Un grano de mostaza

Veranear en la acera

19.11.17 | 17:03. Archivado en Vida

En un bajo comercial sin rematar enfrente de mi casa, vive hace mucho una pareja de jubilados, muy enfadados con la vida en general y con la vecindad en particular. Motivos tienen porque los vecinos de su bloque han recogido firmas para echarles, pero no pueden porque el local es suyo.

Desde que vivo en esta casa los veo veranear en la acera: en cuanto llega el calor, sacan dos silloncitos de plástico y se sientan a leer, uno detrás del otro porque la acera es estrecha, cambiándose de un lado al otro según les dé la sombra.

Cuando me marcho de vacaciones, ahí los dejo y cuando vuelvo ahí siguen, como un recordatorio de que, mientras unos vamos y venimos, otros siguen ahí impertérritos; o pertérritos, pero sin más opción que aguantarse. Viene bien recordarlo para no generalizar nuestros privilegios, los de veraneo por ejemplo: vivir unos días sin la presión de las obligaciones cotidianas, respirar otro aire y conocer otra gente, disfrutar la primera espuma de una cerveza, mirar otro paisaje.

“Nosotros, los imaginarios...”, decía una señora de un barrio confundiendo la palabra marginados. O quizá no andaba confundida, porque una de las experiencias más fuertes de los que viven en la cultura de la pobreza es precisamente sentir su invisibilidad, su no-existencia.

No está en mi mano solucionar los problemas de mis vecinos y los intentos de aproximación que hemos hecho desde la comunidad han fracasado. Me queda al menos la seguridad de que cada uno de los que veranean en las aceras de nuestro mundo va a escuchar un día estas palabras: “Ven a sentarte a mi sombra, hijo: has afrontado animosamente la vida, entra en el veraneo de tu Señor”.

Dolores Aleixandre


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios
  • Comentario por mercedes castellano fdez 25.11.17 | 18:05

    Es verdad , lo que dices, sobre la "invisibilidad"....
    del pobre.Es lo que le pasói a Epulón con Lázaro; no es que le negara una limosna...es que NO LO VIÓ.
    Y un tema a parte :
    Aprovecho esta ocasión para agradecerte tu libro :"LAS PUERTAS DE LA TARDE", no te puedes hacer idea del bien que me hace y lo que lo disfruto...Lo he ecomendado vivamente a muchas personas
    Un abrazo

  • Comentario por mercedes castellano fdez 25.11.17 | 18:05

    Es verdad , lo que dices, sobre la "invisibilidad"....
    del pobre.Es lo que le pasói a Epulón con Lázaro; no es que le negara una limosna...es que NO LO VIÓ.
    Y un tema a parte :
    Aprovecho esta ocasión para agradecerte tu libro :"LAS PUERTAS DE LA TARDE", no te puedes hacer idea del bien que me hace y lo que lo disfruto...Lo he ecomendado vivamente a muchas personas
    Un abrazo

Jueves, 14 de diciembre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031