Un grano de mostaza

Anchuras

15.09.18 | 19:21. Archivado en Evangelio

Me parece que pocos recuerdan hoy que Jesús tuvo una antepasada que se llamaba Rajab, (La Ancha en hebreo). La nombra Mateo en su genealogía, pero comentaristas y predicadores han preferido pasar sobre su nombre como sobre ascuas, quizá para evitar que algún listillo curioso se pusiera a buscarla en la Biblia y se quedara estupefacto al enterarse de que Rajab se dedicaba activamente a la prostitución en la ciudad de Jericó (Cf Jos 2).

Si se coló en el árbol genealógico de Jesús fue gracias a que se portó de maravilla protegiendo a los dos espías comisionados por Josué para inspeccionar la ciudad. Se alojaron en su casa por la noche (el narrador no precisa sus intenciones) y, cuando llegó la policía a detenerles, los escondió debajo de unos haces de lino salvándoles la vida. Como pago, les hizo prometerle que, cuando conquistaran la ciudad, la respetarían a ella y a toda su familia y esto les serviría de señal: colgaría en su ventana que daba a la muralla, una cinta roja.

Aunque a Jesús no le afectaba genéticamente el parentesco (era cosa de José, su padre putativo que siempre va cargando con semejante calificativo…), a mí me gusta pensar que, cuando escuchó en la sinagoga la historia de Rajab, debió caerle divinamente esta bisabuela suya (putativa también ella a su manera…), y quizá le sirvió de inspiración cuando afirmó aquello de que “las prostitutas nos precederán en el reino de los cielos…”

No me extraña que le gustara la generosidad de aquella mujer, su atrevimiento a la hora de correr riesgos y de tomar partido por perseguidos y amenazados. Y no me extraña tampoco que quienes se le acercaban respiraran a su lado tanta acogida y tanta anchura. Era un rasgo de familia.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 23 de septiembre

    BUSCAR

    Editado por

    Síguenos

    Hemeroteca

    Septiembre 2018
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930