Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Noviembre 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Mujeres fuertes

Permalink 04.07.18 @ 07:24:33. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( La española Joana Pastrana se proclama campeona mundial de boxeo el 22 de junio pasado)

La actualidad nos habla de una joven deportista española campeona mundial de su especialidad. Y si bien no descarto que en cualquier momento este hecho llegue a alcanzar alguna resonancia, ahora, en primera instancia, cuando escribo, veo que aún no ha obtenido ni siquiera la que obtuvo la derrota de Argentina ante Croacia; quedando así perfectamente claro que en España decir “deporte” es decir fútbol. Añadiré otro detalle significativo: que la modalidad de la española es el boxeo, y me parece que esto es sumamente significativo precisamente cuando un feminismo desatado se alza para denunciar que la mujer está discriminada hasta tal punto que, leyendo las pancartas se diría que en estamos como aún estaba la gente de color en Norteamérica en los años sesenta.

Así que yo quisiera echar mi cuarto a espadas, porque se da la curiosa circunstancia de que otra joven española deportista ha demostrado también ser la mejor del mundo, y no en gimnasia rítmica u otro deporte del estilo, sino en la halterofilia; actividad, según parece, esencialmente masculina como lo es la anteriormente reseñada del boxeo. Dándose en ambos casos la feliz coincidencia de que no hablamos, como alguien puede pensar, de mujeres de aspecto varonil, sino con decididos rasgos femeninos. Dígame usted, pues, improbable lector/a mío, si no es casi obligado resaltar el hecho de que dos féminas como ellas hayan dando imagen a España y su deporte contradiciendo a las pancartas en cuanto a la rigidez social que hoy se denuncia.

Mas lo que sobre todo quiero recordar a ustedes es la asombrosa falta de cultura y perspectiva histórica de que adolecen las generaciones nuevas, ya que, según parece, la idea que se inculca en las escuelas es que las generaciones anteriores estaban pobladas de ignorantes sin un criterio razonable y justo, cual demuestra - según dicen - el trato discriminatorio dispensado a la mujer por nuestros padres y por nosotros mismos.

Y lo hago porque estimo conveniente que niños y jóvenes sean conscientes de algo tan elemental como que el ser humano comenzó su historia en las cavernas, y que la alta tecnología que disfrutan es resultado del trabajo de nuestros ancestros. Que siendo yo niño no existía la línea del frío ni, desde luego, el frigorífico; y que el hielo se transportaba al hombro por la calle con cuidado por que no se deshiciera en el camino. Y no había prefabricados ni cocina eléctrica, y había que ir diariamente a los mercados, donde por supuesto se desconocía el código de rayas. Y lo primero que debía hacerse cada día era encender el fuego y mantenerlo encendido para tener agua caliente y así poder lavarse, desayunar, comer, cenar y calentar las camas, porque tampoco había calefacción eléctrica. Y no es que la gente fuera tan malvada y tan tonta como al parecer nos dicen: era que cada paso adelante en el progreso se apoya en el esfuerzo y en otro paso previo.

Así que, ya de entrada, nuestras abuelas y madres tuvieron que levantarse muy temprano y encender el fuego para que la casa funcionara; que alguien tendría que hacerlo necesariamente. Pero como las mujeres eran madres y casi siempre de familia numerosa, y esto exigía su permanencia en el hogar, se imponía un eficaz reparto de los “roles”. De ahí que, como ha ocurrido a todo lo largo de la historia, la mujer asumiera los trabajos del hogar mientras el hombre salía en busca del condumio. Planteamiento imprescindible y, a todas luces, lógico.

Pero hoy el fuego ya no es necesario y disponemos de frigoríficos en donde se conserva la comida, y utilizamos alimentos cuya preparación tan solo exige unos minutos. Además nuestros niños pueden ya comer en el colegio, y las familias tienen tan pocos hijos que según leí hace unos días, estamos en un proceso de “autoliquidación”. Mas no parece que seamos suficientemente listos como para no complicarnos la existencia a la hora de compaginar nuestros horarios laborales con los de entrada y salida de la escuela, los de las necesarias compras, los de la consulta de los médicos, y los de tantas otras actividades esenciales o complementarias de la vida como impone la sociedad moderna. Así que lo que ahora nos parece irrenunciable fue durante siglos imposible, y lo que ahora nos parece improcedente fue obligado y además funcionó bastante bien por cierto, cosa que en cambio no hemos aún conseguido totalmente al manejar la posibilidad que las mujeres tienen ya de “realizarse” en tareas antes asignadas a los hombres. Mas no se trata de que haya habido malas intenciones o desprecios como parece que pretende quien ignora lo que ha sido la historia de los hombres.

De donde deduzco que tanta gente lista como la que hoy se queja del pasado y criminaliza a sus progenitores por no haber aplicado las recetas del buenismo, no se da cuenta de que aquéllos no debieron ser tan tontos puesto que, aun con tantas dificultades como al parecer tenían, consiguieron poco a poco, y siempre con un loable esfuerzo, inventar el frigorífico y la cocina eléctrica además de los aviones y los automóviles, llegaron a la luna, desarrollaron las ciencias electrónicas, y hasta encontraron medicinas para casi todo . Y tantas y tantas otras cosas que nos llevaron al móvil y a la inteligencia artificial incluso. Así que a tanta gente como continuamente se lamenta de que nuestra sociedad no sea perfecta la plantearía esta pregunta: “señora mía, o señor mío, ¿es que por ventura ha inventado usted en su vida alguna cosa?”

Porque, efectivamente, la adaptación del mundo de nuestros padres y de muchos de nosotros en lo que concierne a la igualdad entre hombres y mujeres no puede por menos de tener que contemplarse desde una perspectiva histórica en la que juega el tiempo. Y ya ve usted por qué: porque partimos de un mundo diferente al de hoy en día, y porque el enfoque de aquel mundo de nuestros antepasados - que llegó hasta a quienes ahora peinamos canas - no se basaba en el desprecio del hombre a la mujer por ser mas fuerte o por maldad intrínseca, sino en una ordenación obligada de las cosas: una organización social que, por qué no decirlo, resultó bastante más eficaz que la organización actual, como sin duda reconocería - estoy seguro de ello - cualquier madre de ahora sin brazos ni tiempo suficiente para atender a todo cuanto la concierne. Lo que no quiere decir que no debamos hacer el esfuerzo necesario para organizar la sociedad de nuestros días de modo que la mujer encaje en el esquema de la forma más eficiente, justa y lógica; un esfuerzo que, naturalmente exige, cuando esto sea el caso, acabar con el hecho intolerable e incomprensible de que las mujeres cobren menos haciendo lo mismo que los hombres. Porque ahí si que debe jugar la igualdad entre ambos sexos, cosa que, por cierto, no ocurre con la halterofilia y el boxeo, donde por razones obvias hombres y mujeres cumplen su vocación por separado.

Hay que reconocer, por tanto, que la igualdad tiene también limitaciones y matices aunque de entrada haya ya un par de flamantes campeonas precisamente en los deportes que mejor representan la brillante incorporación del mal llamado “sexo débil” a la agresividad y la exhibición de fuerza, tan representativos del prototipo masculino.


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

Dom 18.11.18. No pasará esta generación: El futuro de Dios, nuestro futuro

Xabier Pikaza Ibarrondo

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

DESAPARECIDOS

Josemari Lorenzo Amelibia

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Nueva felonía de Pedro Sánchez.

Vicente A. C. M.

No más mentiras

No más mentiras

La ideologías y los partidos políticos HAN MUERTO

Antonio García Fuentes

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Meditaciones 38

Miguel Ángel Mesa Bouzas

Religión Digital

Religión Digital

Teodoro Petkoff

Religión Digital

Cine espiritual para todos

Cine espiritual para todos

Comienza la XV Muestra de Cine Espiritual en plena expansión

Peio Sánchez Rodríguez

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

El Mito de la Globalización Neoliberal

Francisco Margallo

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Artilleros españoles en el Ártico

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

Francisco Baena Calvo

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Jesucristo, Hombre y Dios

Jose Gallardo Alberni

Acción-formación social y ética

Acción-formación social y ética

Inteligencias y espiritualidad desde I. Ellacuría con San O. Romero

Agustín Ortega

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Mons. Enemesio Lazzaris: "En la actual coyuntura, tenemos que afirmar los derechos de las minorías con las que trabajamos".

Luis Miguel Modino

Levadura para pensar

Levadura para pensar

Criogenia o como no morir nunca

Martín Gelabert Ballester

Poner letra a mi canto

Poner letra a mi canto

La sabiduría de las emociones: La gratitud como camino de felicidad

Emma Martínez

Entre dos luces

Entre dos luces

Retablo estupefaciente 13-XI-2018

Santiago Panizo

Apasionados por el Reino

Apasionados por el Reino

La contracción divina, invitación a la contracción humana

Juan P. Espinosa Arce

Columna de humo

Columna de humo

En defensa de Colón, de Castilla y de España

Pedro de Hoyos

Punto de vista

Punto de vista

No quiero que indulten a los golpistas

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Cafés impresos, la gran atracción de Gastrónoma 2018

Juan Luis Recio

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital