Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Enero 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Antaño y hogaño (VI). 14. Período de la juventud

Permalink 06.05.18 @ 07:24:12. Archivado en Artículos

Por Carlos de Bustamante

( Puente de Isabel la Católica, con Las Moreras al fondo. Acuarela de Chema Fraile) (*)

Si en la separación de una semana tan solo el tiempo se detenía para ambos (“los novios del barrio”) haciéndose eterno, la marcha a Zaragoza para exámenes, fue angustiosa.
Mas miren ustedes mis amigos y probables únicos lectores, como la angustia se convirtió en gozo cuasi insuperable. El joven aspirante se convirtió, y no por arte de birlibirloque, sino por las ayudas dichas en el artículo anterior y el impresionante esfuerzo, se convirtió, digo, en Caballero Cadete.

Con alegría indisimulada, caminó gozoso hasta las inmediaciones del portal de Graciela. El bastidor de los bordados, voló por los aires cuando desde el mirador ella vio al viajero sonriente. Henchido de gozo. El beso fugaz de días anteriores en la despedida y paseos, fue esta vez no tan fugaz y algo más prolongado. Tuvo la culpa el “regalo” cuidadosamente preparado en una cajita ornada: eran los cordones en miniatura que decían sin palabras el título tan ansiado y ¡conseguido!

Si los centenarios árboles del Paseo de las Moreras hablasen, les dirían maravillas de los más ilusionados amores que jamás se pasearan entre la arboleda. Ni la nueva despedida que forzosamente tendrían que darse por el inminente veraneo en la Dehesa del joven Caballero Cadete, enturbió la alegría de este momento irrepetible. La hoja en blanco del porvenir tan ansiado, comenzó desde entonces a quedar impresa de un bello poema amoroso sin que los enamorados vieran en ella los inevitables borrones que entre todo luces ahora, tal vez oscurecieran posibles sombras la nitidez blanca como la nieve que ahora escribían con optimismo desbordante.

Fueron días que pasaron como relámpagos, pero que compensaron privaciones, trabajos, noches de insomnio, y esperas semanales para repetirse palabras que con idéntico significado, nunca agotaron el caudal de amor intenso. Días en que la luz que ambos veían en días anteriores perdida en la lejanía, la tenían ahora tan próxima, que bien podría decirse que ellos eran quienes la portaban. Y para que el brillo fuera limpio, cada mañana acudían a oír Misa juntos a la Parroquia que les era común. Tan embelesados estaban que en absoluto advirtieron los cuchicheos de vecinos y comadres que levantaban entre sonrisas a su entrada o salida del Templo.

Por si esta alegría fuera pequeña, grande, muy grande fue la que tuvieron los dos hermanos Cadetes con su madre en casa. Unidas ambas, nuestro joven no entendía lo del “valle de lágrimas” que se decía en la Salve.

Sin embargo, si no lágrimas en él, no faltaron en los ojos de Graciela cuando hubo de decirle que el verano inminente lo pasaría en la Dehesa. Tan inminente era, que como ladrón en la noche, llegó inevitable la despedida. Con el “besuco” de todo menos fugaz, las lágrimas afloraron en los ojos de Graciela como el agua cristalina de un precioso manantial. Lloros amorosos que pronto revertieron en sonrisa esperanzada cuando el Cadete prometió visitas frecuentes. Mentira piadosa, porque bien sabía que sin permiso materno no le sería posible ausentarse.

La Patena del Ofertorio en la Santa Misa de ese día hubo de soportar el peso de dar solución a la incógnita del cómo y cuándo. En el último paseo, barajaron los pros y las contras de cuanto maquinaron para que la promesa fuera realidad. Difícil el viaje en tren, pues el de Ariza, único tren con vagones para viajeros que paraba en el apeadero, no muy distante del caserío, tenía tal horario de partida y llegada, que le resultaría poco menos que imposible sin hacer noche en la capital. Y lo más complicado, sin el conocimiento del para qué y consiguiente permiso de su madre. En la confianza de hallar solución, en el último besuco de despedida depositaron toda su esperanza.
Historia ésta muy bella de nuestro joven, pero por conocida los que hayan seguido los artículos publicado hace años en este blog, he de continuar – con el perdón supuesto de vosotros mis amigos por el desorden del relator en la cronología de los hechos- de continuar, digo, con las virtudes interrumpidas en la responsabilidad. Si Dios es servido lo verán en los que aún siguen de tan importante período.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/1/877/41542770692_e889310f6b_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Columna Caiga Quién Caiga por @Angelmonagas: 23Ene Cita con el Destino

Angel Monagas

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

José Carlos, misionero comboniano

Josemari Lorenzo Amelibia

Entre dos luces

Entre dos luces

Libres o esclavos. Dos opciones siempre a mano 19-I-2019

Santiago Panizo

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Francisco Margallo

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

La nueva Iglesia ortodoxa local autocéfala de Ucrania

Pedro Langa

Punto de vista

Punto de vista

Distancia entre Adolfo Suárez y otros

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chalecos amarillos españoles

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Los vinos de Jerez, los más valorados de España en la Guía Peñín

Juan Luis Recio

Tierra liberada

Tierra liberada

“Más lejos, siempre más lejos…”

Koldo Aldai

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Que al cielo volver quiera no me extraña

Ángel Sáez García

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

NO AL ENGAÑO Y AL DISIMULO

Francisco Baena Calvo

Un país a la deriva

Un país a la deriva

¡Vaya coñazo que he soltao! Parte II

Vicente A. C. M.

Religión Digital

Religión Digital

Hombres Nuevos en la “Casa Melchor Pinto” Café & Galería de Arte

Religión Digital

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Permanece en la impunidad, agresión contra jesuitas de la sierra norte de Veracruz, México

Guillermo Gazanini Espinoza

E-Learning

E-Learning

Smart E-learning Salud

José Lozano Galera

No más mentiras

No más mentiras

Guarros y cerdos en mi ciudad

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Ojo con la sobreabundancia

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Teología sin censura

Teología sin censura

El clero y el clericalismo

José Mª Castillo

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Un concierto contundente

Jose Gallardo Alberni

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Organizaciones indígenas e Iglesia buscan aliarse por la Amazonía

Luis Miguel Modino

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital