Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Junio 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Memoria familiar. 13. Más de la familia

Permalink 19.07.18 @ 07:21:09. Archivado en Artículos

Por José María Arévalo

(1952. Rosina y Sule con los abrigos de piel) (*)

Los niños en la Zamora de entonces éramos de la Borriquita, con lo que entrábamos en una afición a sus procesiones que se ha hecho famosa, y que llenó una parte importante de la adolescencia de nuestra pandilla, de aquella primera de San Torcuato y de la última, la de los guateques. Tienen gracia las fotos de mis hermanas, tan pequeñas, con las túnicas de hebreas que parecía iban a explotar, porque debajo llevaban los abrigos de piel típicos del invierno zamorano. Después - no en la procesión, claro- debajo del abrigo llevarían los cancanes, que también hacían redondita su figura. Y nosotros, pelando frío con pantalones cortos y unos calcetines de lana que nos llegaban hasta las rodillas. En cambio no teníamos que sufrir el martirio de hacernos bucles en el pelo con las tenacillas ardiendo.

(1945. El tío Pepe, mi padrino, conmigo en brazos) (*)

Además de la familia de Carbonero, la de mi padre, que veíamos todos los veranos en el pueblo, a lo que dedicaré otro capítulo, contaba mucho en nuestra infancia la familia de mi madre, aunque fueron escasas las veces que pudieron visitarnos en Zamora por lo lejos que los teníamos. Mi tío Pepe vivía en Tánger, a donde fuimos toda la familia cuando yo ya había empezado en la Universidad, ya les contaré. De él solo recuerdo una vez que vino, recién hecha mi primera comunión. Como era mi padrino, me trajo un regalazo, un barco velero de los que no se veían por entonces, que me dejó boquiabierto. No llegué a hacerlo navegar porque me precipité a montarlo y me cargué el timón, que era clave. Pero lo conservé muchos años como oro en paño.

Además, contábamos con la familia de Barcelona, la tía Cachón que era hermana de la abuela Antonia, el tío Vicente, su marido, comisario de policía, y sus dos hijos María Rosa y Paco, que vinieron varias veces por Zamora. Paco vino en más ocasiones, con el taxi que le compró su padre cuando ya no quiso estudiar más y lo único que le gustaba era conducir, tanto que se largó a Francia con un conche alquilado que después tuvo que pagar el tío Vicente. Lo del taxi fue una buena solución, asentó la cabeza y formó una familia, yo fui padrino, a mis 14 años, de uno de sus hijos, Jorge, al que nunca volví a ver, ya lo siento.

(1953. Mariasun con la palma floreada y el tio Vicente, en Barcelona) (*)

Por Semana Santa nos llegaba de Barcelona todos los años un gran paquete con palmas llenas de rizos, para el Domingo de Ramos, las primeras de este tipo que se vieron en Zamora; además, unas monas de Pascua, tradición catalana, y un tarro enorme de anchoas con el tapón más grande que había visto. La mona no era más que un bollo con un huevo duro dentro, pero las anchoas en salmuera estaban para morirse.

(1954. Paco Ricart Ginestar) (*)

Los tíos de Barcelona nos invitaron, cuando yo tenía 10 años, a veranear en un piso que tenían en Premiá de Mar. Allí me enamoré por primera vez, de una niña rubia y con el pelo rizado, Lidia, hija de unos amigos de mis tíos, que también veraneaban en Premiá, y que jugaba con mis hermanas en la playa y en nuestro piso. No volví a verla hasta el bautizo de Jorgito, en el que para mi sorpresa resultó ser la madrina. En Premiá no me había atrevido a decirle nada de mis sentimientos, y cuatro años después ya me parecía mayor que yo, así que casi ni le dirigí la palabra.

(1954. En la playa de Premiá, de pié Lidia y yo) (*)

El viaje a Premiá lo hicimos en avión para mi desgracia, un cuatrimotor en el que vomitaba cada vez que daba un bache, en el que parecía que el avión se caía en el vacío, y dio bastantes tanto a la ida como a la vuelta. Un año después vi los billetes del viaje, hurgando en un cajón, y volví a vomitar creyendo que todavía olían a avión. Pero me había compensado disfrutar aquel Mediterráneo de Premiá. La primera vez que vi el mar fue en el Peñón de Ifach, en viaje, también familiar pero en tren, a Ondara, el pueblo de la abuela Antonia, al que ya me referí en la memoria de ella. De este Mediterráneo recuerdo el olor a los erizos que comimos allí mismo, en la playa inmediata al Peñón de Ifach, que me encantan y los sigo disfrutando en mis viajes al Cantábrico asturiano. Por cierto, en Premiá estaba con nosotros mi primo Rafael, nieto de la tía Maria Rosa, la otra hermana de la abuela Antonia y que conocí en Ondara en aquel viaje anterior. De mi misma edad, hicimos buenas migas, siento no haber vuelto a verlo.

De aquellos años de la infancia no me queda ya más que contarles que los veranos en el pueblo, Carbonero el Mayor, en la casona del abuelo Paco, al que dediqué el tercero de estas memorias familiares. Los recordaré en el próximo artículo de la serie.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/2/1733/42340192811_81a6ef8f3b_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/885/40533456060_8169236dc5_b.jpg
http://c2.staticflickr.com/2/1754/42340192341_c30360f170_b.jpg
http://c1.staticflickr.com/1/878/42340186311_4b3350784d_b.jpg
http://c2.staticflickr.com/2/1752/40533453720_13eb215884_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Corrupción global

Corrupción global

2330 Los dos grandes enemigos de la Humanidad: 1º La dictadura leninista empobrecedora, marxista socialista. 2º El totalitarismo ultra capitalista de los genocidas Nuevo Orden Mundial y Club Bilderberg

Luis Llopis Herbas

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

Entre denuncias y visitas nos vemos venezolanos por @Angelmonagas

Angel Monagas

Punto de vista

Punto de vista

Añoranza de Adolfo Suárez

Vicente Torres

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Signos preocupantes de la estabilidad de Jordania

Shimshon Zamir

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

4 cócteles para este verano del restaurante Tahini de Madrid

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

De Nadal, ese peón

Ángel Sáez García

No más mentiras

No más mentiras

Cuando el Estado APRENDA A SER ESTADO

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Los lunes, revista de prensa y red

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Pacos

Pacos

Los honores a Franco y su circunstancia.

Paco Sande

Columna de humo

Columna de humo

Para lo que ha nacido Vox

Pedro de Hoyos

Libros

Libros

'Arcanos de navegación', de Tomás Valladolid Bueno

Vicente Torres

Sesión Golfa

Sesión Golfa

X-Men, Fénix Oscura: el enemigo en casa

Juan Carrasco de las Heras

Hermosillo

Hermosillo

AMLO opina que Ebrard da celos; ni de mi marido soy celosa dice su secretaria de gobernación.

Efrén Mayorga

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

La fábrica de los sueños

Miguel Ángel Violán

El Acento

El Acento

Hombre de negocios - Cuento de Guille Paier (Argentina)

Antonio Florido Lozano

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

El Tribunal Supremo acierta denegando permiso al golpista Junqueras para salir de España

Carlos Ruiz Miguel

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno y Millán Astray, ¿historia de una fake new? Más bien, un trueno de espiritualidad

Miguel Ángel Malavia

Poemas

Poemas

Ahora mismito

José Pómez

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

Sexismo y pornografía

Enrique Arias Vega

Opinión

Opinión

Sobre la defensa de la ciencia, las ingenierías (STEM; CTIM), del español, la deontología en la radio, otros medios, instancias sociales. No a la corrupción

Opinión

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital