Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Detalles significativos

Permalink 18.07.18 @ 07:20:44. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Reflejos en la Gran Via I. Acuarela de Francisco José Castro en acuarelasfjcastro. blogspot.com) (*)

El escenario es un gran edificio comercial, y el objeto observado un retrato publicitario de los muchos con los que se cruza mi mirada. Indudablemente, el objetivo del cartel es bien sencillo: mostrar un atuendo de forma que se anime a comprarlo quien lo vea. O a dar una buena impresión de la marca que lo vende. Pero a mi paso me fijo en dos detalles significativos: los cabellos del joven se disparan y la corbata que luce es como de punto grueso y con un nudo fabricado de cualquier manera. La verdad, nada verdaderamente destacable. Y sin embargo ambos detalles me parecen bastante sugerentes.

Lo significativo es que ninguna de ambas cosas - un pelo disparado y un nudo elaborado con descuido - podrían llamar hoy a nadie la atención. Y, sin embargo, no hace demasiado tiempo - simplemente en los años de mi juventud e incluso en los de mi más cercana madurez - los dos detalles habrían sido poco menos que inimaginables. De entrada, los cabellos hirsutos habrían sido desechados como idea por temor a provocar la risa, y el desmañado nudo de corbata se habría juzgado improcedente a la hora de mantener el buen nombre de la marca, ya que a ningún muchacho de aquel tiempo se le habría ocurrido salir a la calle de esa guisa. Y la razón sería no suscitar sonrisas maliciosas o comentarios negativos.

Cierto es que las modas cambian con frecuencia, pero en detalles que a la hora de la verdad procuran no caer en lo extravagante o lo ridículo por mucho que lo hagan en los desfiles. Y que unos pelos con sus puntas artificialmente dirigidas hacia el cielo parecen tener una intención expresa, siendo ésta sin duda llamar la atención del vecindario, lo cual obliga a plantearse si no se trata de una intención banal y estúpida. En cuanto al desaliño indumentario de marcarse un nudo a la buena de dios y descentrado, parece responder a la pregunta clave de: “Bueno, ¿y que pasa si a mi me da la gana de ponerlo así?” Pero esta muestra de osadía no deja también de ser ridícula y decididamente pretenciosa.

El problema de tanto gesto estúpido quizá se encuentre en una falta de respeto al prójimo y en que en rigor éste suele ser expresado de múltiples maneras; por ejemplo, procurando dar la impresión de que se practica la limpieza y el orden. O que se quiere ser discreto, o que el pudor no se desprecia, pues de estas cosas se derivan algunas normas de comportamiento, una de ellas el aspecto externo de las personas, que con tal objeto establecieron protocolos hoy en trance de salir volados por los aires en razón de muchas circunstancias y tendencias.

Ahí está por ejemplo, ese relativismo omnipresente que se preguntaría para qué norma alguna si no existe nada serio o trascendente, puesto que la libertad es lo primero: que ya no hay norma que valga para nada. Así que algunos lo aprovechan para presentarse ante un monarca poco menos que en mangas de camisa haciendo ostentación de su ideología. O se permiten asistir al parlamento con horteras camisetas reivindicativas. O desnudan sus obscenos pechos para profanar el fervor de una capilla. He ahí la ropa y la no-ropa como armamento de agresión a alguien.

O simple pero osadamente comercializan pantalones vaqueros no ya rotos, sino agujereados, rasgados y literalmente arrasados y ensuciados en la fábrica; algo increíble y diría yo que revolucionario. Algo que nadie jamás se habría puesto ni bajo amenaza, y que, sin embargo, hoy visten hombres y mujeres como si tal cosa.

Cierto es - y ahí encuentro un cierto punto de explicación a todo esto - que el arte busca precisamente encontrar la belleza en lo imperfecto, y que para la mayoría de la gente es más artística la representación de la cara de un anciano que la de un rostro terso y sin arrugas, como lo es también un atuendo envejecido si se compara con otro nuevo y bien planchado. Mas en estos casos la imperfección es una huella de la vida, y una forma, por tanto, de reflejar alguna historia. En suma, algo considerablemente más auténtico.

Pero esta falsa imperfección de ahora no trata de esas cosas sino que lleva en sí una carga de falsedad considerable. En suma, suele ser una cuestión de simple ”postureo”. No me digan, por tanto, que ese joven de pelo disparado y corbata descentrada no es un ejemplo incipiente de la sociedad de ahora, premeditadamente imperfecta y a la vez escasamente respetuosa con cualquier norma y, desde luego, con el prójimo. Mas sobre todo creída de sí mima, egoísta de su libertad, y decidida, no ya sólo a cargarse un pantalón vaquero, sino cuanto se le ponga por delante.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/1/913/43338569401_f2bef3b9a0_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
No más mentiras

No más mentiras

Sentido común y bajada de sueldos a políticos

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Para que lo trabajara y custodiase. 14. Girasoles

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

¿Una nueva veleta verde?

Antonio Cabrera

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

El desánimo

Javier Orrico

Corrupción global

Corrupción global

2310 Repetición de 2309. Los graves ataques del socialismo leninista a la libertd de expresion

Luis Llopis Herbas

Punto de vista

Punto de vista

Maduro no hace donativos para la lucha contra el cáncer

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Holy Mary, una coctelería de autor en el centro histórico de Madrid

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Saldremos de la zona confortable?

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Trump y los hispanos, Ternera con cáncer, Sacos de odio

Manuel Molares do Val

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Uppsala, a cántaros

Miguel Ángel Violán

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

Dimisión de Horst Köhler: un inesperado y duro golpe al proceso de paz en el Sahara Occidental

Carlos Ruiz Miguel

Columna de humo

Columna de humo

Sois un excremento. Todos

Pedro de Hoyos

Pacos

Pacos

El Parasito y el Filántropo

Paco Sande

Hablando en plata

Hablando en plata

Pablo pone en su sitio a Amancio

Enrique Zubiaga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El dinero "maldito" de Amancio Ortega

Enrique Arias Vega

Libros

Libros

'Actitud emprendedora', de María Ángeles Chavarría

Vicente Torres

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#OPINIÓN Columna Caiga Quién Caiga Por @angelmonagas: Nicolás el Tanos de Venezuela %u2013 Critica24.com

Angel Monagas

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

La carrera de Arabia Saudita hacia las armas nucleares (como era de esperar que ocurra)

Shimshon Zamir

Opinión

Opinión

¿Se atreverán con un nuevo fraude el 26-M? Dos hipótesis posibles.

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Doris Day: que se fue, se fue

Juan Carrasco de las Heras

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital