Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Amnesia histórica

Permalink 15.11.17 @ 07:21:17. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Aspecto de la Plaza de San Pedro en Roma en la beatificación de los mártires españoles del siglo XX el 28 de octubre de 2007 )

Una tarde cualquiera de noviembre en la misa vespertina. El párroco del pueblo nos recuerda que, siendo este mes el dedicado a rezar por nuestros muertos, hoy corresponde recordar a nuestros mártires: a los cristianos españoles martirizados el pasado siglo. Y de pronto, en la rutina diaria, en la continuidad de unos días caracterizados por el conflicto catalán - cuando nos preguntamos qué nos está pasando - me viene al pensamiento un hecho que me parece digno de mayor consideración de la que habitualmente dedicamos a estas cosas: que no estamos hablando de la época de las cavernas, ni de la Edad Media, ni de los cristianos destrozados por las fieras en los circos de Roma; que estamos hablando de españoles - hombres, mujeres, jóvenes - de nuestro propio tiempo. Que las matanzas de cristianos que estamos recordando tuvieron lugar cuando mis padres tenían treinta y tantos años y yo ya había nacido. Asesinatos que probablemente son un récord en el contexto histórico (1).

Así que cuando vemos pisando moqueta a una muchacha que alardea de haber profanado una capilla desnudando sus senos y profiriendo lemas como aquel que yo he visto repetido en los muros de la misma iglesia a la que me refiero en estas líneas - aquellos que decían que “la mejor Iglesia es la que arde” - no puedo por menos de suponer que de haber vivido cuando sus abuelos, es decir, sin retroceder a tiempos más lejanos que esos, ella misma habría, como mínimo, participado también en la quema de los templos como mínimo. O sea, que lo que estamos viendo ahora es tan sólo la revancha de los nietos de aquellos incendiarios y asesinos. De quienes eliminaron al líder de la oposición política, establecieron un sistema soviético de checas, y falsificaron, como recientemente se ha llegado a demostrar, las elecciones que les permitirían instaurar tales burradas. Todo esto en plena efervescencia de la amenaza comunista.

Se ve que, lejos de considerar superados unos acontecimientos que nunca debieran haber sucedido, lejos de intentar olvidar aquellos tiempos y comprender la reacción que sus ancestros provocaron; lejos de valorar la paz interior y exterior que España fue capaz de mantener en tiempos de una guerra mundial y que permitiría el establecimiento de un sistema político avanzado y a la vez encajado en la continuidad histórica de una Monarquía secular; en vez de sentirse solidarios con una Europa convertida en proyecto de paz y de progreso, han aprovechado los tejemanejes de una política movida por el odio y el sectarismo más brutal para imponer un clima de rechazo a todo lo existente, incluida nuestra ancestral cultura.

Cualquiera podría suponer que el recuerdo de este impresionante episodio de la Historia - el haber marcado un récord de asesinatos de creyentes en la fe católica, de hombres, mujeres y muchachos que simplemente no abjuraban de su esperanza en Dios - merecería al menos que la horda de vociferantes e indignados que hoy maneja nuestros fondos públicos se comportara más discretamente y no se permitiera alardear de su curriculum. Y sin embargo, cada día lo hace de mil maneras diferentes ante el asombro de los sabios y de la gente que aún conserva una noción de la justicia.

Se trata de una situación kafkiana que no ha mucho habríamos considerado poco menos que imposible por no ir sólo contra nosotros mismos, sino apuntar a una desconexión con nuestro propio entorno; a una decidida marcha atrás en el camino hacia la paz y hacia el progreso de una Europa que decidió evitar la desunión que nos conduciría al estallido de dos guerras mundiales nada menos. Se trata de algo tan estúpido y tan zafio como volver a las antiguas fórmulas del odio; el odio que hoy asoma en los rostros y también en las palabras de muchos de nuestros políticos actuales; de aquellos que han hecho de nuestros parlamentos un execrable patio de vecinos malcriados que se insultan aun antes de exponer cualquier razonamiento. Son los rufianes y los chafines, las mujeres de los hijos sin padre y educados por una comuna, los de los chistecitos contra quienes perdonaron a los que mancos y cojos les dejaron, los que mienten y ofenden impunemente; aquellos supuestos indignados cuyo placer supremo es ver como revientan a un policía la cabeza.

Y frente a éstos, una sociedad que ya sólo se indigna por la guinda del pastel; una sociedad avanzada en todos los aspectos que ofrece unas leyes elegidas y no impuestas y que sigue perfeccionándose en busca de un mayor confort y una mayor justicia pero que ya alcanzó el máximo histórico de articulación y de inclusión social de cualquier otro periodo de la Historia. Una sociedad ya en trance, incluso, de erradicar la corrupción política y hasta las corruptelas de toda la vida: hecho del que debiéramos sentirnos orgullosos. Una sociedad capaz de ejercer su propia crítica, pero no necesariamente de este modo, es decir, sin volver a lo peor del siglo XX y sin mostrarnos como ejemplo a quienes de una manera u otra fueron responsables de lo que esta tarde noche celebramos en la antigua parroquia de mi pueblo: el martirio de cientos y cientos de cristianos.

(1) Sin ir más lejos, un tío de mi yerno, sacerdote coadjutor de su parroquia, sería fusilado y arrojado a la cuneta en una operación de exterminio contra el clero. Pero aquello no fue todo, pues la familia resultó materialmente aniquilada incluso con disparos de ametralladora realizados desde la contigua torre de la iglesia. La abuela, entonces joven y en estado, se refugiaría en el cuarto de calderas y perdería al hijo que esperaba. De todo ello da constancia el expediente de concesión de una Cruz Laureada al último caído.


Bookmark and Share

Comentarios:
Concluye el comentario de Pepe Garrido:

...Afortunadamente, aunque ruidosa y predominante en las redes sociales, cada vez encuentra más contestación y provoca más rechazo.
Ver que entre la sociedad española, las instituciones más valoradas son la monarquía, el ejército y la Guardia Civil junto a la Policía Nacional, les debería dar mucho que pensar.
Bueno, que me extiendo en exceso.
Mis más cordiales saludos.
José Garrido. (maestro de escuela).
Enlace permanente Comentario por José María Arévalo Riera [Blogger] 15.11.17 @ 11:54
Hubo algo, además, que, sin odio y rencor, conviene si no recordar, sí tenderlo en cuenta. Como siempre ha sucedido, esos mártires fueron semilla de nuevos cristianos. En ese ambiente de cristiandad vivida nos criamos muchos de los que hoy peinamos canas o no tenemos ya ni eso. Padecimos una "pertinaz sequía" más dura aún que la actual. Y para colmo sufrimos el aislamiento y la incomprensión de las naciones más avanzadas que hoy ponen al comunismo en su sitio. Padecimos racionamientos y aún miserias. Pero "alguien" nos libró de las dos guerras mundiales y superó la crisis... Pues, señores, al desfacedor de tantos entuertos, se le pone hoy a caer de un burro.Y la palabra "franquista" es un insulto terrible.Ahora que estamos viendo las orejas al lobo, ¿no sería momento de reconocer méritos y hacer justicia con quien "todo por Dios y por España" exprimió su vida como se exprime un limón? Vamos, digo yo, que a mucha honra ¡soy franquista!
Enlace permanente Comentario por carlos de Bustamante Alonso 15.11.17 @ 10:57
Estoy de acuerdo con lo que nos dice en su artículo, como me suele ocurrir, pues siempre los leo aunque no los comente. La memoria y la historia no siempre coinciden, pues hay muchas memorias e historias para todos los gustos, aunque Historia verdadera solo haya una. Añadirle adjetivos quita más que pone, pues eso de la memoria histórica, en singular, obviamente resulta parcial, denota que hay otras memorias que no se quieren contemplar en ese relato histórico en construcción que reescriba el pasado más al gusto de algunos. Esa memoria de parte lógicamente necesita olvidar hechos que desmontan su visión, sucesos que, como los que cita, muestran una cara que no es la que quieren ofrecer en "su historia".
Hay una izquierda anacrónica, rencorosa y resentida, hoy predominante en España, que falsea el presente y el pasado, a la vez que nada ofrece para el futuro. Afortunadamente, aunque ruidosa y predominante en las redes sociales, cada vez encuentra más contestación y provoca más rec...
Enlace permanente Comentario por José Garrido Herráez 15.11.17 @ 10:32

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Columna de humo

Columna de humo

Sois un excremento. Todos

Pedro de Hoyos

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Un cantamañanas ilustrado

Miguel Ángel Violán

Punto de vista

Punto de vista

Batet nos dará días de gloria

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Las sandías Lola llegan, con todos sus beneficios, como precursoras de la estación estival

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Aparentar vence a ser

Ángel Sáez García

No más mentiras

No más mentiras

VICIOS: Drogas, juego, alcohol, tabaco... "Y"

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Recuerdo de un visionario

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Pacos

Pacos

El Parasito y el Filántropo

Paco Sande

Corrupción global

Corrupción global

2308 España no es una nación democrática pues nos va a gobernar una minoría formada por partidos de izquierda y separatistas radicales anti España.

Luis Llopis Herbas

Hablando en plata

Hablando en plata

Pablo pone en su sitio a Amancio

Enrique Zubiaga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El dinero "maldito" de Amancio Ortega

Enrique Arias Vega

Libros

Libros

'Actitud emprendedora', de María Ángeles Chavarría

Vicente Torres

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#OPINIÓN Columna Caiga Quién Caiga Por @angelmonagas: Nicolás el Tanos de Venezuela %u2013 Critica24.com

Angel Monagas

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

La carrera de Arabia Saudita hacia las armas nucleares (como era de esperar que ocurra)

Shimshon Zamir

Opinión

Opinión

¿Se atreverán con un nuevo fraude el 26-M? Dos hipótesis posibles.

Opinión

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

¿Otra veleta verde?

Antonio Cabrera

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Doris Day: que se fue, se fue

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

Parque Chas. (Cuento de Guille Paier-Argentina)

Antonio Florido Lozano

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

Zapatero en Murcia

Javier Orrico

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Carmen Calvo tiene razón, só o sí

Manuel Molares do Val

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital