Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


¡Uf…! Qué calor

Permalink 13.10.17 @ 07:24:13. Archivado en Artículos

Por Carlos de Bustamante

( Palomares. Óleo de José María García Fernández, “Castilviejo”) (*)

Sea o no un nuevo “Ciclo del clima en la naturaleza”; sea o no –como dicen los calentólogos- un calentamiento global por exceso de emisiones de co2, lo cierto es, que hemos sufrido este verano unos calores si no anormales, por supuesto poco habituales. Nada fácil acordarse a nuestra edad de octogenario con creces del calor que pasamos en años mozos. Cierto, ciertísimo, que trillando en las eras, hasta se fundían los plomos de achicharramiento colosal. Cierto también, que la calor era tanta, que más apetecía dormir en las eras que no en la blandura en casa de la cama.

Pero aun chorreando sudores por la canícula y el trabajo intenso, no había hombre o mujer del tiempo en las “arradios” que servían sólo para escuchar “el parte” y las canciones de moda “dedicadas a mi novio- que hacían -¡ojo!- sólo las mujeres- que está en Melilla cumpliendo la mili”. Tampoco nos daba el parte meteorológico Mariano Medina, ni había otro medio de predecir el tiempo que las “cabañuelas” o el calendario Zaragozano que con el asesoramiento de la sabiduría popular, más que predecir barruntaba lluvias o calores.

Eran tiempos en los que el cielo era una carta donde leímos “l´óuno o l´óutro”. Y como el temporal nunca era del gusto de todos, ya se nos acusaba en la capital de las continuas quejas de los labradores. Ahora como los robots no suelen hablar, había que callar sin remedio. Menos el Rezongón, que ya por aquellos tiempos lo era.

¿Os creéis acaso que las labranzas son como los tiestos de casa? Regarles con la jardinería antes de que las plantas o flores pidan agua. Escarbarles de cuando en cuando si la tierra se apelmaza y oprime a las plantas… Meterlos dentro de casa si en el balcón o ventana sufren por el frío o la helada temerosa. Sacarlos al solillo membrillero o del otoño tras invernar al agrego de la vivienda… -les decía y añadía- : ¿Cómo creéis que no nos quejemos si al campo no “l´huáy quien lo mueva? “¡A vey si sos creéis” que el campo “ tié” siempre una mano amiga y femenina que lo atuse y cuide como a los gatos! Miramos una y otra vez al cielo que es de ande nos “pué” venir lo que creemos bueno y lo que decimos malo. “Dyháy es de ande nos puén venir las bendiciones”.
“Dende” que se mide el calor, lluvias y vientos, servidor hogaño no recuerda “temporal de la manera” ¡uf, qué calor!”. Antaño, “quisió”. “Anque me pai” que no sufrimos ola tan temerosa… ¿Tendrá la culpa “desto” también Rajoy…? Lo cierto es, que tales son las calores, que en casita como en ningún sitio.

Se me ocurre sin embargo que si esto no fuera un nuevo ciclo de la naturaleza, ¿no será nuevo ciclo el nuestro, por la edad que no perdona? : No hagas ejercicios fuertes, no te expongas al sol que te pueden salir epiteliomas; no tomes alcohol que te puede dar el pampurrio; hidrátate bien que el yu-yu acecha; camina al menos media hora diaria…. Y pregunto al sabio consejero: ¿Qué hacer si caminar media hora, es hoy como antes correr varios kilómetros…? ¿Y si el aire acondicionado en casita, nos puede ocasionar una pulmonía o bronquitis perniciosa? ¿y si salgo a pasear media hora, ¿por dónde que no me “epiteliome” con un sol de justicia? ¿Saben…? Pues ¡que me vuelvo al pueblo! Al frescor de mi casita con casi un metro de muros con adobe. Al frescor de la ribera donde según el místico: “buscando mis amores, iré por esos montes y riberas; ni cogeré las flores, ni temeré a las fieras y pasaré los fuertes y fronteras” ¿Y saben…? “paice” que con sólo la recitación ya siento el frescor propio de las aguas, chopos y álamos que la escoltan.

Para aumentarlo ante ola tan insólita, recurría a Bartolomé Llorens: “dejó mi amor la orilla/ y en la corriente canta/mas no volvió a la ribera/, que su amor era el agua”.
¿Lo ven…? , como en casa en ningún sitio; basta con refrescar la memoria con el ulular de la brisa que, con el recuerdo de tiempos jóvenes, penetra acondicionado como ningún robot es capaz de ello.

Por si esto no fuera suficiente, Y metidos ya en terrenos poéticos recurro para mitigar la calor a don Pedro Calderón de la Barca:

Este ejército que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que él adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira cómo procede.

Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho,
que el pecho adorna al vestido.

Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.
Aquí la más principal
hazaña es obedecer
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados.

Pues ¡oigan!, mano santa. Con la medicina dicha, ¡tan fresquito! Y es, que quien no se conforma, es porque no quiere. Nos vemos…

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4346/36488849953_256c626bff_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Maria Clara Lucchetti Bingemer

Maria Clara Lucchetti Bingemer

As loucas da Plaza de Mayo e sua razão

Maria Clara Lucchetti Bingemer

Opinión

Opinión

No te va a gustar - Algún día, Rajoy tendrá que actuar.

Opinión

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundimiento de España (17)

Vicente A. C. M.

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

La gran superchapuza

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Pasión según San Lucas

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Cumplir tu palabra. Puntos de oración 18-10-17

Josemari Lorenzo Amelibia

Poemas

Poemas

De una desconcertada que elevada en la cumbre

José Pómez

Hermosillo

Hermosillo

Solicita EU extradición de ex gobernador Eugenio Hernández

Efrén Mayorga

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

Rusia

Padre Fortea

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

La partida de ajedrez (Rajoy vs Puigdemont)

Antonio Cabrera

Miradas cristianas

Miradas cristianas

Todos somos...

José Ignacio González Faus

Diario de un cura de pueblo

Diario de un cura de pueblo

Alegría y esperanza ante el anuncio del Sínodo Amazónico

César Luis Caro

Religión Digital

Religión Digital

Un lema para todos: "Sé valiente, la misión te espera"

Religión Digital

Punto de vista

Punto de vista

Dos pelmas y un destino

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

El valor gastronómico de las plantas silvestres centrará el Simposio que organiza Basque Culinary Center

Juan Luis Recio

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Luces y sombras en torno al hambre en el mundo

Alejandro Córdoba

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Valientes cobardes y viceversa

Manuel Molares do Val

Entre dos luces

Entre dos luces

Feminismo en mujeres de carne y hueso.

Santiago Panizo

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

A Dios lo que es de Dios

Javier Velasco y Quique Fernández

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Creer en Dios o creer en Jesús. Aldo Conti y las memorias secretas del cardenal Martinetti (II) (924)

Antonio Piñero

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital