Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Diciembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Los lunes, revista de prensa y red

Permalink 02.10.17 @ 07:25:56. Archivado en Artículos

“La gran regresión”, de Gabriel Albiac, y “Mamones: el enemigo no era Machado sino Moussa”, de Miguel Ángel Mellado

( Viñeta de Esteban en La Razón el pasado día 16) (*)

LA GRAN REGRESIÓN

Artículo de Gabriel Albiac publicado en el blog del general Dávila el pasado día 17 de septiembre

Europa entra en la modernidad a través de una mutación léxica: “nación”. La hegemonía de esa palabra emerge, en los inicios de 1789, como centro de gravedad del ensayo del Abad de Sieyès que serviría de fundamento a todas las revoluciones europeas en el continente durante el siglo XIX: ¿Qué es el Tercer Estado? Con “nación”, Sieyès pretende dar un cimiento sólido al concepto crucial de “Constitución”. En efecto, en tanto que código más general de una sociedad política, toda Constitución es criatura del tiempo. Y a la erosión del tiempo está, como toda criatura, sometida. ¿Qué sería, así, la nación para el constitucionalismo moderno? El hilo de continuidad, sobre el cual se asientan las modificaciones históricas y sin el cual ningún futuro tendría sociedad alguna.

De ahí el juego tripartito que su ensayo propone como base de las sociedades libres: a) una “Constitución” que fija las reglas generales de juego para un tiempo; b) un “sujeto constituido” en el respeto inviolable de dichas reglas y al cual llamamos ciudadano; c) una continuidad que fluye por debajo del tiempo, el “sujeto constituyente”, al cual llamamos “nación” y que, si tiene en sus manos la potestad de modificar las transitorias Constituciones, la tiene en la medida misma en que se ajusta al respeto de sus reglas.

Claro está que antes de la “nación moderna” hubo otros procedimientos de identificación colectiva. Que la nación recoge y estructura. Ese fondo de afectos, emociones, historia y lengua, ha hecho tradicionalmente referencia a la metáfora paterna, bajo el nombre de “patria”. Y ha tomado configuraciones diversas. La modernidad europea ha sido fácil allá donde la identidad previa al siglo XIX era ya fuerte bajo aquellas configuraciones: el caso francés es el paradigma, marcado por la sólida prefiguración de los Estados modernos que se gesta entre Richelieu y Mazarino. Los casos italiano y alemán son el contraejemplo: naciones que apenas rompen su fragmentación a finales del XIX y que, en el caso italiano, arrastran fuertes elementos anacronizantes.

El paradójico problema español fue muy bien analizado, en los últimos años, por Gustavo Bueno. La identidad afectivo-histórica y la lengua eran aquí muy viejas; más quizá que en ningún otro punto de Europa. Pero la peculiaridad de lo que, desde el siglo XVI, toma la forma de un Imperio, impone dificultades y costes muy específicos. España era, hasta el XIX, tanto esta orilla del Atlántico cuanto la otra. Los habitantes de la Nueva España nunca se juzgaron menos españoles que los de Extremadura, Madrid, Andalucía, Galicia, País Vasco o Cataluña. De ahí el trauma catastrófico que culmina, con la guerra de Cuba, en la reducción territorial a la sola Península. Desde 1898, la identidad de España ha sido agónica. No sé de ningún país europeo en donde esa tragedia haya resonado tan fuerte. Y haya durado tanto. Cerrarla hubiera debido ser la tarea prioritaria de la transición y del régimen constitucional de 1978. Hemos de constatar, con pesar, que no se hizo. O no se hizo, al menos, con suficiente consistencia.

Lo que está sucediendo en Cataluña hoy es, ante todo, un drama español. Cuyo primer avatar fue la secesión del año 1934, que abortó el gobierno de la República en una época en que ni izquierda ni derecha tenían dudas acerca de su constituyente condición española. Y ese drama, de consumarse ahora, supondría una regresión insoportable para todos. En Cataluña como en cualquier otro rincón de España. Porque supondría el salvaje anacronismo de un retorno a modelos históricos preconstitucionales y, en el límite, pre-burgueses.

¿Hay precedente en la Europa contemporánea de algo así? Sí: los Balcanes. Reflexionemos serenamente todos sobre el coste.

Artículo en: https://generaldavila.com/2017/09/17/gabriel-albiac-la-gran-regresion/

MAMONES: EL ENEMIGO NO ERA MACHADO SINO MOUSSA

Artículo de Miguel Ángel Mellado publicado en El Español el pasado día 20 de agosto

Sí. Lejos, muy lejos queda aquel verano de 2017 en el que un grupo de jóvenes a punto estuvo de volar la Sagrada Familia. El objetivo no era menor: los terroristas pretendían destruir el gran templo cristiano. Su constructor, el arquitecto Antoni Gaudí, se inspiró en la Biblia y con la basílica quería simbolizar la llegada del Nuevo Mundo tras el Apocalipsis.

Sí, en cierto modo, el apocalipsis finalmente llegó. Estamos en 2037 y Gaudí como tantos otros ilustres personajes ha quedado olvidado. Ahora, en Barcelona, el templo con más devotos es la gran mezquita situada en la Gran Vía de las Cortes Catalanas. Un edificio monumental, y nunca mejor dicho: durante un siglo fue la plaza Monumental de Barcelona, con 20.000 localidades para el disfrute de los aficionados a los toros. Hasta que las corridas fueron prohibidas en Cataluña en 2010.

Barcelona sigue siendo una gran ciudad. Por fuera, los cambios no son muy apreciables, pero por dentro se ha producido una verdadera revolución… espiritual. La Pompeu Fabra, en otro tiempo una de las universidades más prestigiosas de España, mantiene su vigor dentro de lo que las cautelas religiosas permiten, pues está financiada por adinerados emires. El Barça sigue siendo más que un club: es propiedad de los dueños del PSG, uno de los cuales, en el verano de 2017, robó al equipo azulgrana a un famosísimo niñato brasileño llamado Neymar.

Cataluña ya no es el templo gastronómico que fuera liderado por Ferran Adrià. El menú halal se ha impuesto y el cerdo, de las manitas al morro, ha sido exterminado. El Palacio de Sant Jaume, un edificio medieval en el que a finales del siglo XX reinó como un califa el president Jordi Pujol, alberga aún al gobierno de la nación catalana, ahora presidido por el líder de la Fraternidad Musulmana Catalana, coalición vencedora en las elecciones del 2030.

Todo sigue igual, pero todo ha cambiado en Cataluña, no sólo en Barcelona. Ripoll es un lugar de peregrinaje. Como siempre lo fue. En la época pasada, porque en el Monasterio ripollense, bautizado como la Biblia de Piedra por el poeta catalanista Verdaguer, estaban enterrados Wifredo el Velloso, el creador, según la leyenda, de la bandera catalana allá por el 900, y Ramón Berenguer III, el primer gran conde de Cataluña, el dux Catalanensis como figura en documentos de 1115.

Hoy, en este calurosísimo verano de 2037, Ripoll es lugar de peregrinaje, pero para rendir tributo a los hermanos Moussa y Driss Oukabir, quienes lideraron en 2017 la noche del terror de las furgonetas en las Ramblas y en Cambrils…

Inspirándonos en Sumisión, la novela de Michel Houellebecq, donde el escritor francés narra la vida en 2022 en una Francia convertida en régimen musulmán tras la victoria de un nuevo partido llamado Fraternidad Musulmana Francesa, podríamos seguir escribiendo cientos de líneas más, especulando cómo sería Cataluña si los musulmanes catalanes conquistaran el poder por medios democráticos.

¿Es un disparate jugar con esta idea? Seguramente, aunque ¿acaso no habría sido tachado de loco disparatado alguien que se hubiera atrevido a predecir hace unos años que el gobierno de la Cataluña del seny acabaría dependiendo de los designios de personajes atrabiliarios como los de la CUP?

¿Es una frivolidad imaginar Sumisión en versión catalana? Probablemente, pero ¿acaso no habría sido llamado más frívolo que un hijo de Jorge Javier Vázquez y Karmele Marchante quien se aventurara a pronosticar que el ayuntamiento de Sabadell, el quinto más importante de Cataluña, acabaría valorando la supresión de una calle dedicada a Antonio Machado, por ser este escritor supuestamente españolista y enemigo de los catalanes?

La semana de la Virgen de Agosto de 2017 comenzó con la estupidez del nomenclátor de Sabadell y se sumió en la mudez tras la muerte en las Ramblas de trece personas y 100 heridos, arrollados por una furgoneta conducida por los verdaderos enemigos de la identidad de Cataluña. Machado, estimados independentistas, escribió cosas imperdonables para vosotros como: “Escribir para el pueblo es llamarse Cervantes, en España, Shakespeare en Inglaterra y Tolstoi en Rusia”.

Conocido el informe del historiador de Sabadell Josep Abad, por el que cobró de las arcas ciudadanas, es difícil no estar más de acuerdo con el Juan de Mairena machadiano cuando instruía a sus alumnos con la siguiente enseñanza: “Donde varios hombres, si queréis, varios sabios se reúnen a pensar en común hay un orangután invisible que piensa por todos”.

La semana comenzó con el chiste del callejero, zanjado con un ridículo “Machado se queda” del alcalde de Sabadell, Maties Serracant (de la CUP), y finalizó ipso facto con las masacres de las Ramblas y de Cambrills. (No deja de ser un terrible sarcasmo que la furgoneta Fiat de la muerte entrara en el concurrido paseo barcelonés desde la calle ¡¡¡Pelayo!!!, el héroe entre real y mitológico que inició en la cueva de Covadonga la reconquista cristiana de la España invadida por los musulmanes en 711).

No, la frivolidad política no ha acabado esta semana porque la frivolidad es como El libro de arena borgiano: carece de principio y de fin. Los ecos del aldabonazo criminal de los jóvenes asesinos de Ripoll pronto quedarán enmudecidos por los mamones (entiéndase el adjetivo a través del origen evangélico de Mammón, que personificaba la riqueza, la avaricia o el beneficio de la utilidad).

El procés continuará. La Diada, que este año será más independentista que nunca, está a vuelta de página de calendario, el 11 de septiembre. Y pocas semanas después, el 1 de octubre, llegará el anunciado referéndum, cuya hoja de ruta final vale menos que un marco en los tiempos de Hitler.

“Hay que preguntarse a quién beneficia la secesión. Desde luego, a unas élites soberanistas políticas, económicas, culturales…”, escribe el historiador Antonio Morales en el prólogo del libro 1714, Cataluña en la España del siglo XVIII. Esta obra surge como reacción al simposio “España contra Cataluña”, desde cuyo título está todo dicho y se entiende el propósito de la Generalitat al patrocinarlo en el 200 aniversario del año en el que los catalanes “perdieron la independencia, la libertad, su ser nacional…”, según la propaganda nacionalista.

Lo cierto, según el libro citado, es que: 1) La Barcelona de 1714 “era una ciudad en decadencia gobernada por una oligarquía patricia reaccionaria que defendía los viejos privilegios feudales y aristocráticos” (F. de Carreras); 2) “La supresión de las instituciones de carácter arcaico entre 1707 y 1716 por parte de Felipe V –primer rey Borbón- supondrá el desescombro de privilegios y fuerzas, lo cual benefició insospechadamente a Cataluña” (Vicens); 3) “El éxito del establecimiento del Catastro en Cataluña al imponer una fiscalidad más moderna y justa que la que pervivió en Castilla” (M. Artola); 4) En las décadas siguientes, se refuerza el estereotipo del “catalán trabajador” (Álvarez Barrientos); 5) El siglo XVIII fue, en general, extremadamente positivo para Cataluña, de suerte que “Cataluña es hoy una de las más prósperas regiones europeas, cuyo principal éxito radica en haber contado con un mercado (interior) inicialmente diez veces mayor que el suyo donde pudo colocar sus manufacturas y productos industriales” (C. Polo)…

Todas estas desgracias, según se recoge en el libro referenciado, sucedieron de golpe tras aquel 11 de septiembre de 1714 en que las tropas de Felipe V conquistaron Barcelona y fueron suprimidos los fueros de Cataluña y Mallorca, además de los de Aragón y Valencia.

Dolors Bramon, profesora titular de Estudios Árabes e Islámicos, es autora de un libro también interesante titulado “De quan érem o no musulmanes”. “Nuestros antepasados, con un gran tanto por ciento de probabilidades, eran andalusíes, o dicho de otra manera vulgar, eran tan 'aemoros' como los del Ebro abajo. Y en Cataluña se tiene tendencia a olvidarlo”.

Si Moussa y sus compañeros tuvieran la oportunidad de justificar sus asesinatos, el recordatorio de la profesora Bramon podría servirles de inútil coartada: os hemos matado para recordaos que Cataluña es nuestra, no vuestra. Mamones evangélicos: el enemigo no es Machado, seguramente tampoco el imberbe e ignorante Moussa; sois vosotros, los utilitaristas políticos, el orangután invisible que piensa por todos, como anunció el poeta.

Artículo en: http://www.elespanol.com/opinion/tribunas/20170819/240345965_12.html

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4341/37156763501_2d13dcfe36_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Virtudes públicas en J. Ortega y Gasset

Francisco Margallo

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Luis Miguel Modino: misionero en Brasil

Monseñor Evaristo Spengler: “El Papa Francisco llama a la Iglesia de la Amazonia a ser misionera y en permanente conversión”.

Luis Miguel Modino

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

Táctica y estrategia de la ruleta rusa: el 21-D.

Javier Orrico

El BLOG de Juan Antonio ESPINOSA

El BLOG de Juan Antonio ESPINOSA

Domingo 3º de Adviento-B: "Canto de María"-Magnificat

Juan Antonio Espinosa

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Manifestación antisemita en Barcelona, Gritos de guerra islamistas no frenados por la autoridad competente.

Doctor Shelanu

Humor gráfico religioso

Humor gráfico religioso

ADVIENTO

Agustín De La Torre

Acción-formación social y ética

Acción-formación social y ética

La filosofía de Mounier y la revolución personalista en el horizonte de la fe

Agustín Ortega

Columna de humo

Columna de humo

Esta España que odio

Pedro de Hoyos

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

Ángel Moreno, de Buenafuente del Sistal

13 Adviento. El sauce

Angel Moreno

Voz del Sur

Voz del Sur

Frente Amplio chileno vota sin condiciones

Julio Frank Salgado

Punto de vista

Punto de vista

Pablo Iglesias y los civiles del tanque

Vicente Torres

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Ven Jesús, acompáñanos

Miguel Ángel Mesa Bouzas

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Atila con su caballo , quiere arruinar a los metecos de Telémaco con sus ordenatas.

Chris Gonzalez -Mora

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Un estudio sobre dolor crónico infantil propone diseñar un plan nacional con cinco claves

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Carta abierta a Miquel Iceta Llorens

Ángel Sáez García

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Nos visitaban los frailes. Vocación incipiente

Josemari Lorenzo Amelibia

Religión Digital

Religión Digital

¡Alegres en el Señor!

Religión Digital

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Pan con dignidad

Maximino Cerezo Barredo

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

Un día con calefacción, teléfono, internet, comida…

Alejandro Córdoba

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Cuenta atrás para la traición a España (-8)

Vicente A. C. M.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital