Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Digiriendo la tecnología

Permalink 26.09.18 @ 07:27:15. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Ilustración de Israel Páez, en ipaez.carbonmade.com) (*)

Una de las cosas más necesarias para vivir un buen futuro es una buena digestión de la tecnología. “Es que comes demasiado deprisa” suele decirme mi mujer cuando me quejo de la acidez de estómago”. “Deberías comer con más reposo”, añade. Pues algo parecido nos está pasando por culpa de vivir acelerados. Creo yo que jamás en la historia de los hombres se avanzó a tan precipitado ritmo como ahora, y es natural porque cualquier avance lleva a buscar a su vez mayor progreso; fenómeno que en nuestro caso ya ha alcanzado un punto en el que se multiplican los inventos. Por ejemplo, las exigencias del espacio condujeron al desarrollo de la miniaturización, y en relativamente pocos años esto permitió el milagro del que hoy somos testigos.

Los resultados de lo cual son, efecto, semejantes a los de una digestión difícil, y plantean sobre todo un intrincado problema educativo, pues los más jóvenes difícilmente reflexionan y los mayores están hasta tal punto atareados haciendo frente a la complejidad creciente que no disponen de tiempo suficiente para aclarar debidamente sus ideas. El resultado es un amontonamiento de problemas del que nadie se siente responsable. Además, habiendo despreciado una visión de la vida que se elevara sobre la circunstancia cotidiana, tendemos a salir del paso peleándonos igual que tienden a pelearse hasta consigo mismos los niños de colegio cuando no son capaces de hacer algo.

Complejidad, aceleración, vaciedad y máximo despiste se acumulan hasta componer un panorama deprimente en el que poco sitio queda para una reflexión inteligente y razonada. Y, naturalmente, el resultado es depresivo. Así se multiplican las dificultades para encontrar la solución de este problema, mientras, a falta de otras normas de conducta que no sean las administrativas, los educandos en potencia se echan en manos de la tecnología disponible: un proceso en el que superan a sus propios padres. Así andamos ahora a vueltas con la conflictiva presencia en las escuelas de los aparatos que se conocen como “móviles”. Y digo yo: ¿cómo no va ser difícil decidir sobre este asunto cuando, al no saber siquiera qué son éstos puesto que sirven para todo, convertimos simplemente un adjetivo en sustantivo? En fin, ahora nos dicen que algunos países europeos han decidido prohibir hasta una cierta edad su empleo en los colegios, y mucho nos tememos que no sea sin trauma psicológico ya que el dichoso aparatito de uso múltiple es ya una parte indispensable de nosotros mismos.

Yo veo, por ejemplo, que los niños siguen reuniéndose en la plaza pero ni se miran a los ojos, pues cada uno se enfrasca en su pantalla tal como hacen los mayores en todos los sitios, y eso que con ello ponen con frecuencia sus vidas en peligro. Los veréis hasta cruzando los semáforos sin prestar atención a lo que les rodea e incluso hablando solos como si conversaran con un ser imaginario. Y lo harán con un pinganillo en sus orejas, despreciando el silencio imprescindible para permanecer atentos a los coches, a las bicicletas, y a cualquier otra circunstancia del tráfico rodado. Como los más pequeños, que, después de haber estado pendientes de sus móviles, encenderán el televisor nada más llegar a casa para que les sintonicemos un programa infantil o les busquemos un juego para entretenerse. A diferencia de nosotros, que jugábamos al escondite y a la comba o simplemente a la pelota, o fabricábamos un juguete imaginario aprovechando cualquier trasto disponible. O hacíamos uso de nuestra fantasía - me pongo a mí mismo como ejemplo - para montar una función o imitar a los mayores publicando un periódico. Mientras que los niños de ahora se sumergirán en un juego interminable consistente la mayor parte de las veces en eliminar seres molestos, cosa que no veo recomendable. Hasta se enredarán en uno titulado “Assassin´s creed” que debe ser extraordinariamente interesante pero que me hizo preguntar a uno de mis nietos si en materia de asesinos los había tanto malos como buenos. No les extrañará su contestación afirmativa.

Así que mucho tendrán que ir al gimnasio nuestros descendientes para compensar aquellas largas tardes de dedo en la tecla y pinganillo en el oído que se les acabarán indigestándose como consecuencia de los atracones de ordenador, de móvil y tableta. Y les harán ir a consultar al oculista, pues la atención que se brinda a todos estos aparatos, más la fijación casi permanente de la mirada en las pantallas, terminarán costándoles la vista.

Supongo que todas estas cosas estarán siendo ya estudiadas por expertos aunque mucho me temo que, como los gurús de de la modernidad no consideran a nadie culpable de sus actos y son adictos a fórmulas psicosomáticas y respuestas administrativas, al final descartarán cualquier sencilla solución educativa para encontrarla de nuevo en la tecnología. Así que exigirán más directivos, más ordenadores, y, sobre todo, más dinero.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/2/1891/42912524650_5ed551035a_o.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

VII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO/CICLO C /24-02-2019

Francisco Baena Calvo

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Comer bien sentado: un libro que marida la gastronomía con el buen diseño

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Hay que hacer el esfuerzo de hallar tiempo

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Traer yihadistas a España

Manuel Molares do Val

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#19Feb ASI AMANECE VENEZUELA Escuchela Sin Censura los titulares y sus comentarios

Angel Monagas

Teología sin censura

Teología sin censura

Profesión y vocación

José Mª Castillo

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Las edades del hombre

Josemari Lorenzo Amelibia

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

El placer de escribir

Miguel Ángel Violán

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

La última "primera misa" de Ernesto Cardenal

Pedro Miguel Lamet

Hermosillo

Hermosillo

"El Chapo" organizó reunión de capos.

Efrén Mayorga

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Ernesto Cardenal (1925-)

Xabier Pikaza Ibarrondo

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del Cristianismo

Francisco Margallo

No más mentiras

No más mentiras

EL FERROCARRIL CHINA MADRID EL MÁS LARGO DEL MUNDO Y...

Antonio García Fuentes

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Todo sigue igual (los independentistas mandan)

Enrique Arias Vega

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Una mañana roja y gualda

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Aria de Eliza

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Miguel Piloto, profesor indígena: “Los sacerdotes tienen que conocer mejor las culturas indígenas”

Luis Miguel Modino

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

« Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso »

Pedro Langa

Diario nihilista de un antropólogo

Diario nihilista de un antropólogo

Como una cueva llena de silencios

Manuel Mandianes

Un país a la deriva

Un país a la deriva

¡Es una vergüenza!

Vicente A. C. M.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital