a los enviados, apalearon a uno, mataron a otro, y a otro lo apedrearon".

Después, la parábola de Jesús, narra que el dueño envió a otros servidores, pero los trataron igualmente. Por último mandó a su hijo, pensando que por ser su hijo lo respetarían, pero los trabajadores se dijeron: "Éste es el heredero; matémoslo y nos quedaremos con su herencia".

>> Sigue...


Que tu sí sea sí a Dios.

DOMINGO VEINTE Y SEIS AÑO ORDINARIO A. 1.10.2017. (Mateo 21, 28-32).

Hoy Jesús pone a nuestra consideración la parábola del padre con dos hijos:

"Un hombre tenía dos hijos. Se dirigió al primero y le dijo: Hijo, hoy tienes que ir a trabajar a mi viña. Y él respondió: No quiero. Pero después se arrepintió y fue. Luego el padre, se acercó al otro y le mandó lo mismo. Éste respondió: Voy, señor. Pero no fue".

Como podemos ver un hijo dijo "sí" pero no cumplió. El otro hijo dijo "no",pero finalmente cumplió.

"Jesús, pues preguntó: ¿Cuál de los dos hizo lo que quería el padre? Ellos contestaron: El primero".

>> Sigue...


La iniciativa del amor viene de Dios.

DOMINGO VEINTICINCO AÑO ORDINARIO A. 24.09.2017

La parábola de hoy está llena de sugerencias. Sólo escogeré tres:

I. “¿Cómo es que han estado todo el día parados sin trabajar?
“Nadie nos ha contratado”.

Esta situación es común en la viña del Señor, en la Iglesia, en las parroquias, en las Comunidades de Base Sectoriales (Capillas), en Equipos o Grupos Pastorales: Agentes Pastorales.
Potencialmente hay muchos y buenos católicos y posibles evangelizadores, que no han sido tomados en cuenta, ni han sido invitados a participar en responsabilidades de Iglesia. Aquí corresponde usar las palabras de la parábola: “Nadie nos ha contratado”. No se les ha dado ninguna oportunidad, a pesar de su buena voluntad. No pueden o no se les deja participar apostólicamente.
Pareciera que algunos integrantes o miembros activos de la Iglesia se han dejado contagiar, tal vez, no con mucha conciencia, por la sociedad actual. Sociedad competitiva, que busca más el tener que el ser. Sociedad acaparadora y acumuladora, concentradora de “poder”, haciendo la marginación de muchos seres humanos.
Los trabajos pastorales aparecen acaparados, acumulados y consumidos en una disputa competitiva, concentradora de “poder”, al estilo del mundo moderno, donde unas pocas personas de la comunidad eclesial lo hacen todo o tienen la actividad pastoral en sus manos. Siempre los mismos: “los que no se pierden una”: los que siempre buscan estar en primer lugar, marginando y haciendo nula la posibilidad de participación de muchos laicos.

>> Sigue...


Perdonar es un acto de amor al prójimo.

Domingo Veinte y Cuatro Año Ordinario A. 17.09.2017. Mateo 18,21-35.

"Señor, ¿cuántas veces debo perdonar las ofensas de mi hermano? ¿Hasta siete veces?.
Jesús le contestó: "No digas siete veces, sino hasta setenta y siete veces".

"El rey se compadeció, y no sólo lo dejo libre, sino que además le perdonó la deuda".

"Siervo malo, todo lo que me debías te lo perdoné en cuanto me lo suplicaste. ¿No debías haberte compadecido de tu compañero, como yo me compadecí de tí?"

Y Jesús terminó con estas palabras: "Así hará mi Padre Celestial con ustedes, si no perdonan de corazón a sus hermanos".

El Evangelio de este domingo nos manda amar al prójimo y nos manda perdonarlo.

>> Sigue...


Importancia de las "comunidades cristianas": "iglesia doméstica".

DOMINGO VEINTE Y TRES AÑO ORDINARIO A. 10.09.2017
(Mateo 18.15-20).

"Pues donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, ahí estoy yo en medio de ellos".

Los hombres y la mujeres suelen buscar a Dios en los templos, en la contemplación de la naturaleza creada por Dios, o bien en el recogimiento de su ser. Es cierto, ahí, en todas esas situaciones, se puede encontrar al Señor. Pero Jesús quiere hacerse presente y vivir resucitado en la comunidad cristiana. Está presente en la comunidad cuando ésta se reúne para orar en su Nombre.
Jesús está también presente en el desarrollo y crecimiento de la comunidad cristiana, también en sus crisis y en sus problemas.
Me estoy refiriendo a la comunidad cristiana,"iglesia doméstica", como base de la Iglesia, Pueblo de Dios. Y como base de la Iglesia, se hace presente, en Jesús, que vive en ella, en la historia misma de su Iglesia.
La promesa de Jesús de estar presente y vivo en la comunidad cristiana, hace que la comunidad tenga una importancia y prioridad pastoral. Yo diría: hace de la comunidad cristiana, también, a través de sus miembros, una base importante y un cimiento verdadero de la Iglesia en el corazón del mundo.
La comunidad cristiana mientras participa en sus acciones y trajines, va creciendo y luchando por superar los conflictos inevitables, ya sea en ella, y también en la sociedad.
Jesús, viviendo en ella, va animando a la comunidad en su actuar misionero hacia el mundo, haciendo vida, a través de sus miembros, su Encarnación en la actualidad y en la vida de los hombres y mujeres de nuestros tiempos.
Jesús hace perseverar a la comunidad en su labor apostólica. Y a sus miembros los impulsa, por su Espíritu, a ser verdaderos hijos de Dios: los hace vivir la filiación, llamando a Dios: Abbá: Padre Nuestro.
Yo creo que la comunidad cristiana unida a los pastores, y por eso, Iglesia en la base, hace de ésta, una Iglesia misionera, no encerrada y centrada en sí misma.
También, puedo decir, que la comunidad cristiana unida a sus pastores, y por eso, Iglesia y Pueblo de Dios, es un lugar sagrado en que encontraremos a Jesús, haciendo que la Iglesia pase a ser un sacramento de Dios. Dios no está presente en cosas sino que se expresa por medio de la comunidad cristiana y quiere que lo encontremos en ella.

>> Sigue...


Me sedujiste Señor.

DOMINGO VEINTE Y DOS AÑO ORDINARIO A. 03.09.2017.

Jeremías 20,7-9.
Romanos 12,1-2.
Mateo 16,21-27.

"Me has seducido, Señor, y me dejé seducir por tí.
Me hiciste violencia y fuiste el más fuerte... sentí en mí algo así como un fuego ardiente aprisionado en mis huesos, y aunque yo trataba de apagarlo, no podía".

Comienzo con la primera lectura que grafica la seducción de Dios. Estoy anunciando el amor de Dios que llega a seducirnos.
Creo necesario decir que hoy voy a dar más bien un testimonio personal.
Lo haré con toda la humildad posible. Pido disculpas por mi atrevida confianza.
A mí el Señor me sedujo. Él tomó la iniciativa de amor para conmigo. Mi Señor, ha sido un seductor. Sinceramente no pude resistirme a su amor.
Y aquí estoy, mi amado Señor, para hacer tu voluntad.
Él amor de Dios ha derribado todo mis obstáculos. Llegué a la conclusión que honestamente uno no puede resistirse a la seducción y al amor de Dios.
Es tan grande su amor, que uno no puede más que dejarse seducir.
Me sentí amado por Dios, y me enamoré de él, entregándome a su amor.
Me he puesto a su disposición, diciéndome: seré su profeta; hablaré y actuaré en frente de mi pueblo. Claro que no actuaré a mi antojo y amaño: no diré y no haré cualquier cosa. La seducción de Dios me lleva a decirle con palabra de honor: "Heme aquí, Señor, para hacer tu voluntad".

Hoy, y también antes, esta seducción y este amor a Dios, me ha llevado a la experiencia narrada por Jeremías:

"Y ahora soy motivo de risa, toda la gente se burla de mí.
Pues me pongo a hablar, y son amenazas, no les anuncio más que violencias y saqueos. La palabra de Yavé me acarrea cada día insultos".

El mundo temporal y su crisis cultural no me hacen fácil la tarea encargada. Así es. Es difícil. Sobre todo después de un tiempo de dictadura, de falta de libertad, de persecusión, detención arbitraria, desaparición o muerte.En ese tiempo se dio también la tentación y el deseo expresado por el profeta en la primera lectura:

"Por eso decidí no recordar más a Yavé, ni hablar más de parte de él, pero sentí en mí algo así como un fuego ardiente aprisionado en mis huesos, y aunque yo trataba de apagarlo no podía".

>> Sigue...


Viernes, 17 de noviembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Noviembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930