Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Antaño y hogaño. (V).- 2- Período de la adolescencia

Permalink 27.01.18 @ 07:26:16. Archivado en Artículos

Por Carlos de Bustamante

( Acuarela de Corneliu Dragan-Tragoviste en Facebouk) (*)

Terminaba el Antaño y hogaño que hace el número uno, diciéndoles: `Facilidades y dificultades que, si Dios es servido, les iré desgranado en sucesivos escritos´. Pues aunque sea difícil expresarlas con corrección y respeto, algo o alguien me dice: “Tú lo quisiste fraile mostén; tú lo quisiste, tú te lo ten”. Y porque sin ser un fraile de ésos…, y porque lo quise, vamos a ello.

Les ruego que no se olviden de que cursando el primer año del bachillerato, el adolescente pasaba las vacaciones de verano siempre y en Navidades a veces en el lugar que dije y digo, le imprimió carácter. Tenía once años un tanto o, mejor, un mucho, precoces. Precocidad culpable o agradecida –según se mire- a la naturaleza en la Dehesa de Peñalba. Propiedad procedente de la familia paterna, sustituyó con ventajas notables a la labranza de procedencia materna denominada Dueñas; ¿lo recuerdan?... El lugar donde vio por vez primera “lo que los hombres tendremos lo mismo, pero se llamará de otra manera” que dijera una de las tías solteras a la madre del entonces crío de la niñez temprana o preescolar, referido a las partes pudendas del perrazo mastín `Corbos´. Imposible pensar entonces que aquello sería el comienzo de un extraño despertar…

No en gran escala pero sí con frecuencia la Dehesa era “parada”. Donde por las cualidades excepcionales del toro `Canastillo´ y el caballo llamado simplemente `Entero´ (porque lo `estaba´), llevaban vacas y yeguas de lugares próximos para perpetuar la especie. Creo que fue entonces o quizá antes, cuando el adolescente recibió, de forma natural y espontánea la función reproductora de animales, plantas y ¡hombres!
Creo que fue entonces o quizá antes cuando al adolescente le enseñó de forma natural la naturaleza por qué era él varón y no hembra.

Y creo que fue entonces o quizá antes, cuando el adolescente supo de forma natural de la atracción entre sexos diferentes. Y el porqué y para qué de ello.

Creo, en fin, que fue entonces o quizá antes, cuando el adolescente aprendió de forma natural, cuando vio `parir´ a las hembras de las distintas especies -y las vio todas-, que era preciso el concurso de varón para que las hembras trajeran nuevas crías al mundo. Y porque les dije de su precocidad, supo que sucedía lo mismo en la especie humana.

Ignora el ya adolescente, precoz, lo que les sucedería al resto de hermanos, pero sí asegura que él, con las enseñanzas recibidas de la propia naturaleza, no echó en falta aclaración alguna por parte de la que desde entonces hizo de padre y madre forzosa para su prole.

No oculta sin embargo, que `sintió´ los primeros ramalazos de su condición masculina. Y entendió con claridad meridiana lo que, con evidencia incuestionable diferencia a los sexos en sus `funciones´´. Siendo sólo adolescente, se sintió indefectiblemente hombre; y sin experimentarlo supo con claridad meridiana las `apetencias´ del hombre de sexo varón.

Con el progresivo conocimiento `sentido y no experimentado´, tuvo que introducir en su diario vivir lo lícito o ilícito de las naturales tendencias. Especificar en qué, creo que huelga decirlo porque de sobra saben mis amigos, probables únicos lectores de tanta `monserga´ a qué me refiero. Si no fuera así, éste que fuera rezongón impenitente, se vería obligado a decir lo que en tiempos de la imparable expansión automovilística se aplicaba por estos lares a los que estando muy claro, no ignoraban-no entendían-no contestaban: “El que sabe, sabe; y si no, a Fasa”.

Lo cierto fue, que el recién entrado en la adolescencia, supo, diferenciar naturalmente, en materia más pegajosa que la pez lo lícito de lo ilícito; lo que por la formación recibida, era o no tentación; pecado (digámoslo de una vez y para siempre) o no. Y dentro de tan nefasta posibilidad, pecado grave o leve.

Creo que fue entonces o tal vez antes, cuando entendió `divinamente´ la necesidad del Sacramento de la Confesión o/ y Reconciliación. Les ruego que perdonen la machacona insistencia, que seguro estoy de la perfecta comprensión: creo que fue entonces, o tal vez antes, cuando tuvo para el recién adolescente muy clara la necesidad del amor a la Madre; en el colegio, Virgen de Nuestra Señora de Lourdes. Como igualmente tuvo pleno sentido, la oración a esta misma Madre el `Bendita sea tu pureza….´que en el domicilio materno primero y en el colegio luego repetíamos con frecuencia. O sea, que adolescente precoz, supo el porqué y para qué de esta oración bellísima. Porque adolescente precoz, he dicho, `necesitaba´ la protección de la que Dios quiso para Ella, elegida para ser se Madre, que fuera purísima. Saben, pues, mis amigos y probables únicos lectores, que el adolescente, sin ese privilegio al igual que el común de los humanos, supo de la tentación y del pecado.

Posiblemente, que seguro no lo sé, para el adolescente dejó de ser misterio lo que la naturaleza le enseñaba; pero salvo que tenía alma que podía estar limpia o sucia, en cuanto al tirón de los instintos poco le diferenciaba de lo visto repetidamente en los animales domésticos o de los muchos, muchísimos, que conoció en interminables andaduras de caza y pesca.

Viéndose a veces asediado por escenas continuas en la naturaleza, no siempre amó del todo al Creador de ellas –animales y escenas-, sino que se complació en las escenas mismas. Y “a buen entendedor con pocas palabras basta”.

El `sarampión´ de todo esto tuvo varios antídotos imprescindibles e inmejorables: el amor apasionado a la Purísima Virgen de Lourdes, que visitaba a diario en la capilla del colegio, la confesión a la que con total libertad, nos invitaban los hermanos profesores por turnos de cada clase una vez por semana; y antes, el ejemplo de la madre que acudía puntual al cura dominico, rector de la Iglesia de San Pablo. Al que denominaba su director espiritual. Como lo `que hace la madre hace el hijo´, como denominábamos a uno de los muchos juegos, ¿qué iba a hacer el hijo adolescente hogaño, si además `necesitaba´ lo que en absoluto antaño? Precio a pagar por la natural inclinación al mal en un crescendo común a la edad; como bien supo -¡ay!-, qué era `aquello´.

Porque pese a ser sarampión, aquello no era todo, mi lo más importante, creo positivo continuar con nuevas y mejores experiencias en relatos que podrán seguir en esta larga serie, si Dios es servido.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4687/38596416915_44e4268b1d_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Para que lo trabajara y custodiase. 14. Girasoles

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

¿Una nueva veleta verde?

Antonio Cabrera

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

El desánimo

Javier Orrico

Corrupción global

Corrupción global

2310 Repetición de 2309. Evaluación de los graves ataques del socialismo leninista a la libertd de expresion

Luis Llopis Herbas

Punto de vista

Punto de vista

Maduro no hace donativos para la lucha contra el cáncer

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Holy Mary, una coctelería de autor en el centro histórico de Madrid

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

¿Saldremos de la zona confortable?

Ángel Sáez García

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Trump y los hispanos, Ternera con cáncer, Sacos de odio

Manuel Molares do Val

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Uppsala, a cántaros

Miguel Ángel Violán

No más mentiras

No más mentiras

Los españoles y el Parlamento... "dicen que suyo"

Antonio García Fuentes

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

Dimisión de Horst Köhler: un inesperado y duro golpe al proceso de paz en el Sahara Occidental

Carlos Ruiz Miguel

Columna de humo

Columna de humo

Sois un excremento. Todos

Pedro de Hoyos

Pacos

Pacos

El Parasito y el Filántropo

Paco Sande

Hablando en plata

Hablando en plata

Pablo pone en su sitio a Amancio

Enrique Zubiaga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El dinero "maldito" de Amancio Ortega

Enrique Arias Vega

Libros

Libros

'Actitud emprendedora', de María Ángeles Chavarría

Vicente Torres

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#OPINIÓN Columna Caiga Quién Caiga Por @angelmonagas: Nicolás el Tanos de Venezuela %u2013 Critica24.com

Angel Monagas

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

La carrera de Arabia Saudita hacia las armas nucleares (como era de esperar que ocurra)

Shimshon Zamir

Opinión

Opinión

¿Se atreverán con un nuevo fraude el 26-M? Dos hipótesis posibles.

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Doris Day: que se fue, se fue

Juan Carrasco de las Heras

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital