El último grito

La educación por la ventana

30.06.18 | 13:00. Archivado en Cultura, Política, Sociedad, Educación

Ahora que ha llegado el veranito y que se ha terminado el curso escolar, es el momento de decirlo: la educación en España está perdida. Y está perdida porque está catapultada bajo cientos y cientos de papeles absurdos que han terminado por ser el fin último del sistema educativo. Hoy en día, en los colegios ya no hay niños y niñas: hay programaciones didácticas, unidades de actuación, PTIs, PGAs, Memorias Anuales, estándares de aprendizaje, protocolos de actuación, protocolos de refuerzo, adaptaciones del currículo significativas, adaptaciones del currículo no significativas, informes individuales de aprendizaje, informes finales de etapa, programas de recuperación, programas de refuerzo, historiales académicos, planes de convivencia, planes de lectura, planes de pensamiento lógico matemático, rúbricas, planes de acción tutorial, pruebas de diagnóstico. Y, detrás de todo eso, además de un niño esperando a recibir una educación de calidad, hay un maestro estresado a punto de cortarse las venas con el capuchón del BIC. Porque, aunque pudiese parecer que eso es todo, los docentes deben enfrentarse además a una cantidad excesiva de contenidos imposibles de trabajar con un mínimo de calidad a lo largo de un solo curso escolar, rellenado para ello los objetivos, la metodología, los recursos y los criterios de evaluación de, por ejemplo, la historia del caracol colorao.

>> Sigue...


Miércoles, 24 de octubre

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930