Editado por

Avelino VallinaAvelino Vallina

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Es el poder, idiota

Permalink 14.06.15 @ 01:42:14. Archivado en España, Asturias, Gijón

El pasado 24 de mayo hubo unas elecciones municipales y para el gobierno de casi todas las comunidades autónomas. Fueron unas elecciones muy importantes porque fue la primera reválida de unos partidos que reivindicaban otra manera de hacer política, que pretendían alejarse de los modos de los partidos tradicionales, fundamentalmente, PP y PSOE, y algunos nacionalistas como CiU que, con sus particularidades, tenían las mismas formas de entender la política: corrupción, clientelismo, gobernar de espaldas al pueblo...
Los resultados fueron muy dispares, pero en muchos ayuntamientos dieron un papel importante a estos nuevos partidos porque podían inclinar la balanza a uno u otro lado.
Ciñéndonos al caso de Asturias y más concretamente al de Gijón, los resultados dieron 8 concejales a Foro, partido de la actual alcaldesa, 7 al PSOE, 6 a Xixón Sí Puede (agrupación de electores apoyada muy principalmente por Podemos), 3 al PP, 2 a IU y 1 a Ciudadanos.
Los socialistas en Gijón, como en el resto de España, a pesar de haber perdido una cantidad nada despreciable de votos, se las prometían felices porque pensaban que Podemos (y las agrupaciones electorales de su órbita) les apoyarían para formar un gobierno de izquierdas que desalojara a la derecha del ayuntamiento. La historia, pensaban, estaba de su lado: los partidos minoritarios de izquierdas estaban llamados a procurar el gobierno de su hermano mayor, el PSOE, como partido hegemónico de la izquierda.
Daba igual que Podemos hubieran basado su campaña en diferenciarse de los partidos de la “casta”, en el PSOE nunca se lo tomaron demasiado en serio: lo importante era conseguir más representantes de izquierdas que de derechas, a continuación las alianzas para gobernar serían la consecuencia lógica siempre que la aritmética permitiera formar gobiernos de izquierdas.
Pero enseguida en Gijón los representante de Xixón Sí Puede empezaron a dejar claro que no estaban dispuestos a ser meros comparsas del PSOE como siempre lo había sido (y seguía dispuesto a serlo) IU. No les gustaba Foro porque ideológicamente no estaba en su órbita, pero no dejaban de reconocer que con ese partido algo había cambiado en el ayuntamiento y una vuelta del PSOE al gobierno municipal más parecía una vuelta al pasado del que renegaban que el comienzo de la regeneración que habían prometido.
Pronto encontraron una solución al dilema: presentar a su cabeza de lista como candidato a alcalde y pasar el balón al PSOE. Si querían desalojar a la derecha sólo tenían que apoyar la candidatura de XSP.
A partir de ahí, el cabeza de lista del PSOE comenzó a perder los papeles (la prueba más evidente el titular de la entrevista que le hizo La Nueva España el pasado viernes: “Podemos debe elegir entre el hijo de una limpiadora y un obrero o una señora de Somió) y la FSA en vez de imponer cordura sacó a relucir los viejos usos de siempre. Si en Oviedo ellos estaban dispuesto a apoyar a la candidata de Somos Oviedo, por ser la lista (de izquierdas) más votada, para desalojar al PP, cómo era que en Gijón XSP no iba a corresponder.
La solución parecía clara: si no nos apoyan en Gijón nosotros no apoyaremos en Oviedo. La FSA en una clara muestra de no haber entendido nada del terremoto político que se había producido en España en el último año tiró de los viejos mecanismos de siempre, o sea, el cambio de cromos. Su ceguera le impidió ver que esa era la peor opción, porque no dejaba otra posibilidad a XSP que mantener su postura, ya que si cedía al chantaje estaría reconociendo que era igual que los partidos de la “casta”, porque llegado el momento ponían los puestos por encima de todo.
El PSOE, entre tanto, se hundía en su propia retórica porque si era tan importante y necesario desalojar a la derecha de la alcaldía de Gijón, por qué no apoyaban al candidato de XSP, tenían menos votos cierto, pero sólo hay un concejal de diferencia. En Oviedo el argumento resultaba mucho más llamativo, por qué pudiendo por fin desalojar al PP, y habiendo llegado a un acuerdo para hacerlo, no iban a dar su apoyo a la candidata de Somos Oviedo sólo porque en Gijón no se llegase a un acuerdo. ¿Qué es lo importante, entonces, el bien de la ciudad o los puestos de los políticos?
Finalmente la FSA tenía que decidir y decidió lo peor para sus intereses: como no hay acuerdo en Gijón, el PSOE no apoyará en Oviedo.
Javier Fernández, secretario general de la FSA y presidente en funciones del Principado, sin dar ninguna muestra de entender por qué el PSOE había obtenido los peores resultados de su historia tanto en las elecciones al Principado como en la ciudad de Gijón, lo resumió con esta frase: “En Gijón se ha decidido el destino de dos ayuntamientos”. Esta frase debería cubrirlo de oprobio y ser causa suficiente para que los afiliados de su partido lo jubilaran sin demora, en vista de que su liderazgo ha quedado anclado en un tiempo ampliamente superado por los resultados de las pasadas elecciones.
Para colmo, Somos Oviedo dejó en evidencia a la FSA y a su secretario general posibilitando con su voto favorable que el candidato del PSOE consiguiera la alcaldía de Oviedo.

Yo prefiero a Rosa Díez

Permalink 11.04.15 @ 20:24:21. Archivado en España, Asturias

En estos momentos en los que se está viendo la desbandada de los cargos orgánicos de UPyD que, en contra, de lo que debe ser ejemplar en cualquier organización, son los primeros en salir corriendo, mostrando de ese modo el camino a los militantes. En estos tiempos, digo, voy a romper una lanza en favor de Rosa Díez y de los que, con ella, siguen al frente de su partido contra viento y marea.
También quiero destacar el valor de la decisión adoptada por Irene Lozano: ha decidido disputar la secretaría general de la formación y ahí sigue, en el Parlamento y en el partido, tratando de cambiar desde dentro la dirección del mismo, toda vez que no está de acuerdo con ella.
El caso de Toni Cantó, aunque no termina de gustarme y no acabo de entender qué necesidad tenía de abandonar su escaño en el Congreso, porque yo creo que se debe a sus votantes, es, de todas formas, meritorio: permanece en el partido como un militante de base (él no tenía ningún puesto orgánico en el partido), renuncia a presentarse como candidato de UPyD a la Generalitat valenciana (otra cosa que no entiendo, puede que pretenda tener la suficiente independencia para tomar sus decisiones o puede, simplemente, no querer quemarse en unas elecciones con pocas probabilidades de éxito) y dice que esperará a ver qué ocurre en el próximo congreso extraordinario.
Todos ellos, Rosa Díez, Gorriarán, Irene Lozano, Toni Cantó, etc. siguen en el partido, supongo que porque creen en su proyecto y están dispuestos a defenderlo.
Pero hay otros casos lamentables, nada edificantes y que nos recuerdan demasiado a lo que hemos venido viendo durante tantos años en los partidos, llamémosles, convencionales. Casos en lo que se ve, por encima de todo, el deseo de seguir en el puesto alcanzado y que ahora, quizás, ya no podrán mantener en UPyD. Casos en los que, al ver esfumarse las posibilidades de conseguir una concejalía o un puesto de parlamentario regional (ahora que ya nos tocaba, deben de pensar muchos) se apresuran a buscar un partido en el que sí tengan posibilidades de alcanzarlo. ¡Cuántas veces hemos visto comportamientos similares! ¡Cuántos tránsfugas han poblado la vida política española durante los casi cuarenta años de democracia!
Dicen que no comparten la decisión de Rosa Díez de no pactar con Ciudadanos. ¿Sólo por eso abandonan su partido, el partido en el que decían creer? ¿Sólo por eso se van a otro partido? ¿De verdad creen que UPyD y Ciudadanos tienen programas totalmente intercambiables y es igual estar en uno que en otro? ¿Tan inconsistente es su fe en su propio proyecto?
Llevamos varias semanas oyendo cómo cargos de ejecutivas locales de UPyD repiten como autómatas que están decepcionados por la decisión de la dirección nacional de su partido de no pactar con Ciudadanos, de modo que, en la misma afirmación también culpan de la falta de acuerdo exclusivamente a los suyos y exculpan por completo al partido de Albert Rivera, lo cual dice bien poco de su confianza en sus propios líderes.
Pero la situación llega a ser esperpéntica en Asturias. Aquí, el candidato por UPyD a la Junta General del Principado y hasta ahora diputado regional por ese partido, expone su proyecto de pacto con Ciudadanos, explica las negociaciones que ya viene celebrando con los cargos de dicho partido y hace público que una de sus asesoras en el grupo parlamentario en la Junta General del Principado es la representante legal de Ciudadanos porque así se lo pidió él mismo a Albert Rivera para tener a una persona de su plena confianza en Ciudadanos. ¿Alguien ha oído algo más esperpéntico? ¿Se puede tener mayor desfachatez?
Estos hechos no enfangan solo al parlamentario de UPyD, Ignacio Prendes, sino que ponen también en solfa las proclamas de Albert Rivera sobre su proyecto de hacer política de otra manera, de marcar distancias frente a los partidos tradicionales, porque esta forma de hacer política se parece como dos gotas de agua a la peor forma de hacer política de aquellos partidos a los que no se cansa de criticar. Las aventuras de los tránsfugas que ha habido en la historia de nuestra democracia, que no han sido pocas, siempre han tenido, al menos, a dos tristes protagonistas: al político que se cambiaba de bando y al que le seducía o aceptaba sus propuestas para acogerle en el suyo. Como dice el refrán, tan culpable es el que mata como el que tira de la pata.
No voy a dedicar ni una palabra más a un Ignacio Prendes que pronto ha olvidado sus discursos sobre la regeneración democrática para dedicar todos sus esfuerzos a buscar un nuevo partido con el que tener opciones de conservar su escaño en el parlamento asturiano, pero no puedo terminar sin hablar de lo pronto que Ciudadanos ha comenzado a decepcionar a muchos de los que observábamos con atención, y hasta ilusión, el crecimiento de sus expectativas electorales. Pronto ha quedado de manifiesto que tras las palabras de regeneración democrática y de nuevas formas de hacer política había, a lo que se ve, más cálculo político, más táctica, que estrategia.
Un proyecto político puede hacerse atractivo envolviéndo con bonitas palabras los anhelos de las personas, pero, como dijo Kennedy: se puede engañar a todo el mundo durante algún tiempo, se puede engañar a algunos todo el tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo.
A la vista de todo lo que está sucediendo, yo preferiría mil veces a UPyD y a Rosa Díez con todos sus defectos y errores, que a Ciudadanos y a Albert Rivera que están demostrando tener más ambición que principios.

Asturias hacia el siglo XIX de la mano de Podemos

Permalink 03.04.15 @ 21:00:15. Archivado en Asturias

Podemos de Asturias parece que cuestiona el AVE. Parece no hacer ascos a la oficialidad del asturiano, que, como todos sabemos, es poco menos que una lengua franca que nos permite a los asturianos movernos por todo el mundo sin problemas de comunicación, pero duda con una “obra faraónica y de alto coste”, como el AVE.
La verdad, no me extraña, porque, como se cansan de decirnos otros detractores del AVE, son infraestructuras que nunca se rentabilizarán.
Ya sabemos que la rentabilidad es la condición indiscutible para que cualquier inversión o gasto público se lleve a cabo, sea cual sea la administración que lo realice.
Todos sabemos que en Asturias se ha cerrado la televisión autonómica por no ser autosuficiente. ¡Ah!, no, se me olvidaba que es un servicio público y por eso debe mantenerse.
Bueno, bien. Hunosa. La empresa minera es deficitaria, los coste de extracción son muy elevados, el carbón es de baja calidad y todos pagamos en el recibo de la luz las cantidades que deben desembolsar las eléctricas por consumir carbón nacional.
¡Vaya!, tampoco. La lucha de los mineros por defender sus puestos de trabajo es un modelo a seguir por toda la clase trabajadora y... ¡Vale, vale! Hunosa sigue funcionando.
Los autobuses urbanos, las líneas de Renfe, las televisiones autonómicas, RTVE... Todo eso sigue funcionando bajo el paraguas del servicio público. Y en muchos casos es lógico. ¿Debe un municipio mantener sólo las líneas de autobuses que son rentables y condenar a los usuarios de las líneas que no lo son a no disponer de transporte público?
También podríamos preguntarnos si son rentables las autopistas. En términos estrictos, no. Pues no se paga por su uso.
¿Cuántos aeropuertos de España deberíamos cerrar por no ser rentables? Es posible que sólo Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca se salvarían de la quema.
Volviendo al tren, me temo que la linea Madrid-Gijón sea deficitaria en estos momentos. ¿La quitarán también, además de no terminar el AVE?
¿Debe conformarse Asturias con un trazado ferroviario del siglo XIX? Este invierno ha estado incomunicada con la meseta por tren durante tres o cuatro días debido a las fuertes nevadas. ¿Puede Asturias permitirse eso?
La ruta aérea con Madrid sigue monopolizada por Iberia y un viaje de trabajo en el mismo día (ahora sólo posible por avión, en coche es inhumano) supone un desembolso de casi 500 Euros.
Los empresarios y ejecutivos asturianos se quejan de la falta de comunicaciones, pero es que los que vienen de afuera se horrorizan de las dificultades para llegar hasta aquí, lo que, finalmente, pesará en su decisión a la hora de invertir en una región que está tan mal comunicada.
Llevamos más de treinta años con gobiernos socialistas (excepto los cuatro años de Marqués y el año de Álvarez-Cascos) que nos han ido hundiendo en nuestras propias carencias, agrandándolas, y sin ser capaces de diseñar un futuro para esta región ensimismada en un pasado industrial del que queda poco más que el recuerdo. Pero, como todo lo que es susceptible de empeorar empeora, es muy posible que en las próximas elecciones autonómicas gane una izquierda liderada por Podemos que nos devolverá definitivamente al siglo XIX.

Es posible que puedan, pero no son de fiar

Permalink 01.02.15 @ 01:18:28. Archivado en España, Asturias

Llegaron diciendo que eran diferentes, que estaban contra la casta, contra los corruptos, contra los de arriba. Se presentaron a unas elecciones europeas con un programa que comenzaron cambiar al día siguiente de obtener unos muy buenos resultados, para suavizarlo y atraer a más votantes, con la vista puesta en las elecciones autonómicas y generales.
Son profesores universitarios que parecen bastante al abrigo de la crisis que ha arruinado a cientos de miles de españoles, pero gritan sin rubor que son de los de abajo y están contra los de arriba.
Hacen trabajos de consultoría por los que cobran cientos de miles de euros, pero es porque son profesores de gran prestigio y así se valoran los trabajos de consultoría internacional. No es cierto, pero ellos lo repiten incansablemente mientras critican los ingresos de los políticos de la casta.
Cuando surgen dudas acerca de determinados ingresos, de la legalidad de determinadas tributaciones, no salen, como era de esperar, con los papeles en la mano para que los vea todo el mundo, no van a Hacienda a revisar si ha sido correcta la tributación, para despejar cualquier duda. No. Hacen como los políticos de la casta: "Cuando tocan a Errejón, a Monedero o a Tania me están tocando a mí.”
Cuando Hacienda abre una investigación no se ponen a su disposición para colaborar en todo lo que sea necesario, sino que acuden a los clásicos: “Nos han declarado la guerra.”
¿De verdad piensan cambiar la política española cuando sus reacciones ante la crítica es el insulto? ¿De verdad esperan que creamos que quieren trabajar para los más desfavorecidos cuando no tienen empacho en cobrar cientos de miles de euros de gobiernos que tienen a sus pueblos sumidos en la miseria?
Los diagnósticos de Podemos sobre la crisis, la corrupción, el empobrecimiento de la sociedad española, la desvergüenza de políticos, sindicalistas y empresarios, es más que certera, pero sus reacciones se parecen demasiado a las de los políticos que tanto critican, sus recetas para salir de la crisis son del todo desacertadas y su manera de decir ahora lo contrario de lo que decían hace solo unos pocos meses no es diferente a lo que vienen haciendo desde siempre los políticos que ellos llaman de la casta.
No son de fiar.

Kike Figaredo y su opinión sobre su primo Rodrigo Rato

Permalink 19.10.14 @ 21:04:29. Archivado en España, Asturias

El prefecto apostólico de Battambang, el gijonés Kike Figaredo, es una persona admirable que está haciendo una gran labor en Camboya. Es difícil no sentir admiración por este hombre cuando se ve lo que ha hecho por los mutilados por las minas antipersona y su empeño en eliminar su uso. Por eso resulta más triste y doloroso leer unas declaraciones suyas en el diario La Nueva España de hoy sobre su primo Rodrigo Rato.
En demasiadas ocasiones los obispos españoles hacen declaraciones polémicas más a tono con su ideología política que con su magisterio. Los católicos españoles, sobre todo los que no tienen unas ideas políticas conservadoras, están acostumbrados a separar el grano de la paja, es decir, a distinguir entre las opiniones políticas de la jerarquía católica de España de los dogmas de su fe.
Sin embargo, las opiniones vertidas por Kike Figaredo en la entrevista citada más arriba se hacen muy difíciles de digerir, por mucha voluntad que se ponga.
Dice Kike Figaredo que su primo Rodrigo Rato es una gran persona que les ha ayudado mucho en su causa y que fue quien promovió la ley para que España prohibiera la fabricación de las minas antipersona. Dice que es un gran trabajador, que se encuentra destrozado con lo que está ocurriendo y, opina el obispo, que es una especie de chivo expiatorio y que hay un ensañamiento social con él.
Qué triste resulta leer estas cosas de una persona de la que se supone que se siente unido a los que más sufren, una persona que sin duda tiene formada una recta conciencia que no solo le permite sentirse inclinado a la caridad, sino que le permite reconocer la injusticia social.
No sé si Kike Figaredo sabe que su primo, Rodrigo Rato, además del uso de su propia tarjeta opaca, como máximo responsable de Caja Madrid y Bankia, también lo era de que más de 80 consejeros y directivos de la entidad disfrutaran de las suyas.
Rodrigo Rato también está siendo investigado por el origen de más de 6 millones de euros que, al parecer, tiene en un paraíso fiscal.
Y mientras Rato y los demás consejeros hacían un uso indiscriminado de sus tarjetas opacas miles de ciudadanos eran engañados con participaciones preferentes y acciones de Bankia que no valían ni el papel en el que estaban hechos los contratos.
Miles de ancianos pensionistas vieron cómo desaparecían los modestos ahorros de toda una vida que deberían servirles para hacer más llevadera su vejez, para no depender sólo de una exigua pensión o para ayudar a sus hijos, víctimas también de los sinvergüenzas que ostentan el poder político y económico en este país.
Hace unos días, en un programa de televisión, entrevistaban a una víctima de las preferentes y le preguntaban su opinión sobre el hecho de que Blesa hubiese gastado 9.000 Eros en una sola noche en el Ritz, gasto que abonó con su maravillosa tarjeta. La respuesta de la anciana fue demoledora: “eso es lo que yo gano en un año”.
¿De verdad existe un ensañamiento con Rodrigo Rato o alguno de los sinvergüenzas que dirigían Caja Madrid, a la que llevaron a la ruina y fue necesario rescatar con una ayuda de 22.000 millones de euros, mientras ellos gastaban nuestro dinero, el de todos los españoles, como si no hubiera un mañana? ¿Ensañamiento social? ¿De verdad, señor obispo?
Parece que sigue habiendo personas que creen que algunos tienen derecho a poseer, disfrutar y usurpar todos los bienes de este mundo por ser especiales, por pertenecer a una clase social superior y que, en el mejor de los casos, por su bondad, se sienten caritativos y ayudan a los más desfavorecidos con la condiciçon de que éstos deben continuar en su resignada pobreza porque ese es el orden lógico de las cosas.
Recomiendo a Kike Figaredo que eche un vistazo a los gastos de casi 100.000 Euros que su primo Rodrigo Rato realizó con su tarjeta black y que está en el siguiente enlace http://www.eldiario.es/economia/cargo-Rato-tarjeta-bebidas-alcoholicas_0_312169051.html#gastos. Quizás así, la próxima vez que le pidan su opinión sea algo más prudente y, al menos, opte por el silencio.

No somos una república bananera. ¡Ni hablar!

Permalink 13.04.14 @ 19:01:34. Archivado en España, Asturias

Fernando Menéndez Rexach, presidente de El Musel durante las obras de ampliación, dice que la OLAF (Oficina de Lucha contra el Fraude de la UE) trata a España como a una república bananera.
Al bueno de Fernando esto le parece intolerable, al igual que a todos nosotros. ¡Cómo se puede tratar a nuestro país como a una república bananera!
Un trato así podría entenderse si, por ejemplo, en la obra de ampliación del puerto de El Musel hubiera habido un sobrecoste del 43% (cercano al 100% si prosperan las reclamaciones en vía judicial). O si fuera una versión acuática de los aeropuertos sin aviones.
Podrían tratar a España como una república bananera si el tesorero del partido que sostiene al gobierno estuviera en prisión y tuviera decenas de millones en Suiza cuya procedencia se desconoce, pero todo el mundo sospecha cuál es.
O si en Andalucía el gobierno autonómico y los sindicatos hubiesen empleado fondos públicos de varias decenas de millones de Euros para incluir en los EREs a personas que no eran trabajadores de las empresas o para cobrar sustanciosas comisiones (del verbo, llevárselo crudo).
O si el mapa de la corrupción política no dejara sin señalar ni un pueblo, ni una comunidad autónoma, ni un gobierno central de cualquier signo.
Es posible que nos hicéramos acreedores al título de república bananera si nuestros políticos se las hubieran ingeniado para arruinar a las cajas de ahorros, instituciones de crédito centenarias, sin ánimo de lucro, que nacieron en beneficio de la comunidad y cuyos beneficios revertían a ésta por medio de su obra social. Ruina que nos ha costado a todos los españolitos 40.000 millones de Euros de nada.
Si en España se construyeran aeropuertos que no saben lo que es un avión o autopistas en las que los vehículos son algo tan exótico como el lince ibérico en nuestros montes, quizás podrían tacharnos en Europa de república bananera.
O si tuviésemos seis millones de parados. O si hubiera decenas de miles de puestos de asesores y enchufados varios trufando nuestras administraciones locales, autonómicas y central.
Si nuestros políticos no fueran de una acrisolada honradez o no tuvieran una formación académica y una experiencia profesional dignas de admiración. Si no dictaran leyes que ellos mismos se saltan a la torera sin ningún rubor (las campañas electorales sólo duran 15 días, pero las llamamos precampañas y “tira que libras”). Si…
Yo, como el bueno de Fernado Menéndez Rexach no puedo comprender cómo en la UE pueden tratarnos como a una república bananera. La verdad es que por más vueltas que le doy no termino de encontrar la razón para que nos dispensen semejante trato.
A ver si va a resultar que tenía razón El Caudillo y en Europa no nos quieren porque todavía no nos han perdonado nuestro pasado imperial.
¿Será eso, Fernando?

Cocacola, ¡va a ser por dinero!

Permalink 18.02.14 @ 21:00:29. Archivado en España, Asturias

He leído hoy que los de Cocacola Iberian Partners están dispuestos a pagar indemnizaciones de cuarenta y cinco días por año a los trabajadores que desean despedir. He tenido que pensar un poco de qué me sonaba esa cifra hasta que he recordado que, mira tú por donde, era la que correspondía la indemnización por despido improcedente antes de la magnífica reforma laboral (mal)parida por el gobierno de Rajoy, con Fátima Báñez de comadrona o partera.
O sea, que han llegado los de Cocacola Iberian Partners y ha soltado a su modo esa frase que aquí en Asturias dice “va a ser por perres”. Pues eso, que no va a ser por dinero, porque cuando se empeñan en despedir, despiden cueste lo que cueste. Y nunca mejor dicho.
Yo no sé si Rajoy o Báñez habrán leído la noticia o si alguien se la habrá contado, pero, si es así, me imagino su desolación: toda la vida pensando que los pobres empresarios no podían despedir porque era un lujo demasiado caro y de pronto vienen los de Cocacola Iberian Partners, que viene a ser algo así como los compañeros ibéricos de lachispadelavida, y se encienden un puro con un billete de cincuenta euros delante de sus narices. ¡A ver quién es más chulo!
Pobre Fátima Báñez, tan orgullosa ella de su criatura que permitía a las empresas adoptar otras medidas diferentes del despido y se encuentra con que a algunos empresarios españoles (muchos si juzgamos por las cifras del paro) lo que les mola de verdad es despedir. Y si pueden despedir más barato les mola mucho más, donde va a parar. ¿Verdad, amigo Rajoy?
Pues nada, señor presidente del gobierno, siga usted así y a mejorarse y me pone usted a los pies de su señora esposa.
Qué pena que doña Fátima y el sr. Rajoy no hayan pisado nunca una escuela de negocios ni para ir al baño. De haberlo hecho quizás habrían aprendido que cuando los empresarios andan preocupados por el coste del despido no es curiosamente cuando quieren contratar, sino cuando están en racha de despedir. Son empresarios, pero son así de lógicos. Como cuando una persona cualquiera empieza a preocuparse del precio de la gasolina no es porque esté pensando comprarse una bicicleta. Aunque ahora que lo pienso, para eso no hace falta ir a ninguna escuela de negocios, basta con ir a la escuela. ¿Cómo habrán aprobado sus carreras Rajoy y Fátima? Otro misterio.
Lo que no es ningún misterio es que dicen que las ventas de Cocacola han caído un 20%. En mi casa han caído el 100%. Pues eso.

La desesperante política española y Gamonal como síntoma

Permalink 19.01.14 @ 19:07:30. Archivado en España, Asturias

La política española es nauseabunda. El gobierno se empeña en seguir recortando derechos sin ningún sentido como un jardinero enloquecido manejando las tijeras de podar. Uno de los últimos recortes es el que quita el derecho a la sanidad pública a los españoles que residan en el extranjero más de tres meses. Con esta medida el gobierno castiga a los españoles que deben salir de su país a buscar un trabajo que aquí no pueden conseguir porque nuestros gobernantes nos han hundido en una crisis sin precedentes de la que no tienen la menor idea de cómo salir.
¿Por qué no quitan el derecho a la sanidad pública a los imputados en casos de corrupción? Es una pregunta retórica, todos sabemos por qué no toman ninguna medida contra la corrupción.
Asturias no es ninguna excepción en el páramo nacional. El gobierno autonómico no ha sido capaz de sacar adelante los presupuestos, por lo que en 2014 deberá gobernar con los presupuestos de 2013 y hacer algunos apaños con créditos extraordinarios. Cuando más necesarios son unos presupuestos que combinen las ayudas a los que están resultando más perjudicados por la crisis con las inversiones necesarias para tratar de reconducir la misma, nuestros políticos se miran el ombligo y el PSOE prefiere mantener una ley electoral que les favorece aunque para ello pierdan los apoyos para sacar adelante los presupuestos. Lo primero es lo primero y, desde luego, no es el bien común.

Gijón, la ciudad más poblada de la región, también tendrá los presupuestos municipales prorrogados porque el PP ha puesto como condición para apoyarlos una reducción del IBI que, a estas alturas, sería ilegal, puesto que ya estaba aprobada la ordenanza fiscal para 2014.
El PP cree que la política es un juego en el que todo vale. Ha enviado a negociar con la alcaldesa a una señora que no es concejal y a la que no ha permitido finalmente alcanzar un acuerdo. Entre tanto, los concejales del PP que fueron en la lista que se votó en las pasadas elecciones parecen ser unos comparsas que nada tienen que decir. ¿Qué hacen ahí? ¿Para qué están? ¿No tienen ni un ápice de dignidad?
Los políticos, que siempre que les interesa se llenan la boca con palabras como democracia, legitimidad, representación, mandato, etc. han convertido el medio que debe ser la política en un fin. El fin formado por sus intereses personales, y hace tiempo, demasiado tiempo, que han dejado de lado lo que debería ser su objetivo prioritario: el bienestar de los ciudadanos que les han votado, a los que deberían representar y que son quienes les pagan el sueldo.
Han convertido la política en retórica, creyendo que el chascarrillo y la finta dialéctica son la sublimación de su tarea. Nos movemos entre pillos que se apropian del dinero de nuestros impuestos e inútiles que son incapaces de tener una sola idea que contribuya a arreglar alguno de los numerosos problemas que abruman a sus representados.
Por eso resultaría gracioso si no fuera grotesco verlos con la boca abierta ante los sucesos del barrio de Gamonal en Burgos, escandalizados ante las protestas de los vecinos. Son incapaces de hacer un análisis de los hechos y, ayudados por los medios de comunicación que resultan unos excelentes palanganeros del status quo, se limitan a descalificar a los manifestantes poniendo el acento y el punto de mira en los excesos (que sin dunda ha habido) y tratando de convencernos de que antisistemas de otras ciudades han ido a pescar en río revuelto.
Deberían darse cuenta de que Gamonal es un síntoma. Es el grano purulento que rasga la piel y por donde asoma el pus que delata la infección interna del organismo.
Los políticos llevan a años regando las calles con gasolina; deben ser muy prudentes usando las cerillas.

La revolución de occidente: ir al tercer mundo en metro

Permalink 10.11.13 @ 20:16:46. Archivado en España, Asturias

El gobierno nos dice que que el final de la recesión ha llegado tocando las trompetas que anuncian el final de la crisis. Pero Rajoy es prudente y advierte que ésta no ha terminado, que es preciso seguir con las reformas (del verbo apretarnos más las tuercas) que nos han permitido llegar hasta aquí, pero que todavía son insuficientes y hay que seguir profundizando.

Botín afirma que no nos podemos ni imaginar la cantidad de dinero que está llegando a España de todas partes, y tiene razón, porque hace tanto tiempo que no lo vemos que ya ni imaginarlo podemos. Pero Botín debe estar tranquilo, porque si algo hemos aprendido de la crisis es que los bancos, además de ganar siempre, siempre tienen razón y, en caso de duda, para eso están el gobierno y el BOE.

Como consecuencias de estas buenas nuevas los partidos políticos más importantes de nuestro país se han apresurado a organizar una conferencia, el PSOE, y una interpalamentaria, el PP, para convencer a los suyos de lo que ya llegan convencidos de casa. ¿Y por qué organizan esos ejercicios espirituales laicos? Sin duda porque ya ven el final de la crisis al alcance de la mano, porque, de otro modo, con su acostumbrado sentido de la responsabilidad y su habitual frugalidad no gastarían el pastizal que habrá costado mover y mantener a toda esa gente si no supieran que los malos tiempos están a punto de terminar.

Se preguntaba esta mañana en la cadena SER una veterana socialista cómo se podía proteger nuestro mercado de trabajo en un mundo global en el que los productos que consumimos se fabrican en países donde los trabajadores más afortunados perciben salarios de ciento cincuenta euros mensuales. Y yo, oyéndola, me preguntaba si no deberían hacer un examen para poder ser socialista, porque esas dudas parecen apuntar a una deficiente formación ideológica de base. Aunque también es posible que el PSOE deba copiar algunas ideas del inefable Wert y establecer una reválida para comprobar si sus militantes más reputados de tanto vivir como sus adversarios y actuar como ellos han terminado también por pensar de la misma manera. No puede ser casual el paralelismo vital de González y Aznar, quienes, a pesar de su aparente antagonismo radical, parecen intercambiables como expertos en empresas energéticas (ambos son consejeros de empresas eléctricas) o como poseedores de un ego sólo comparable con su soberbia. Antes de votar a un candidato a presidente deberíamos poder saber cómo serían como expresidentes, porque eso nos daría la exacta medida de su personalidad.

Pero en vista de que no sabemos cómo proteger nuestro mercado de trabajo, quizás sería mejor que esta vieja e hipócrita Europa se quitara de una vez la careta. Por ejemplo, podría autorizar las jornadas de ochenta o más horas semanales, el trabajo infantil, la exención de las normas de prevención de riesgos laborales o la posibilidada de tener trabajadores sin contrato de trabajo y que no estén dados de alta en la Seguridad Social. Pero, que nadie piense que me he vuelto loco, esto sólo sería posible para trabajadores procedentes de países del tercer mundo. Ciudadanos, chinos, indios o pakistanís podrían trabajar en nuestro país de la misma manera que lo hacen en lo suyos. ¿Por qué no evitar a los empresarios las costosas deslocalizaciones de sus empresas, sus viajes de negocios a los nuevos centros de producción y el siempre engorroso trato con las autoridades de esos países? Se evitarían los costes de transporte y los riesgos de la transferencia tecnológica a otros países fuera de nuestro control.

Los sindicatos y ONGs tendrían a la fuente de sus desvelos a las puertas de sus casas, como quien dice, y podríamos seguir viendo en los telediarios las mismas tragedias, que ahora nos remiten a ciudades con nombres exóticos, situadas en lugares familiares y próximos, que podríamos situar fácilmente en el mapa.

— ¿Has visto, querida? el pabellón que se ha derrumbado y donde han muerto todos esos indios es que el vemos desde el viaducto de la autopistas cuando vamos a visitar a tu madre?

— ¡Pobre gente!

Pero nuestras conciencias podrían seguir tranquilas sabiendo que “no hay españoles entre las víctimas” y podríamos seguir comiendo y esperando la llegada de los deportes para ver los goles del Madrid y del Barcelona.

Se mantendrían intactas las leyes laborales que protegen a nuestros parados y nadie podría reprocharnos el retroceso en nuestros derechos sociales. Los empresarios verían por fin cumplido el sueño de volver al maquinismo sin moverse de casa y sus esposas no darían abasto organizando rastrillos y galas de caridad y les dejarían más tiempo para ocuparse de sus jóvenes y esculturales sobrinas.

La derecha podría seguir gobernando para lo suyos y la izquierda volvería a vender su revolución de cartón piedra a estos nuevos parias importados.

¿Por qué no traer el tercer mundo al patio de atrás? Yo sólo le veo ventajas.

Asturias sigue padeciendo la incuria de sus gobernantes

Permalink 03.11.13 @ 19:44:39. Archivado en Asturias

Asturias entra en un nuevo periodo de inestabilidad que viene a sustituir al ensimismamiento actual de un gobierno carente de ideas, de proyecto, de nada que no sea mantenerse en el cargo y conservar el status quo de sus dirigentes y simpatizantes destacados que han tenido la suerte de verse elevados al olimpo de los elegidos para algún puesto técnico o político desde el que defender a los suyos, a la secta partidaria que los alimenta o les permite estar en unos cargos a los que difícilmente podrían acceder de otro modo.
La defensa de este estado de cosas es lo que ha llevado a la FSA a poner a IU y UPyD en la tesitura de tener que romper los acuerdos por los que habían apoyado la investidura de Javier Fernández.
El análisis es sencillo. Foro y PP nunca apoyarían una reforma electoral que permitiese al PSOE cumplir los acuerdos con los partidos de la oposición que apoyan a su gobierno. Si el PSOE se empeña en no sacar adelante la reforma electoral que había acordado con los dos partidos de la oposición, éstos no tendrían otro remedio que romper sus apoyo, ya que, de no hacerlo, quedarían expuestos como meros comparsas de un gobierno al que habrían puesto unas condiciones para su apoyo sólo de cara a la galería y cuyo incumplimiento no tendría ninguna consecuencia.
Pretender, como quiere el PSOE, que IU y UPyD lo sigan apoyando apelando a su responsabilidad, porque es más importante tener presupuestos que conseguir sus objetivos, es una forma más de utilizar la retórica como política, pero no soporta el menor análisis, ya que si es tan importante sacar adelante los presupuestos, y en efecto lo es, cómo se puede dejar el tema en manos de dos partidos de oposición, Foro y PP, que no tienen ningún interés en la reforma electoral pactada y menos todavía en darle oxígeno al gobierno y sus socios.
El razonamiento lógico en este caso sería poner al PP y a Foro en la tesitura de negociar la reforma electoral o quedarse al margen voluntariamente porque el gobierno, ante la necesidad de mantener los apoyos para sacar adelante los presupuestos, no podría hipotecar su futuro a las tácticas de esos dos partidos.
Sin embargo, extrañamente, o no tanto, optan por dejar la llave de los acuerdos, del apoyo al gobierno y de poder aprobar unos presupuestos, en manos de la oposición que no lo apoya, poniendo como condición para la reforma electoral conseguir el apoyo de Foro o del PP.
Pero, como decía, la extrañeza es sólo aparente, ya que, en realidad, ni el gobierno, ni el partido que los sustenta, desean la reforma electoral, como tampoco la desean Foro o PP, porque les resulta mucho más ventajosa la situación actual que beneficia a los partidos grandes y perjudica a los pequeños. Porque no les importa que la situación actual sea injusta, no con los partidos, sino con los electores, cuyos votos no valen lo mismo según donde vivan y, por tanto, la representatividad de los elegidos es muy deficiente porque el sistema por el que se eligen no es equitativo.
Asturias ha tenido la oportunidad de adelantarse al resto de España mostrando el camino para una reforma electoral que se reclama desde mucho ámbitos, pero, para el PSOE ha sido más importante mantener el actual estado de cosas, porque la democracia puede ser importante, pero más importante es tener controlados los resortes del poder.
Y es el poder y su control lo que está en el fondo de todas sus decisiones y todo lo demás son fuegos de artificio para tenernos entretenidos.
Asturias tendrá inestabilidad política en unos momentos de crisis profunda en los que la estabilidad y los acuerdos son más necesarios que nunca y, muy posiblemente, tendrá que prorrogar sus presupuestos cuando es imprescindible disponer de instrumentos (léase, recursos) para cambiar el rumbo de nuestra economía que, aunque con algo de retraso con respecto al resto del país, está siendo ahora golpeada muy duramente.
Lamentablemente, esto no deja de ser un prueba más, la enésima, de que los profesionales de la política han convertido ésta en un fin, en lugar de ser, como debería, el medio para mejorar la vida de los ciudadanos.

La crisis ha terminado

Permalink 20.10.13 @ 18:25:21. Archivado en España, Asturias

Esta semana nos han anunciado la buena nueva: la crisis ha terminado. Crisis is over podría cantar Lenon si siguiera entre nosotros.
El Príncipe de Asturias, Rajoy, el gobierno todo y Botín nos anunciaron que la crisis había terminado. Estamo terminado 2013 y 2014 se presenta en lontananza próspero, ubérrimo, con sus campos manado leche y miel preparados para recibirnos tras nuestra larga marcha por el desierto de la recesión en busca de la tierra prometida.
Ha sido un viaje largo y duro, pero ha valido la pena, ha venido a decir Rajoy con ese verbo de los políticos capaz de hacer suyos nuestros sacrificios, lo cual no deja de tener su mérito, pues tiene que resultar muy difícil sentir la dureza del camino y el calor insoportable del desierto cuando se transita cómodamente sentado en el interior de un coche de lujo con aire acondicionado.
La crisis ha terminado, España es tierra de oportunidades y el dinero llega a nuestro país en grandes cantidades y de todos lados (Botín dixit) y en un ambiente de euforia tal yo me siento emocionado y feliz al comprobar cómo nuestros sacrificios han valido la pena. Hemos tenido que apretarnos el cinturón, hemos perdido poder adquisitivo, los más afortunados, los menos han perdido su casa, su empleo o a sus hijos que han tenido que irse del país para buscarse la vida (como ahora se llama a ganarse el pan con el sudor de la frente).
Hemos perdido servicios, hemos perdido calidad en los que todavía nos siguen prestando, nos cuestan más dinero y las administraciones todas se afanan, y con cierto éxito, todo hay que decirlo, en sacarnos el poco dinero que tenemos con tasas e impuestos de todo tipo.
La crisis ha hecho que tengamos que pagar, repagar y copagar todo lo que ya pagamos con nuestros impuestos. Pero todo es por nuestro bien y, al parecer, la luz ya se vislumbra al final del túnel. Quizás nosotros no la veamos todavía y nuestros ojos, atrofiados por años de oscuridad, no son capaces de apreciar ese pálido reflejo que sí pueden ver en lontananza aquellos que, por haber seguido siempre a plena luz del sol, pueden apreciar esos leves rayos que quieren romper la oscuridad en la que estamos sepultados.
Tenemos menos becas y se exigen más notas para alcanzarlas. Algunos alumnos deben devolver las becas que recibieron el pasado año y tendrás dificultades para hacerlo porque, con su mala cabeza de pobres sin criterio, han tenido la mala idea de gastar su importe en matrícula, libros, apuntes y (seamos sinceros) hasta puede que un bocadillo o incluso un cubata en un momento de ofuscación.
Tenemos menos ayudas para la dependencia a pesar de que nuestros dependientes siguen teniendo poca consideración con la situación económica del país y se agarran a la vida como si fuera lo único que tienen.
La sanidad tiene menos recursos y las listas de espera se alargan en el tiempo y en el espacio aumentando el sufrimiento de los enfermos. Aunque hemos de reconocer que, al menos, estos recortes colaboran doblemente al bien de nuestra economía, pues al ahorro directo se añade el indirecto de los enfermos que fallecen y dejan de ser un gasto para esta sociedad acostumbrada a vivir por encima de sus posibilidades.
Pero la crisis is over y debemos congratularnos. Seguimos con casi seis millones de parados, cierra Fagor, cierra Tenneco, las comunidades autónomas tendrán que disminuir su gasto en 8.000 millones de euros más en los próximos dos años, según el plan enviado por el gobierno a Bruselas para su aprobación, pero eso son pequeños detalles que sólo nos importan a nosotros, los pobres mortales que no invertimos en bolsa, ni sabemos nada de macroeconomía y nos dejamos influir por los comercios vacíos, los restaurantes sin clientes y las quejas de las personas que hacen cola ante las oficinas del INEM.

Cudillero como ejemplo

Permalink 24.08.13 @ 12:35:27. Archivado en España, Asturias

Si alguien tiene interés en conocer como concibe el PSOE la democracia puede analizar lo ocurrido en el ayuntamiento de Cudillero desde las últimas elecciones y tendrá una idea cabal de la forma de proceder de una izquierda que se presenta como referente ético ante la sociedad.
Lo que ocurre en Cudillero pone de manifiesto las maneras de actuar de unos políticos para los que la democracia es tan solo la coartada para llevar a cabo sus planes. Retuercen las leyes y las normas hasta dejarlas convertidas en un guiñapo irreconocible con el que hacer su voluntad. Desoyen las sentencias del Tribunal Constitucional como si la democracia y los órganos de las que esta se dota para poder garantizar el funcionamiento democrático de las instituciones fueran tan sólo algo molesto que se puede esquivar sin mayores complicaciones.
Lo que está ocurriendo en Cudillero con el beneplácito y el apoyo expreso de la Federación Socialista Asturiana y el silencio ominoso de la dirección nacional del partido con Óscar López y Rubalcaba como cómplices por omisión de la desvergüenza con la que su partido está actuando en ese ayuntamiento, no tiene ningún calificativo compatible con el término democracia.
En democracia las formas son parte fundamental del sistema. Los votos recogidos en las elecciones refrendan a los candidatos que figuran en las listas y los partidos ya tienen demasiado poder confeccionando éstas como para que, una vez terminadas las elecciones, quieran actuar como si los votos los hubiera recibido el partido y no los candidatos.
Con el proceder de PSOE en Cudillero están demostrando que son aventajados herederos de la democracia orgánica inventada por Franco o de la llamada democracia cubana. Pero, como ellos deberían saber, la democracia es o no es y no admite calificativos.

:: siguientes >>

Blogs
Entre dos luces

Entre dos luces

Inviernos a la vista 12-XII-2018

Santiago Panizo

Fe y vida

Fe y vida

Navidad: Tiempo de afianzar la esperanza y la utopía

Consuelo Vélez

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

Carta abierta de Teresa Freixes a Carmen Calvo sobre la inmersión lingüística

Salvador García Bardón

Religión Digital

Religión Digital

Monseñor Medardo Luis Luzardo Romero

Religión Digital

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Jueves de Adviento

Angel Moreno

Punto de vista

Punto de vista

Calvo también es doctora

Vicente Torres

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

La Guadalupana, verdad, esperanza y misterio

Guillermo Gazanini Espinoza

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Receta del cebiche de Jhosef Arias, su cebiche más patriótico

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Chaleco gualdo? ¡Cola impar, sin vetos!

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

¡A por ellos!

Manuel Molares do Val

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Escuche los Titulares de las noticias de Venezuela hoy 12 diciembre 2018 por @angelmonagas

Angel Monagas

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Obispos fuerza misionera

Josemari Lorenzo Amelibia

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Impresiones infantiles y sonrisas seniles: camaldulenses.

Asoc. Humanismo sin Credos

Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Non Solum Sed Etiam, el Blog de Txenti

Navidades musicales, ecuménicas y solidarias

Vicente Luis García

No más mentiras

No más mentiras

Alcalde y otros abusadores del dinero público

Antonio García Fuentes

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Preces de los Fieles (D. 3º Adviento C 2ª lect. 16.12.2018): “tu alegría”, fruto de “tu amor”

Rufo González Pérez

Columna Social

Columna Social

Dios salva a los que salvan

Julián Moreno Mestre

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del Cristianismo

Francisco Margallo

Mi vocación

Mi vocación

Enséñame a buscarte

Sor Gemma Morató

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

25 años D.O. “Cigales”. 23. Los viñedos viejos en la elaboración de tintos. I

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital