Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Junio 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Nadie se fía ya de nadie

Permalink 22.02.18 @ 07:28:50. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Acuarela de Lola Catalá en lolacatalá.com) (*)

Hospital de la Moncloa: Pregunto el número de la habitación de un hermano mío que ha sido operado allí. Normal. Ya lo hecho muchas veces; tantas como ocasiones he tenido a lo largo de mis ochenta y cuatro - casi ochenta y cinco - años de visitar a enfermos conocidos. A menos, claro está, de que alguien me lo comunicara previamente.

La operadora me dice que eso no es posible; que no puede vulnerar “la intimidad” del susodicho enfermo. Utilizamos entonces el teléfono para conectar con él o con su hija, pero por alguna circunstancia no contestan. Entonces se me ocurre enseñar mi documento nacional de identidad donde, además de mi nombre y de otros datos, figuran mis dos primeros apellidos. Y la cosa funciona: evidentemente: sería una casualidad poco frecuente la coincidencia de ambos.

El hecho no tiene gran importancia si para mí no fuera totalmente nuevo. Porque a lo largo de mi extensa vida siempre me supusieron buena voluntad al pretender acompañar a otra persona. Al fin y al cabo, visitar a los enfermos es obra de misericordia tanto según Astete como según Ripalda. Y esto antes se daba por sabido por cualquiera que hubiera aprendido el catecismo.

Cierto es que, pese a dar la impresión de buena gente, un matrimonio de octogenario con septuagenaria puede haber incubado el odio hacia alguien de la familia - imaginemos que con motivo de una herencia - así que podría tratarse de un dúo insoportable dedicado a dar la vara a los parientes; cierto es que incluso podría haber llevado debajo del abrigo un cuchillo con la intención de clavárselo a alguien en cualquier descuido… Cualquier cosa es en realidad posible. Pero hasta este nuevo siglo nunca se habría negado dar la información a la que me refiero, quizá porque estos casos no son naturales ni corrientes, y en la duda parece razonable confiar en un prójimo aparentemente inocuo.

Pero veamos la actitud hacia su prójimo que tiene el español de nuestro tiempo. Y ojo, porque ahora se piensa que en la duda cualquier vecino es sospechoso mientras no nos demuestre lo contrario, tal como se deduce de esta anécdota expresiva como indicio de un cambio que nos preocupa vivamente. Porque el día anterior al que me he referido oí una frase significativa que me llegó a congelar hasta la sangre. La escena de la noticia era un aula infantil en la que se celebraba una clase dirigida a dar consejo a los pequeños para que no cayeran en manos de los desaprensivos. Pretendían los profesores hacer ver a los más jóvenes que deberán negarse a obedecer las demandas de cualquier desconocido, norma ésta habitualmente precautoria pero que debe haber evolucionado hacia un mayor detalle en nuestros días, por cuanto uno de los diminutos escolares llegó a decir con gesto de espanto ante las cámaras: “Yo no sabía - dijo, y en las venas se me estremeció la sangre - que hubiera tantos pederastas en España”.

En efecto, los educadores no le habían rebajado la dureza de la imagen puesto que el niño habló de “pederastas”, no de un señor malo o algo parecido, y además lo hizo en plural, cual si tratara de una raza de seres humanos existente; de una casta oculta y amenazadora. Se notaba que les habían hablado como si dijeran estas cosas a un adulto. Y me dio mucha pena, pues aún comprendiendo que les hablaran de una realidad sangrante y que intentaran ponerles sobre aviso para evitar males mayores, no pude dejar de suponer que aquel descubrimiento que hizo el niño aquel día concreto, a aquella hora precisa, le marcaría de por vida. No puedo dejar de imaginar a aquel enano pensando en la Humanidad como una especie de cloaca y que cualquiera puede ser un asesino de inocentes disfrazado de señor normal. Que desde la niñez ese pequeño habrá perdido así, de golpe, cualquier brizna de fe en el ser humano.

Para terminar añadiré a guisa de ejemplo que las noticias que nos llegan por todas las vías hablan estos mismos días de una suerte de “revolución social” que plantea una nueva relación entre los sexos. Una revolución generadora de tales sospechas hacia el hombre que amenaza con atenazarle socialmente en su relación con las mujeres. Así que empiecen ya a temblar los prestigiosos académicos, pues nos intentarán cambiar hasta el idioma.

La sensación actual es que hemos ido bastante más allá de lo que parece razonable en el camino hacia una mayor y más justa situación social y laboral del sexo femenino. Y que, si Dios no lo remedia, pronto los hombres estaremos jugándonos la dignidad ante los jueces sea cual sea aquello que podamos haber dicho o hecho.

Porque ya nadie se fía de nadie aquí en España, y el hombre será ya siempre el culpable.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4740/39472910644_ba5bdbe2ea_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
En espíritu y en verdad

En espíritu y en verdad

Peripecias de un códice mozárabe de origen riojano por tierras de Castilla

José Manuel Bernal

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Más que Brieva, una dulce breva.

Vicente A. C. M.

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

SI SIRVES A CRISTO, TÚ ESTÁS EN EL TEMPLO

Francisco Baena Calvo

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

La Verdad es libre, reflexiones para las homilías

JUAN BAUTISTA: HOMBRE RECIO

Tomas Muro Ugalde

Punto de vista

Punto de vista

A vueltas con Franco

Vicente Torres

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

¿Por qué los medios siguen alentando la violencia de Hamás?

Shimshon Zamir

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Violencia de género y suicidio

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

La viticultura heroica se alza en Asturias de la mano de Vitheras

Juan Luis Recio

Humanismo de Jesús

Humanismo de Jesús

Dos Pactos secretos entre el Vaticano y Estados Unidos

Oscar Fortín

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

El débil y el fuerte dudan

Ángel Sáez García

Opinión

Opinión

España, medios, lenguas, música, invitados Elvira Roca y JC Ortega, belleza, moda, Praderita, Racismo, Narcisismo...

Opinión

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

De la Comisión Vaticana sobre la Ordenación de Mujeres

Xabier Pikaza Ibarrondo

Entre unidad, caridad y verdad

Entre unidad, caridad y verdad

Natividad de san Juan Bautista

Pedro Langa

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Moral (XIX). La moral en Persia y en Egipto

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

VERANO DE MI VIDA

Josemari Lorenzo Amelibia

Buenas noticias

Buenas noticias

¿Por qué tanto miedo?

José Antonio Pagola

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

En el convenio con el SNAP, “hay que tener las ideas claras”: Pbro. Martín Nava Bello

Guillermo Gazanini Espinoza

Atrévete a orar

Atrévete a orar

Natividad de San Juan Bautista (24.06.2018): Queremos ser Juan

Rufo González Pérez

Teología sin censura

Teología sin censura

Los últimos serán los primeros

José Mª Castillo

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital