El último grito

Sin derecho a defensa

23.02.13 | 18:05. Archivado en Política, Sociedad

La semana pasada escribía un artículo sobre el lamentable aumento de los robos a viviendas, la indefensión de los ciudadanos y la inutilidad manifiesta de nuestras leyes y de nuestra justicia, que no solo no castiga a los ladrones sino que –con sus sentencias- animan a las bandas organizadas a instalarse en nuestro país para cometer sus fechorías con absoluta impunidad. Y aunque esto resulta tan grave como dramático, es solo una parte de las injusticias que tenemos que sufrir los ciudadanos españoles por culpa de unas leyes penales excesivamente blandas con los delincuentes.
Cuando alguien entra en nuestra casa rompiendo el cristal de una ventana o forzando la puerta, encapuchado, armado y violento, evidentemente no viene a darnos un beso de buenas noches. Cuando alguien entra en una joyería -como sucede a diario-, armado, agresivo, amenazando con cargarse a todo el que se mueva, evidentemente, tampoco entra en la tienda con la intención de realizar la compra de una pulsera y pagar en efectivo. Eso es evidente para la gran mayoría de nosotros, excepto para la justicia y para los legisladores españoles.

>> Sigue...


Absoluta impunidad

16.02.13 | 13:07. Archivado en Política, Sociedad

Hace ya varias semanas, en un programa de televisión, salía una pareja de ancianos de unos ochenta años con la cara ensangrentada y con una mirada de terror en los ojos después de haber sido víctimas de un robo con violencia en su vivienda. Según contaba el informador, tres encapuchados habían entrado en su casa por la tarde y habían atado y golpeado brutalmente a los ancianos para finalmente amenazarlos con matarlos a hachazos si no les entregaban el dinero. Mientras el informador les hacía varias preguntas sobre el momento de terror que habían vivido, el anciano comenzó a llorar en medio de un ataque de pánico.
Cada uno, a lo largo de su vida, ha ido acumulando una determinada cantidad de bienes que se ha ganado gracias a su esfuerzo y sacrificio diario. Nadie, absolutamente nadie, puede arrebatarle esos bienes. Ni siquiera en tiempos de crisis está justificado.

>> Sigue...


Los papeles de Bárcenas

09.02.13 | 18:26. Archivado en Política

Los famosos “papeles” de Bárcenas han supuesto un duro golpe para el Partido Popular, para el gobierno de la nación y, por extensión –o explosión-, para el propio sistema democrático de nuestro país. Obviamente, no podemos dar ni por buenos ni por malos esos papeles hasta que la justicia dicte sentencia. Por las cifras, los nombres y algunas declaraciones, bien podrían darse por buenos, pero en el rastrero y zafio mundo político actual, nunca se sabe. Sea como fuere, resulta una torpeza absoluta y una actitud lamentable que ante una denuncia tan grave las únicas declaraciones que hayamos oído por parte de los dirigentes del PP sean para decir que todo es mentira. y para remitir a la opinión pública a las declaraciones de la renta de los afectados, como si ahora los ingresos y los cobros en negro se declarasen.
El escándalo de los “papeles” de Bárcenas ha resultado ser la gota que ha colmado el vaso de una sociedad hastiada de tanta corrupción. Pero no deja de ser eso; la gota que colma el vaso. Vivimos momentos de crisis, pero no de crisis económica, como muchos piensan, sino de una brutal crisis moral que ha sido precisamente la que nos ha conducido a esta crisis económica que padecemos.

>> Sigue...


Funcionaritis

03.02.13 | 18:44. Archivado en Política

En estos últimos años, tal vez por eso de la crisis, ha aparecido en la sociedad española un nuevo tipo de enfermedad; la funcionaritis. Esta enfermedad la padecen cada vez más personas, y consiste en un deseo irrefrenable de convertirse en funcionario a toda costa. Una de las características principales de las personas que padecen esta enfermedad es que les es indiferente el trabajo a realizar. Les da lo mismo si son funcionarios en educación, en la policía, como bomberos, en hacienda, en el ayuntamiento o en sanidad. Este desinterés por el trabajo a realizar se debe a que, en realidad, no pretenden realizar trabajo alguno, ya sean maestros o médicos de cabecera. La funcionaritis la sufren con frecuencia personas que han estado trabajando en el sector privado cobrando un pastón y que ahora se encuentran en el paro. Este tipo de personas, curiosamente, maldicen a los funcionarios mientras estudian oposiciones para convertirse en uno de ellos.
Es evidente que ser funcionario es un privilegio.

>> Sigue...


Lunes, 20 de octubre

BUSCAR

Editado por

Los mejores videos

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2013
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   

Sindicación