Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Abril 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Franco ha vuelto

Permalink 24.03.19 @ 07:28:46. Archivado en Artículos

Por Carlos de Bustamante

( Piedad. Escultura de Juan de Ávalos en el Valle de los Caidos)

Nacido en 1933, conocí de primera mano el desorden y todo lo contrario a las libertades más esenciales previas al Alzamiento Nacional. ¿Por qué alzamiento y nacional? Sencillamente, porque a gran parte de la población española -como en otros países- no le estaba permitido la práctica normal de sus propias creencias, por convicción o tradición ancestral transmitida de generación en generación desde tiempo inmemorial. La que no les estaría permitido so pena del inalienable derecho de la vida en grave riesgo de perderla por ello.

Porque gran parte de la población española, no estaba dispuesta a ser pisada por la mayor de las dictaduras, como era el comunismo marxista- leninista, como en otros países sometidos al yugo soviético con ansias y logros de sometimiento de tantos países sin entidad ya propia, sino de la URSS.

Como sería en exceso prolijo detallar todas y cada una de las causas, y no porque las ignore, me permito dejar paso al maestro Juan Orellana con su relato –en Actuall el pasado 19/03/2019- más que razonado.

“El tiempo desvaneció – escribía Orellana - por completo la memoria de Franco y nuestros jóvenes no sabrían ni la cara que tenía si no fuera por Pedro Sánchez. El presidente del Gobierno quiere ser recordado como el que venció, con un puñetazo en la mesa, el fantasma del franquismo”.

“Tengo 54 años. Francisco Franco es un recuerdo de mi infancia. En la transición me enteré de que había sido un dictador. Lo cual es natural. La gente -y por tanto mi familia- no hablaba de política en aquellos tiempos, excepto en ciertos círculos universitarios e intelectuales. Mi padre pertenecía a esos círculos, pero era reservado y timorato y no quería líos. Luego vino la democracia. Mi padre se hizo de izquierdas, y mi madre, hija de un católico fusilado en Paracuellos -un “caído” se decía entonces-, pasó página y desde el principio votó a la UCD. Ni se había hablado de Franco antes ni se hablaba entonces. La ilusión por la democracia estrenada pacíficamente era lo importante. El futuro era lo interesante. Las pesetas con la cara del Caudillo dejaron paso a la cara del Rey Juan Carlos y a correr.

Al Valle de los Caídos se iba muy de vez en cuando, casi siempre en visita turística en cuyo pack entraba el Monasterio del Escorial y la llamada silla de Felipe II por razones de cercanía geográfica. Al visitar el Valle siempre aprendías algo de historia y con curiosidad pasabas por delante de la tumba de Franco y de José Antonio. Disfrutabas de las vistas de Cuelgamuros y con suerte oías cantar a la Escolanía o a la comunidad benedictina que vive en la Abadía sita allí mismo. Hablo de los setenta y de los ochenta. Después el tiempo desvaneció por completo la memoria de Franco y nuestros jóvenes no sabrían ni la cara que tenía si no fuera por Pedro Sánchez.

Esta era la situación de la inmensa mayoría de los españoles. De los excombatientes y nostálgicos del régimen se fue encargando el inexorable paso del tiempo y las leyes de la biología.

Y de repente, en 2019, más de cuarenta años después de la muerte de Franco, Pedro Sánchez, que tenía 3 añitos cuando falleció el llamado Generalísmo, ha resucitado su memoria, ha puesto en medio de la mesa a Francisco Franco y lo ha situado en la cabeza de su agenda política, ante la mirada atónita e incrédula de muchos españoles y la absoluta indiferencia de otros.

Se pueden barajar muchas hipótesis. Desde que este hombre ha perdido el norte, hasta que quiere distraer con Franco su gestión del independentismo; desde que quiere pescar en los caladeros de la extrema izquierda a que quiere llamar la atención y estar en la picota. O a lo mejor la razón contiene un poco de todas.

Pedro Sánchez hará todo lo que esté en su mano para ganar esta batalla simbólica, conseguir mover un puñado de cenizas de un sitio a otro, y crear una nueva mitología

Pero yo creo que hay algo más. El deseo de pasar a la Historia como el que ganó la Guerra del 36. Me explico. Existe un cierto complejo en la izquierda más ideológica -no en la izquierda del PSOE de Felipe González- que tiene que ver con traumas del pasado no superados. Por ejemplo, el hecho de que en el momento del levantamiento de Franco en África, lo lógico hubiera sido que el Ejército de la República y las milicias del Frente Popular hubieran arrasado con la intentona golpista. Franco contaba con pocas fuerzas, muy dispersas y sin la artillería pesada y la aviación de que disponía la República, con la impagable ayuda militar soviética. Pero la mala gestión militar, estratégica y táctica, la división creciente entre los republicanos y la desmotivación de las tropas a partir de un cierto punto, le permitieron a Franco crecer y avanzar imparablemente hasta la victoria.

A ese trauma se añade el de que Franco pasó de tener un poder provisional a un poder vitalicio sin que en España nadie se levantase significativamente contra el régimen. Dicho de otra forma, que después de 40 años de paz social murió de viejo en su cama de la Seguridad Social. Y el tercer trauma es que la democracia no llegó tras una ruptura con el régimen de Franco, sino que nació de una evolución de las propias leyes que se reformaron desde dentro, gracias entre otros a la pericia de Torcuato Fernández Miranda y Adolfo Suárez. Y por supuesto, del Borbón. Pedro Sánchez, que ha llegado al poder por la puerta de atrás y gracias a pactos inconfesables, ha intuido, como un visionario, que desenterrar a Franco, sacarle de su tumba y expulsarle del monumental mausoleo para llevarle a un cementerio de pueblo, es un símbolo que cambia el relato de la historia. Como si dijera: “Ahora, cuarenta años después de tu muerte y ochenta de la Contienda, finalmente la guerra la gano yo, y te arrebato la gloria de tu victoria y te expulso a las tinieblas de la irrelevancia y el anonimato”.

Pedro Sánchez quiere ser recordado como el que venció, con un puñetazo en la mesa, el fantasma del franquismo. Él dice fascismo, que es más pomposo, pero sabemos que esa denominación no es históricamente correcta. Y hará todo lo que esté en su mano para ganar esta batalla simbólica, conseguir mover un puñado de cenizas de un sitio a otro, y crear una nueva mitología.

Pero Sánchez no se da cuenta de que la historia no se cambia, que el pasado no es mutante, y que lo que pasó, pasó. Y que al resto de los españoles nos preocupa el futuro. Y para que trabaje en él le pagamos. No para que juegue al Rey Arturo con su Excalibur particular.”


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Corrupción global

Corrupción global

2280 Sensores Digitales para optimizar hogares y empresas. El ciudadano no los conoce y están fuera del alcance del empresario, al que no se los permiten

Luis Llopis Herbas

Punto de vista

Punto de vista

Sánchez no durará cuatro años

Vicente Torres

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

"Eliminar a Israel del mapa"

Shimshon Zamir

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Maniaco-depresiva, Pilar, eres?

Ángel Sáez García

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Cómo celebran los más fervientes devotos musulmanes la Pascua de Resurrección

Doctor Shelanu

Un país a la deriva

Un país a la deriva

La felonía del PSOE al descubierto.

Vicente A. C. M.

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Hablemos asín, el último libro de Alberto Gómez Font, sobre la lengua que dicen vulgar

Juan Luis Recio

No más mentiras

No más mentiras

Homenaje a CERBANTES en el 403 aniversario de su triste muerte

Antonio García Fuentes

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

Un grandísimo hijo de puta

Antonio Cabrera

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Los lunes, revista de prensa y red

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Laforet, Aribau

Miguel Ángel Violán

Sesión Golfa

Sesión Golfa

¡Shazam!: Big

Juan Carrasco de las Heras

Opinión

Opinión

Cayetana muy bien en el debate televisivo. Por el mejor desarrollo y frente a muy graves amenazas

Opinión

Hermosillo

Hermosillo

'memo' de AMLO vulnera derechos de niñas, niños y adolescentes.

Efrén Mayorga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital