El último grito

¿Dónde vas triste de ti?

12.02.12 | 18:31. Archivado en Política
  • enviar a un amigo
  • Imprimir contenido

Después de los nefastos resultados de las últimas elecciones generales y, sobre todo, de la desastrosa legislatura del gobierno socialista de estos últimos cuatro años y del lamentable espectáculo de sus dirigentes diciendo y desdiciendo, el PSOE necesitaba con urgencia una renovación. Sin embargo, en cuanto supimos que los candidatos para establecer el nuevo rumbo del partido serían Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón, algunos ya teníamos claro que el tema de la renovación tendría que esperar. Y es que lo que estaba en juego estas últimas semanas en el PSOE no era la hipotética renovación del partido, sino cuál de los dos grandes sectores enfrentados dentro del partido se haría con el poder. Al final, el elegido ha sido Alfredo Pérez Rubalcaba, quizá el menos malo de los dos, por eso de ser el menos “Zapaterista”. Aún así, las palabras de Rubalcaba en su discurso de clausura del 38º Congreso del partido y posteriores declaraciones han sido bastante decepcionantes. El nuevo Secretario General volvió a utilizar un lenguaje precioso y repleto de musicalidad pero carente de sentido. La ambigüedad y la demagogia parecen haberse instalado en el PSOE y amenazan con quedarse para siempre. La absurda propuesta de las “Tres “e” para España” de las que hablaba el nuevo Secretario General: Empleo, Europa y Equidad -tres palabras que precisamente el PSOE se ha encargado de destruir minuciosamente en los últimos años- es un ejemplo más de que la ideología en el PSOE ha muerto y que de aquel gran partido socialmente renovador solo queda humo. Después de su elección, el señor Pérez Rubalcaba criticó de nuevo a los bancos y a Rajoy, pero ha sido precisamente –y curiosamente- el PP el que ha dado una lección de socialismo limitando el sueldo de los banqueros.
No lo va a tener fácil Rubalcaba. No lo va a tener fácil porque el descrédito del PSOE es muy alto debido a que en las altas esferas del partido apenas quedan mentes brillantes con capacidad para gobernar después de que el Zar Zapatero se encargase de eliminar sistemáticamente a cualquier ideólogo que le hiciese sombra para remplazarlo por un palmero inútil y servil. Puede que durante unos años esta estrategia socialista de los últimos tiempos de buscar el pensamiento único y la dictadura moral les haya servido para mantenerse en el poder en una sociedad adormilada por la abundancia económica y la pobreza de espíritu, fácil de conquistar con poca cosa, pero cuando el paro y el hambre aprietan la gente suele despertar del letargo y ya no quieren alimento para los oídos, sino para la bocas.
Sin lugar a dudas el futuro del PSOE pasa por la renovación de ideas; unas ideas más acordes con esas bases ideológicas socialistas de antaño que durante estos últimos años los dirigentes del Partido Socialista se han encargado de dilapidar tristemente; la educación en lugar de la sumisión; la cultura universal en lugar de la imposición cultural de ciertas minorías; el estado en lugar del radicalismo nacionalista; el esfuerzo en lugar de la camaradería; la excelencia en lugar del enchufismo; la justicia en lugar del tráfico de influencias; la defensa del trabajador en lugar del fomento de la riqueza rápida de según qué clase de nueva burguesía o frente a los vagos acostumbrados a exprimir sin piedad la teta del estado.


Los comentarios para este post están cerrados.

Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Viernes, 25 de abril

    BUSCAR

    Editado por

    Los mejores videos

    Síguenos

    Hemeroteca

    Abril 2014
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930    

    Sindicación