Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Febrero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Crónicas de agosto: Una cosecha extraordinaria

Permalink 22.08.18 @ 07:28:35. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Acuarela de Fabio Cembranelli en fcembranelli. blogspot.com) (*)

Confesaré que cuando llego a mi casa montañesa - una vez aparcado el coche y aun antes de descargarlo de maletas - mi primera mirada se dirige hacia la huerta que cultivo; más aún este año, pues como ya pude constatar hace unos meses todo ha crecido prodigiosamente.

El hecho - esto lo comprenderá bien mi compañero Carlos como avezado agricultor que ha sido - es que hace tiempo que ya no me ocupaba de abonar la tierra convenientemente: encargaba a distancia al jardinero que me preparara el terreno por abril o mayo, y cuando regresaba a verla era para permanecer tan solo tres o cuatro días, así que no encontraba tiempo sino para comprar plantones y semillas y luego hundirlos en la tierra.

Hubo una época, sí, en la que conservaba un gran saco de abono granulado que repartía cada año generosamente entre los surcos, mas hace tiempo que me vi forzado a utilizar otro sistema: añadir tierra procedente del montón de césped y de hierba acumulado por la siega, lo cual requiere, como ustedes imaginan, una paciencia infinita y un esfuerzo excesivo para mis ochenta y cinco años. Quiero decir con esto que extraer lo que realmente necesito, y cargar con ello unas insuficientes cinco o seis carretillas, ya se me hacía bastante trabajoso y además chocaba frontalmente con mi habitual impaciencia en el trabajo. Así que las plantas crecían, sí, pero bastante menos de lo conveniente.

Que se produjera el cambio necesario me fue por fin posible gracias a que mi hijo tuvo ocasión de pasar aquí unos días entre visita y visita de sus padres, y porque, además, puesto a trabajar es una máquina. O sea, que en una mañana es capaz de sacar adelante lo que no llegaría a hacer una cuadrilla en dos o tres jornadas de trabajo; por ejemplo, podar un par de sauces imponentes subiéndose a lo alto, trocear luego las gruesas ramas obtenidas, repasar los setos de cabo a rabo, eliminar los excesos de la hiedra y además quemar los resultados de su esfuerzo - para lo cual por cierto, hay que pedir autorización por escrito a las instancias del ayuntamiento además de refrendar la posibilidad de utilizar este permiso justo antes de encender el fuego; una operación que dejará el jardín tan limpio y tan lustroso como si nada hubiera sucedido.

Pues bien, en este caso él quiso extender un generoso complemento alimenticio del llamado “compost” a la tierra en la que yo luego plantaría mis calabacines y pepìnos y mis berenjenas, acelgas, alubias y lechugas. Por no mencionar un par de berzas cuyo destino sería el típico cocido montañés, y, sobre todo, pimientos y pimientos de diversas clases, incluidos a petición suya y con la indicación de que no faltaran los llamados “de Padrón”, que por cierto han salido bien picantes: según me han dicho, como para hacer saltar las lagrimas en el más exacto sentido de lo dicho.

Así que al final se produciría la sorpresa: todo creció de forma tan exuberante que la huerta es hoy algo así como una selva. Y eso que todo lo planté según un riguroso esquema de filas alineadas y espacios sencillos, dobles y aun más amplios entre los plantones, utilizando plásticos negros agujereados ya de fábrica con los que se evita el crecimiento de las mal llamadas “malas hierbas”. Sí; todo creció desmesuradamente pese a que se colaron algunos caracoles de gran talla salvando mi previo riego de un poderoso anti-limacos.

Con este panorama por delante no quisimos recoger los frutos demasiado pronto y esperamos a que se uniera a nosotros nuestro hijo que, esclavo de su trabajo habitual, sólo pudo permitirse un fin de semana puro y duro incluidos los viajes de ida y de vuelta. Tiempo que tendría que aprovechar a fondo para compaginar estos trabajos con la playa, el mar y la familia.

Afortunadamente la mañana fue de sol: perfecta para la cosecha. Luego se buscarían unas cajas para hacer lotes y repartir a toda la familia. Y aún quedaría la huerta en condiciones de concedernos más y más frutos como éstos que crecieron a distancia de nosotros. Porque aquí, en lo que hoy se conoce por Cantabria, sigue vigente este milagro de la naturaleza que nos permite ver crecer el campo sin reclamar los cuidados que requieren muchas otras huertas españolas.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/2/1793/29060488207_1e46fd9f9e_o.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Teología sin censura

Teología sin censura

Profesión y vocación

José Mª Castillo

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Las edades del hombre

Josemari Lorenzo Amelibia

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

El placer de escribir

Miguel Ángel Violán

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

La última "primera misa" de Ernesto Cardenal

Pedro Miguel Lamet

Hermosillo

Hermosillo

"El Chapo" organizó reunión de capos.

Efrén Mayorga

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Ernesto Cardenal (1925-)

Xabier Pikaza Ibarrondo

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del Cristianismo

Francisco Margallo

No más mentiras

No más mentiras

EL FERROCARRIL CHINA MADRID EL MÁS LARGO DEL MUNDO Y...

Antonio García Fuentes

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Todo sigue igual (los independentistas mandan)

Enrique Arias Vega

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Una mañana roja y gualda

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Aria de Eliza

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Miguel Piloto, profesor indígena: “Los sacerdotes tienen que conocer mejor las culturas indígenas”

Luis Miguel Modino

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Reflexiones de Praxis política Por @Angelmonagas

Angel Monagas

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

« Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso »

Pedro Langa

Diario nihilista de un antropólogo

Diario nihilista de un antropólogo

Como una cueva llena de silencios

Manuel Mandianes

Un país a la deriva

Un país a la deriva

¡Es una vergüenza!

Vicente A. C. M.

Buenas noticias

Buenas noticias

Sin esperar nada

José Antonio Pagola

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

EL AMOR DE DIOS NOS ABRAZA

Francisco Baena Calvo

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

BENDITA COMPASIÓN

Tomas Muro Ugalde

En espíritu y en verdad

En espíritu y en verdad

Para meditar desde la eucaristía

José Manuel Bernal

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital