Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Enero 2018
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Con la música a otra parte

Permalink 23.12.17 @ 07:22:29. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Acuarela de Paco Roldán de felicitación de la Navidad 2017) (*)

No me canso de decir a ustedes que cada vez entiendo menos lo que ocurre, y eso que siempre saqué buena nota en mis estudios. Ahora, por ejemplo, me cuesta entender a quienes votan en OT, pues en el último programa salvaron a un muchacho cuya intervención estaba por enésima vez entre las dos peores, y sin embargo eliminaron a quien, según los miembros del jurado, había presentado la mejor actuación del día y una de las más relevantes del programa.

Pensarán ustedes que el beneficiado sería un muchacho de personalidad brillante y destacado por su simpatía o su atractivo. Y sin embargo resulta ser todo lo contrario: sin ánimo de ofenderle en absoluto, diré que se distingue porque no encaja bien con quienes ha de compartir el escenario y siempre permanece silencioso y triste. Para que usted entienda, seguro que él mismo coincidiría conmigo en que da perfectamente el tipo del “cenizo”. Así comprenderán ustedes por qué me resulta difícil de entender la incomprensible seducción que ejerce.

Claro - aquí les hago partícipes de otra sorpresa mía - que el procedimiento establecido para calificar a los actuantes resulta sumamente complicado, pues además de los “expertos” del jurado,vota el público en general desde sus casas. Y aún interviene el cuadro de los profesores, que han de salvar a uno, de la misma forma que lo hacen también los propios aspirantes. Así acaban produciéndose contradicciones como la citada.

Mas no es ésta la sola causa de mi asombro, porque tanto los miembros del jurado como los propios profesores insisten a sus jóvenes alumnos en que la condición para lograr el éxito consiste sobre todo en transmitir la fuerza del mensaje cuando, curiosamente, la inmensa mayoría de las interpretaciones corresponde a canciones en un idioma inglés que resulta escasamente ininteligible. Tan inteligible que yo mismo no llego a entenderlo y eso que he estudiado en Estados Unidos varios años y trabajado diariamente en ese idioma.

También constato que no sólo han casi desaparecido las canciones españolas sino también las clásicas francesas e italianas. Y aun las inglesas y norteamericanas se convertirán en frases musitadas en susurros, o chilladas hasta que se partan las laringes. Por otra parte, cuando uno esperaría percibir alguna inspiración o algún hallazgo, llegamos al final sin habernos topado en el camino con nada interesante. Eso sí, veremos con frecuencia que la canción termina bruscamente como sin encontrar salida; no como solía antes con el do de pecho o con algún otro remate interesante. Eso sí, me parece advertir que ya se empieza a moderar el manierismo de los gorgoritos, tan excesivamente en boga hasta hace poco.

Sí, verdaderamente mucho hemos cambiado, como se puede ver, los españoles. Si nos atenemos a lo visto, adiós a las canciones dulces o desgarradas; que ahora se trata de montar el espectáculo. El aspirante a cantor tendrá que ser un verdadero “showman”, así que deberá ser capaz de moverse y de cantar al mismo tiempo por muy frenético que nos parezca el ritmo. No serán las palabras bien dichas ni las emociones musicales las que conmoverán al respetable público, y dará bastante igual lo que se diga.

Lo que sí, en cambio, me parece admirable aunque poca gente llegue a comentarlo, es la perfección técnica de los montajes, ya que no es fácil hacer fluir el desarrollo del concurso intercalando actuaciones en vivo de los concursantes con secuencias de los miembros del jurado y de los profesores de la escuela, o con la entrada y salida de parientes, la intercalación de vídeos y la inclusión de los “cameos” de artistas consagrados. Todo sin cometer un solo fallo.

Habría que imaginar la carga de trabajo de aprendizaje, de ensayos y de pruebas, de selección de cánticos y bailes, de movimiento de conjuntos y de músicos o de convocatorias y contratos hasta componer una producción en la que incluso surgen imprevistos, y así admirar el resultado conseguido. Pero, como se sabe, tampoco de esto debo entender nada, porque los jóvenes de hoy dan todo por supuesto: sólo la perfección será admitida.

Y sin embargo no parecerá importante eliminar de las conversaciones algunas expresiones soeces escuchadas de boca de sus ídolos por los cientos de miles de muchachos y muchachas que siguen el programa. Me refiero a palabrotas que incluso suenan a blasfemia. Creo que no estaría mal que se educara también en estas cosas, pero me temo que los educadores no tienen interés en esmerarse en ello quizá porque sean los primeros en utilizarlas.

PS: Hace ya unos cuantos años, desenganchado del programa tras haber seguido las dos primeras ediciones, conecté un día de nuevo justo en el momento en el que el presentador - ya no recuerdo ni con qué motivo - se refería a los sacerdotes como “cuervos”. Y, la verdad, poco me habría importado oír tal exabrupto si quienes lo escucharon hubieran abandonado de golpe sus asientos para dejarle literalmente solo. Mas, lamentablemente, nadie osó moverse.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4684/25312225278_22bc7e95da_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:
Otro de los males -porque lo son- de esta OT. es que parece que utilizan dormitorios transgénero: indistintamente para ellos y ellas. También como propaganda modernista(?) dos chicos besándose en los "morros". Amén de lo que dices, Javier, que suscribo plenamente. Y es que el "berrido sustituye a la melodía. ¡qué pena!
Enlace permanente Comentario por carlos de Bustamante Alonso 23.12.17 @ 11:04

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Puerto Maldonado, un momento histórico

César Luis Caro

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Hablemos de lo importante.

Vicente A. C. M.

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Ha vuelto

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Oración de Jesús

Maximino Cerezo Barredo

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Bach, fuga BWV 574

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Ayúdame a levantarme. Puntos de meditación 21-1-18

Josemari Lorenzo Amelibia

Terra Boa

Terra Boa

3º DTC: HORIZONTE ALTERNATIVO DO REINO... (P. A. Palaoro SJ)

José Ramón F. de la Cigoña

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

TODA UNA VIDA PARA APRENDER A VIVIR

Francisco Baena Calvo

Punto de vista

Punto de vista

¿Camps? No, gracias

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

La buena emigración

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El restaurante Sargo se pone romántico para celebrar San Valentín

Juan Luis Recio

Punto de encuentro

Punto de encuentro

Soledad no querida

Gabriel María Otalora

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Solo busca dejar en feo a España

Ángel Sáez García

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

Otro detalle de una pintura de Bouguereau

Padre Fortea

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

LA RELIGIÓN ÓRFICA /b

Asoc. Humanismo sin Credos

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 177

Antonio García Fuentes

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

De carrefoures y prycas

Antonio Cabrera

Fratría

Fratría

Muéveme (y Claves de la vida 78)

Andrés Ortíz-Osés

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo

Contemplaciones del Evangelio

Contemplaciones del Evangelio

Jesús, el Pescador invisible, que tironea desde arriba y nos enseña a discernir

Diego Fares sj

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital