Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Diciembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


¿Qué estaba predicando San Óscar Romero en el momento de su muerte?

Permalink 06.12.18 @ 07:25:00. Archivado en Artículos

Por Carlos de Bustamante

( Óscar Romero y Juan Pablo II en mayo de 1979)

Por razones que no estimo conveniente precisar, habréis observado ustedes/vosotros cómo últimamente hago una introducción y copio lo que alguno de mis amigos, compañeros, o simplemente estimo notable en la “red”, como lo que ahora alguno, digo yo, estará leyendo. Créanme, con cierto rubor se lo digo, que quien fuera sólo don Oscar Arnulfo,” no me caía demasiado bien”. Acostumbrados en España a la leyenda negra, don Óscar Arnulfo la tenía entre los exaltados de su país. Ingenuo de mí, la creí “a pies juntillas”. Equivocación mayúscula. Vean si no, cuando se acude al agua clara cómo la verdad triunfa sobre la mentira.

Cuando el odio anda por el medio de los hombres, la historia se tergiversa al gusto de los odiadores. Un manantial límpido como es don Jaime Septién –cuyo artículo, titulado “¿Qué estaba predicando San Óscar Romero en el momento de su muerte?”, del 19 de octubre pasado, reproduzco ahora- hace que el agua estancada en la que pululan los bichos se transforme en corriente pura y cristalina donde aplacar la sed de verdad. Vean, pues, y saquen si les pete sus consecuencias

“Muy pocos conocen qué es lo que estaba diciendo San Romero ese día y por quién ofrecía la Misa. La mayor parte de los católicos sabemos que el arzobispo de San Salvador, Óscar Arnulfo Romero, ahora santo, fue asesinado al concluir la homilía de la Misa que celebraba en una pequeña capilla del hospital de la Divina Providencia, “el Hospitalito”, el 24 de marzo de 1980. Y que su asesinato precipitó la guerra civil de El Salvador por más de una década.

Sin embargo, muy pocos conocen qué es lo que estaba diciendo San Romero ese día y por quién se estaba ofreciendo la Misa que, finalmente, fue la última que ofició en su vida.

La Misa en “el Hospitalito” se ofrecía por el primer aniversario de la muerte de doña Sara Meardi de Pinto, madre de Jorge Pinto, editor de “El Independiente”, un pequeño periódico semanal de San Salvador.

Por otra parte, la lectura del Evangelio de ese día correspondió al Evangelio de San Juan 12: 23-26. El entonces arzobispo de San Salvador –había sido nombrado por el Papa san Pablo VI tres años antes, en 1977—ligóo la Palabra de Dios con el testimonio de doña Sara y, como solía hacerlo en todas sus homilías, con la situación por la que atravesaba El Salvador.

El Evangelio de ese día

“Entonces Jesús dijo: «Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del Hombre. En verdad les digo: Si el grano de trigo no cae en tierra y muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que ama su vida la destruye; y el que desprecia su vida en este mundo, la conserva para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde yo esté, allí estará también mi servidor. Y al que me sirve, el Padre le dará un puesto de honor” ( Biblia de América)

Primera relación

El arzobispo, lo primero que hizo en su última homilía, recogida y traducida al inglés por el padre jesuita James R. Brockman, autor de “Romero: una vida” (Orbis Books) quien reexaminó la grabación y la publicó en 1992, fue retomar la figura de doña Sara Pinto, recordando que todo cristiano debe tener una vida intensa.

“Muchos no entienden, y piensan que el cristianismo no debería involucrarse” en la vida social, política, económica de un pueblo. “Pero, por el contrario, ustedes acaban de escuchar el Evangelio de Cristo, que uno no debe amarse a sí mismo tanto como para evitar involucrarse en los riesgos de la vida que la historia nos exige, que aquellos que evitan el peligro perderán su vida, mientras aquellos que por amor a Cristo se entreguen al servicio de los demás vivirán, como el grano de trigo que muere, pero solo aparentemente. Si no muriera, quedaría solo. La cosecha se produce porque muere, se deja sacrificar en la tierra y se destruye”.

Segunda relación

Tras introducir la circunstancia particular, la de doña Sara y su labor por la gente más humilde de El Salvador (junto con el trabajo de su esposo y de su hijo), monseñor Romero lo ligó con el mensaje de la *Gaudium et Spes *y la esperanza que inspira a los cristianos:

“Sabemos que todo esfuerzo por mejorar una sociedad, especialmente una que está tan inmersa en la injusticia y en el pecado, es un esfuerzo que Dios bendice, que Dios desea, que Dios exige de nosotros. Y cuando uno encuentra personas generosas, como Sarita, y su pensamiento encarnado en Jorgito (su hijo) y en todos los que trabajan por estos ideales, debe tratar de purificarlos, por supuesto, cristianizarlos, vestirlos con la esperanza de lo que hay más allá. Eso los hace más fuertes, y nos da la seguridad de que todo lo que trabajamos en la tierra, si lo alimentamos con una esperanza cristiana, nunca será un fracaso. Lo encontraremos en una forma más pura en ese reino donde nuestro mérito estará en lo que hemos trabajado aquí en la tierra”.

Tercera relación

Tras recordar con gratitud a esa mujer generosa que pudo simpatizar con las preocupaciones de su esposo y de su hijo y de todos los que trabajan por un mundo mejor, y que agregó su propia parte, su grano de trigo, en su sufrimiento”, san Romero lo relacionó con el momento que vivía El Salvador.

“Esta Santa Misa, la Eucaristía, es en sí misma un acto de fe. Con la fe cristiana, sabemos que en este momento la hostia de trigo se transforma en el cuerpo del Señor que se ofreció para la redención del mundo y en ese cáliz el vino se transforma en la sangre que era el precio de la salvación. Que este cuerpo inmolado y esta sangre sacrificada por los humanos también nos alimente, para que podamos entregar nuestro cuerpo y nuestra sangre al sufrimiento y al dolor, como Cristo, no para sí mismo, sino para impartir nociones de justicia y paz a nuestro pueblo”.

Epílogo

“Entonces, unámonos íntimamente en fe y esperanza en este momento de oración por Doña Sarita y por nosotros mismos…”.

(Justo en este momento las balas homicidas callaron la voz de San Óscar Arnulfo Romero Galdánez, pero no podrían –ni podrán jamás– acallar su enorme testimonio de caridad para el pueblo y con el pueblo).”


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Protestantes

Protestantes

ACIERA contra escándalos de abuso sexual en Argentina

Pedro Tarquis

CaféDiálogo

CaféDiálogo

¿Es la noche la morada misteriosa del silencio?

José Luis Vázquez Borau

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

II Sábado de Adviento

Angel Moreno

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Una exclusiva línea de vinos monovarietales gallegos: D. Pedro de Soutomaior

Juan Luis Recio

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Ciudadanos resucita a Montesquieu

Manuel Molares do Val

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Que Sánchez no ha leído a Maquiavelo?

Ángel Sáez García

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Titulares Caiga Quién Caiga Si cerraron un País ¿Que importa cerrar un periódico?

Angel Monagas

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Lo del villancico...

Asoc. Humanismo sin Credos

Rara Temporum. El blog de Bernardo Pérez Andreo

Rara Temporum. El blog de Bernardo Pérez Andreo

Jesús, ¿el bastardo?

Bernardo Pérez Andreo

Ser y vivir hoy

Ser y vivir hoy

En un mundo agresivo y violento…

Urbano Sánchez García

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

MEMORIA

Josemari Lorenzo Amelibia

Ungido para evangelizar a los pobres

Ungido para evangelizar a los pobres

"¿Qué debemos hacer?"

Eugenio Pizarro Poblete

Cree en la Universidad

Cree en la Universidad

ECOLOGÍA Y SALVACION. En Polonia... movimiento mundial por el cambio climático.

José Moreno Losada

Atrévete a orar

Atrévete a orar

El silencio de los obispos sobre el celibato (22)

Rufo González Pérez

La Iglesia se hace diálogo

La Iglesia se hace diálogo

Contra avaricia, largueza (16.12.18)

Jesús Espeja

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo

No más mentiras

No más mentiras

Discursos políticos "o cómo no decir nada"

Antonio García Fuentes

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Padrenuestro en Navidad

Miguel Ángel Mesa Bouzas

Mi vocación

Mi vocación

Gente que suma

Sor Gemma Morató

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Francia: cuanto peor, peor

Enrique Arias Vega

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital