Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


El tiempo entre las sábanas

Permalink 11.07.18 @ 07:29:39. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Andamiaje nocturno. Acuarela de Noemí González en amantesdelaacuarela. blogspot.com..56 x 76) (*)

Usted lo sabe, pero supongo que, como suele suceder con tantas cosas de la vida, quizá no la haya llegado a valorar como merece. Me refiero hoy a la curiosa circunstancia de que usted mismo - si, usted mismo - haya pasado durmiendo una tercera parte de su vida.

Y gracias a Dios así ha sido, pues debido a ello ha descansado, y esto a su vez le ha permitido nada menos que seguir viviendo. Pero, aun siendo esto importante para el ser humano, no deja de ser algo verdaderamente sorprendente, porque durante el tiempo que empleamos durmiendo en nuestras camas permanecemos en un estado de semi inconsciencia; situación ésta tan curiosa como difícil de explicar por ser “anómala”. Y no será preciso el explicar por qué teniendo en cuento que se trata de un tiempo que pasamos con nuestras facultades reducidas, o, si usted quiere, casi anuladas en la práctica. Esto ocurre con el movimiento, con la acción, y con el pensamiento, que no es poco. O sea que, mientras sucede, uno no es “uno mismo” sino otra cosa diferente.

Además se trata de algo intermitente, pues no se queda uno así ya para siempre sino que recupera “la normalidad” horas más tarde. Y aún cabe añadir que ésta situación tampoco se mantiene luego de forma definitiva, ya que, como suele decirse, pronto volverá a no “estar uno para nada“, que es lo que en realidad ocurre. Cierto es se percibirán de cuando en cuando imágenes, y habrá una cierta lógica de pensamiento, pero todo estará en el mundo de lo absurdo; a la manera de las copias falsas: como impresiones fabricadas con retales.

Quiero decir con esto que vivir de verdad - es decir, en plenitud, como se espera de un ser inteligente - uno lo hace, sí a lo largo de su vida, pero bastantes menos años de los oficialmente declarados en curriculum. Por ejemplo, yo mismo tengo ochenta y cinco; mas descontadas las horas de sueño y de ronquido paso a contabilizar tan sólo los cincuenta y siete. Y es que los restantes años transcurridos nos sirven sólo a la manera del tiempo utilizado para cargar de cuando en cuando nuestro móvil.

Por eso espero que comprendan el porqué de mi profunda confusión de ahora cuando me miro al espejo del cuarto de baño y, aun estando todavía en buena forma, veo que mi apariencia no responde al tiempo que he vivido una vez descontadas las horas de mi sueño. Y no todos son signos positivos: por ejemplo, nuestra esperanza de vida se ha ampliado de tal forma que andamos ya por los ochenta - que es un logro - mas si tenemos en cuenta lo ya dicho, el censo caería hasta una cifra bastante más modesta: tanto que se nos igualaría con la que exhiben bastantes países africanos. Mientras que la que a éstos correspondería podría quedar solo en treinta y tantos.

Curiosamente, estas ideas peregrinas - que hoy someto al juicio de mis “improbables” - me surgieron yendo con mi mujer una vez más a Mercadona. Y se preguntarán por qué. Pues porque en el trance de la compra caí en la cuenta de que no pasa un solo día sin pasar por el supermercado. Así que si calculo la acumulación del tiempo que empleamos empujando el carrito y rellenando bolsas, pasando las compra por el código de rayas y cargando y trasegando los productos que hemos elegido hasta situarlos ordenadamente en la nevera y los estantes respectivos, tenemos la impresión de haber pasado en ello media vida.

Y podríamos hablar también, en términos científicos, sobre el escaso tiempo que nos queda - teniendo en cuenta todas estas cosas - para disfrutar de lo que yo llamo con frecuencia “el regalo del tiempo”: el que nos queda para disfrutar sabia y cumplidamente de la vida que de verdad nos queda disponible.

Así que habrá que ver cómo nos apañamos para aprovechar nuestro precioso tiempo de descuento teniendo en cuenta que gran parte de la vida se nos va, según parece, roncando entre las sábanas o empujando carritos de la compra.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c2.staticflickr.com/2/1763/29424038118_325be23711_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:
Permíteme, querido Javier, no que te corrija tus ideas escritas que para mí las quisiera, sino unas pequeñas (o no tan pequeñas) sugerencias que en una vida tan larga como la tuya he recibido de otros hombres muy sabios. "habrá que ver -dices- cómo nos apañamos para aprovechar nuestro tiempo de descuento"...La sugerencia más que para ti, mi amigo, que lo sabes de sobra, es para los "improbables". En cristiano, y desde la infancia nuestros padres nos enseñaron el "ofrecimiento de obras" .Digo, pues, que si un día (24 horas) es como una vida en miniatura, ¿no aprovecharemos la noche con similar ofrecimiento? Y como ofrecimos "mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón en una palabra todo mi ser".... al estar vivos con el corazón latiendo, ya habremos aprovechado noche y día "divinamente" ¿no? ¡Ah! y como con el carrito de la compra. Pues eso. Tiempo de descuento que también suma.
Enlace permanente Comentario por carlos de Bustamante Alonso 11.07.18 @ 12:05

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Tráileres, muerte e ineptitud

Guillermo Gazanini Espinoza

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Cuatro concursantes de #MasterChef 6 presentan sus food trucks

Juan Luis Recio

Corrupción global

Corrupción global

2089 Mientras las mafias del NOM y Socialismo Leninista impiden usar los Sensores Inteligentes.

Luis Llopis Herbas

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Nunca a mi novia fui infiel

Ángel Sáez García

Esperanza radical

Esperanza radical

Audaz relectura del cristianismo (19). De la cosa a la acción, por un cristianismo vivo

Ramón Hernández Martín

Ser y vivir hoy

Ser y vivir hoy

HACIA LA META! ¡CON PLENIITUD!

Urbano Sánchez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Espàña, buena democracia, buen país

Manuel Molares do Val

Jesús Arameo

Jesús Arameo

El Bautismo de Jesús fue "bello y sabroso"

Vicente Haya

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

¿Por qué tan enorme persecución contra la pederastia clerical?

Josemari Lorenzo Amelibia

Un país a la deriva

Un país a la deriva

La cárcel de Gila.

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Los santos que nunca serán canonizados

Francisco Margallo

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Merced, mercado y dinero de gratuidad

Xabier Pikaza Ibarrondo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Monet y Boudin, en el Thyssen

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Rumores de Ángeles

Rumores de Ángeles

Francisco derriba el muro de bambú

José Manuel Vidal

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Bach, coral BWV 668

Jose Gallardo Alberni

Pacos

Pacos

Es un tahúr, un farsante…

Paco Sande

Hermosillo

Hermosillo

priistas en debacle se retan a golpes, ex gobernador vs ex presidente

Efrén Mayorga

Entre dos luces

Entre dos luces

Las Cuevas del Drach - Naturaleza y cultura 22 - IX - 2018

Santiago Panizo

Religión Digital

Religión Digital

Princesa de Barcelona, proteged vuestra ciudad

Religión Digital

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Amanece más temprano

César Luis Caro

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital