Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Antaño y hogaño. Confidencias de Navidad

Permalink 29.12.17 @ 07:20:15. Archivado en Artículos

Por Carlos de Bustamante

( Parroquia de San Josemaría, Burgos. Felicitación de Navidad del estudio de Enrique Villar) (*)

Mentiría como un bellaco si les dijera que son éstas las primeras confidencias que les hago en esta serie de Antaño y hogaño. Será una más, pero no la última si les confieso no sin cierta vergüenza, que los que escribimos, no decimos por lo general lo que -como en los diferentes períodos en los que estamos-, realmente sucedió, sino debidamente “edulcorado”, `como hubiésemos deseado que ocurriese´…

¿Nos va a decir usted entonces que cuanto escribe en los períodos relatados y por relatar son todas mentiras o que, cuando menos, todo es ficticio? ¿Nos va usted a decir ahora que cada relato no es biográfico de un personaje muy cercano al que otrora fue rezongón? ¿O que las virtudes o defectos del personaje en cuestión, no son ciertos y que tan buenos son éstos como sus contrarios? ¡Momento, por favor!

Comienzo a responder por el último interrogante: lo negro, es negro y blanco lo blanco; como la virtud lo es y lo mismo el defecto; y mal lo malo o bien lo bueno. Ya saben. Referente al segundo interrogante, les aseguro que el período de la juventud del o de los que los protagonizan están basados en hechos reales. Pero –y con este “pero”, les contesto al primero que puse con interrogaciones-: el que tengan esta base no quiere decir que nada ni nadie puede impedir al relator que se tome alguna libertad de narrarles a su modo; es decir, ciertos en lo básico pero edulcorados en la forma. O si lo prefieren, insisto, como le hubiera gustado que ocurriesen.

Ni del todo, pues, verdad, ni del todo inventado. Hecha esta primera confidencia que nada o poco tiene que ver con la Navidad, prosigo más centrado ya en el enunciado. Dijo un gran santo –y dijo bien, claro- que para comprender mejor lo que se cree ve y aprende, es conveniente “meterse en la escena y vivirla” como un personaje más de los que la componen. Pues bien, vamos a hacerlo ahora, si les pete, con las escenas de Navidad que por doquier y gracias a Dios aún vemos representadas en domicilios particulares, comercios, calles o plazas públicas en infinidad de pueblos y ciudades.

Hacerse personaje con los “verdaderos y más importantes protagonistas”, puede que sea un no pequeño atrevimiento. Insustituible el Niño, porque es Dios hecho hombre, nos será del todo imposible. Hacer de San José, pudiera sernos algo más factible, pero no fácil. ¿Se imaginan mis amigos y probables únicos lectores cómo tuvo que sufrir el santo varón cuando supo –porque era hombre justo y sencillo, pero no tonto porque lo vio- que su esposa estaba embarazada y mejor que nadie que no había sido por él? Tanto y tan grande fue el sufrimiento que, cumplidor de la ley judía, decidió no repudiarla, sino abandonarla en secreto “sin dar tres cuartos al pregonero” por tanto amor como la tenía.

Y ¿no creen ustedes mismos, mis amigos, que cuando recibió del ángel la revelación del enigma, de alguna manera también él dijo “sí” (fiat) al querer de Dios? ¿Y no podemos de forma parecida –haciéndonos, difícil pero no imposible, personajes con él para como él y su Esposa decir también “hágase”? Item digo: si nos metemos en la cueva-establo ¿no podríamos ponernos en el lugar de José, para en cierto modo sustituirle? ¿No acondicionaríamos, como él escoba en ristre hecha de palmitos el portal-cuadra? O más aún y mirando con cariño a su esposa no haríamos también nosotros, como él preparar una cuna improvisada en el pesebre junto al calor de los dos animales y con paja nueva y limpia a modo de colchón…?

Posiblemente así también sufriríamos por la imposibilidad de ofrecer al Niño, que bien sabía había sido concebido por obra de Dios Espíritu Santo. Y como él recibiríamos el consuelo de cariño y comprensión de su Esposa que trocaría la tristeza en gozo. Si toda esta forma de hacerme personaje de personas de tan altísimo rango, podría optar por hacer de pastor o por más niño, zagal para ofrecerle leche, requesón, manteca y vino.

Con más atrevimiento, puesto que me hice niño, podría también cantarle:

“Venid con amor pastorcitos/venid al portal de Belén/ que el Niño Jesús ha nacido/ ha nacido nuestro bien/ Pastores venid/ no hagáis ruido/ venid al portal/ y escuchad/ al Dios-Niño recién nacido/ su Madre cantándole está/ y el Niño la dice al oído/ que quiere ser luego zagal//.

Como mi padre pastor y sus compañeros alborotarían demasiado les diría con el atrevimiento de niño zagal: Cantemos más bajo/ y hablemos quedito/ porque no despierte/ que está dormidito…”

Con la sonrisa de su Madre agradecida y de mi padre y señor san José`, quedaría muy bien pagado. ¡Qué bueno es José! ¡Qué preciosidad de Niño! Y ¡qué hermosa su Madre! Sí, es bueno hacerse personajes y vivir tan bellísima escena. ¡¡Feliz y santa Navidad!!

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4639/38300964875_ac2f40d718_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Atrévete a orar

Atrévete a orar

CURAS JUBILADOS Y EL CELIBATO

Rufo González Pérez

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Assédio sexual: uma terceira via?

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Gracias por venir, por escuchar, por llamarnos a construir un mundo y una Iglesia que aprende con los pobres

Luis Miguel Modino

Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

Nueva Trinidad

Agustín De La Torre

Religión Digital

Religión Digital

«Todo empezó con San Pedro Nolasco»

Religión Digital

El blog de X. Pikaza

El blog de X. Pikaza

800 años de Merced. (2) En carcer era... hostal no había

Xabier Pikaza Ibarrondo

Fe y vida

Fe y vida

El papa Francisco en Chile: Dignidad, perdón, justicia, unidad

Consuelo Vélez

Punto de vista

Punto de vista

Puigdemont – Junqueras, duelo al sol

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Cadena perpetua, sí

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Valnera, el especial vino de manzana de la asturiana Finca La Rionda

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Que la verdad prevalezca

Ángel Sáez García

Un minuto para el encuentro

Un minuto para el encuentro

¿sabemos pasar desapercibidos?

Ana Bou

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

SALUD DE LOS ENFERMOS

Josemari Lorenzo Amelibia

No más mentiras

No más mentiras

Turismo en masa: "Semáforos en Venecia"

Antonio García Fuentes

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Antonio Lucas, también se pira de Twitter como uno mas de los grandes

Chris Gonzalez -Mora

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Cuando los independentistas se ponen "estupendos"

Vicente A. C. M.

In itinere

In itinere

EL NIÑO JESÚS NO QUIERE MÁS BESOS

Antonio Aradillas

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Teología de J. Ortega y Gasset. Evolución del cristianismo

Francisco Margallo

Rumores de Ángeles

Rumores de Ángeles

"Todo lo puedo en aquel que me conforta"

José Manuel Vidal

Mi vocación

Mi vocación

El perseguidor

Sor Gemma Morató

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital