Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Octubre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


25 años D.O. “Cigales”. 15. La importancia del vino en las últimas voluntades. Y III

Permalink 27.09.17 @ 07:20:28. Archivado en Artículos

Por José María Arévalo

( Vides en Trigueros. Acuarela de José María Arévalo. 34x46) (*)

Concluimos el artículo que empezamos la semana pasada, “LA IMPORTANCIA DEL VINO EN LAS ÚLTIMAS VOLUNTADES: EL CASO DE LA VILLA DE DUEÑAS DURANTE EL SIGLO XVIII”, de Abel Lobato Fernández, investigador del Departamento de Patrimonio Artístico y Documental de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de León, con el que se cierra el apartado II “La comarca vitivinícola de Cigales a lo largo de la historia” del libro conmemorativo “La comarca vitivinícola de Cigales: viñedos, bodegas y vinos. 25 años de la D.O. Cigales”, que venimos reseñando.

Continúa el artículo de Lobato Fernández con los apartados “La presencia del viñedo en herencias, dotes y capitulaciones matrimoniales”, “Uso del vino como fórmula de pago”, “El vino como medio de financiación de donaciones religiosas y obras pías”, “Es de bien nacido, ser agradecido”, “Los cuidados pagados con la vid”, y finalmente una Conclusión, como vamos a ver.

LA PRESENCIA DEL VIÑEDO EN HERENCIAS, DOTES Y CAPITULACIONES MATRIMONIALES

Este es sin duda el principal papel que juegan los viñedos, majuelos, cubas, bodegas o el propio vino en los testamentos analizados. Ya fuese entrando a formar parte en las legítimas de los herederos, como mejoras de las herencias, como medio de agradecimiento o como dotación para un enlace, estas menciones constituyen más del 60% de las halladas en relación con el vino.

En primer lugar, queremos hablar de las herencias, cuyas referencias ocupan un espacio importante dentro de ese 24% de testamentos en los que aparecen referencias al vino o su producción.

Ello demuestra que los otorgantes tenían gran interés en dejar bien claro a quiénes querían ceder sus propiedades a su muerte. Además las legítimas jugaban un papel muy importante, ya que en ellas solían insertarse muchos de los majuelos y viñedos del testador. A veces incluso estos terrenos junto con otros como huertas, eriales o fincas de cereal eran utilizados para acrecentar el patrimonio de uno de los herederos a través de la vía de mejora.

Ejemplo paradigmático de las dotaciones matrimoniales y de las vías de mejora en las herencias a través del uso de majuelos y viñedos es el testamento que otorgó María Tras Iglesia, viuda de Gerónimo Ruiz de Alday (1740). Así, a su hija Teresa Ruiz de Alday y Tras Iglesia “en atenzion a quedar como queda soltera y por acomodar y a la buena compañía y asistenzia que de ella he tenido” (Ibídem), le deja por vía de mejora junto con lo que le tocase de la herencia “dos alanzadas de majuelo en un pedazo a su escoger del que tengo en el termino desta villa donde llaman Valdeazadas de cavida de cinco aranzadas y media poco mas o menos sus linderos notorios y asimismo una cama de nogal de medio campo y otra en que estoy enferma con la ropa que ay en ella (Ibídem). Además le manda varios colchones, mantas, cobertores y sábanas, así como sus vestidos.

También en este documento recuerda que para los enlaces de sus otros tres hijos efectuó sendas escrituras de capitulaciones matrimoniales por las que les dejó diversos majuelos y fincas, e incluso vestidos y bienes. Eso sí, las dotaciones varían en función del hijo. Así, el valor de la dote de su hija Antonia en el momento de casarse con Nicolás González es de unos cuatro mil reales, a cuenta de los cuales le entregó:

"un majuelo en campo de Honecha, otro en Val de Dueñas y una tierra a Las Candelas sus linderos notorios que todo se alla tasado [...] en precio de dos mil quinientos y siete rs. y veinte mrs. y mas le tengo entregado a el susodicho diferen tes alajas de por casa y vestidos del adorno de las personas de dicha su mujer de los que dejaré memorial con su tasazion para que si le faltase se le pague y si sovrase lo traiga a colazion con los demás ermanos" (Ibídem).

En el caso de su hijo Pedro, la dote alcanzó los tres mil setecientos noventa y cinco reales, valor de “un majuelo en Valdegallegos tasado en ochozientos y ochenta y cinco rs. y ocho mrs. otro en Campo de Onecha en ochozientos y ochenta y una tierra a San Lazaro en mil treszientos y treinta rs. [...] y asimismo le tengo entregado en diferentes vestidos asta en cantidad de setezientos y treinta y ocho rs. de vellon” (Ibídem).

Pero sin duda fue la dote para la boda de su hijo Juan la que supuso un mayor desembolso de dinero ya que aunque le mandó sólo un majuelo, esto se vio compensado con la donación de una vivienda con lagar y bodega cerca de la iglesia parroquial de la Asunción por un valor total de seis mil quinientos reales de vellón: "en capitulaziones cinco mil rs. de vellon y para en quenta de ellos le tengo entregado unas casas con su bodega, lagar de cozer y es en la que al presen te bibe tras de la yglesia tasada por franzisco Lopez en quatro mil ciento y quarenta rs. y mas un majuelo en Vega Palazios de una aranzada y sus palos tasado en mil seiszientos y ocho rs. de vellon y asimismo en vestidos asta en cantidad de setezientos y cincuenta y ocho rs." (Ibídem).

Por último, está claro que durante años sus cuatro hijos habían utilizado la bodega y lagar propiedad de su madre para la elaboración del vino proveniente de sus respectivos majuelos y viñedos. y pese a estar en su derecho de cobrarle los denominados "gastos de bodega", con cariño se los perdona a todos ellos “por razones que tengo para ello” (Ibídem).

Otro caso similar es el ya comentado testamento de Pedro González Gómez quien mandaba por vía de mejora a su hija de corta edad la mitad de las casas, lagar corredero y bodegas que había construido y reparado por valor de tres mil reales. Por su parte, declara que al tiempo que su hijo Manuel contrajo matrimonio con Manuela Sanz le ofreció “cien ducados de vellon y en quenta de ellos le tengo entregado dos maxuelos y otras diferentes alajas y herramientas que las que son constaran de las capitulaziones es mi voluntad se tasen y si algo faltase se le de satisfaczion y si sobrase lo traiga a colazion con los demás hermanos” (Ibídem). Por su parte, la dotación a su hija María comprendió el doble de gasto, ya que le entregó:

"doscientos ducados en capitulaziones y en quenta de dicha cantidad la tengo entregado un verdejo en Camporredondo, una viña en dicho término y seis cientos rs. en vestidos del adorno de su persona y ajuares de por casa y es mi voluntad se tasen y si sobrare alguna cosa lo trayga a colazion y partizion y si faltase al cumplimiento de dicha cantidad se la satisfaga" (Ibídem).

Llama la atención las claras diferencias que se producen entre las dotaciones de cada uno de los hijos en estos dos ejemplos. También nos parece muy interesante la aparición de la mención "verdejo" en relación al tipo de uva que se producía en esa viña; calificativo que aparecerá también en el testamento de Jerónimo Martín Nieto Salinas -fechado en 1739-. Por él sabemos que su hija Manuela Martínez recibió en dos momentos diferentes y por vía de mejora diversos bienes. En primer lugar de su madre llamada Teresa González, quien:

"por su testamento mando a la dicha Manuela Martinez mi hixa por bia de mejora doszientos rs. de vellon los que señalo se la pagasen en un verdexo en el termino de esta villa donde llaman Vega Abaxo que linda con el de Juan Solis y camino que ba a los sotos y mando que se la paguen como asimismo otros doszientos rs. mas que la mando yo dicho otorgante y por via de mexora en el dicho verdexo como también todos los ajuares y vienes muebles que ay en las casas... comprendiendo en ellos herramientas, cavallerias, trigo i vode gas si ubiese al tienpo de mi muerte y uno y otro es por via de mexora y además de lo que la ubiese de tocar de vienes la pido me encomiende a Dios" (Ibídem).

USO DEL VINO COMO FÓRMULA DE PAGO

El vino, que durante la Edad Moderna tuvo una importancia capital en todos los estratos de la sociedad, también sirvió en numerosas ocasiones como medio de pago en sustitución de la moneda. Así, era habitual que este líquido, ya fuese almacenado en cubas o en cántaras, sirviese como elemento retributivo en el laboreo de las viñas, el pago del salario de los obreros y familiares que acudían a la vendimia e, incluso, como veremos, para elementos externos a la propia producción vitivinícola.

De ese uso del vino para el pago de los trabajos que requerían las viñas podemos traer a colación a Luisa Escalada, viuda de Pedro Cabeza, que expresa en su testamento -fechado en 1740-, que se le embargó una cuba de vino, “cuia cantidad se entrego por Rodulfho de la Quadra quien fue depositario de dicha cuba de vino a Alonso Caveza thio de la susodicha que avian de servir para las lavores de las viñas de la dicha Geronima Caveza” (Ibídem). En esta escueta manda, se comprueba cómo esa cuba estaba destinada a sufragar los gastos que se originasen en la poda y arreglos de las viñas propiedad de su hijastra Jerónima.

Por otro lado, es muy elocuente el testamento de Miguel de Urbán (1712). Padre de varios hijos bastante díscolos con la justicia, declara en el citado documento que había gastado en su hijo por el aprendizaje y formación en los oficios de organista y boticario en la casa y botica del palentino José Fermín el elevado número de doscientas sesenta cántaras de vino que tenían un valor de más de dos mil reales. Así, vemos de nuevo cómo el vino suplía perfectamente al dinero líquido y cómo podía servir para pagar todos y cada uno de los gastos de manutención y formación de un muchacho. Es tan interesante esta manda testamentaria que no nos resistimos a reproducirla:

"Yten declaro tengo entregados y gastados a Andres de Urban mi hijo vezino de la ziudad de Valladolid dos mil rs. de vellon después de haver cumplido veinte y zinco años los quales me an costado el averle enseñado ofizio de voticario y el de horganista que quiso saver y dichos ofizios tubo en la ziudad de Palencia en la casa y botica de Joseph Fermin a quien pague duzientos y sesenta cantaras de vino por averle echo escriptura de dárselas por la enseñanza, llevarle y traerle a la ziudad de Leon, vestidos que le saque por que estubiere con dezenzia además de los hordinarios que aunque me a tenido lo referido mucha mas cantidad es mi voluntad se le quenten solo los dos mil rs. por lo que tiene el declarado de materna y paterna los quales trayga a colazion y partizion con los demás sus hermanos por ser asi zierto para descargo de mi conzienzia y el paso en que estoy" (Ibídem).

EL VINO COMO MEDIO DE FINANCIACIÓN DE DONACIONES RELIGIOSAS Y OBRAS PÍAS

El vino y los viñedos eran bienes muy comunes y estimados por parte de toda la población, por lo que fueron utilizados habitualmente durante la Edad Moderna como base económica sobre la que asentar fundaciones de índole pía o religiosa. También era común realizar donaciones de este líquido elemento a instituciones religiosas o benéficas con el fin de servir de alimento a enfermos, pobres o religiosos. Llama la atención en relación a este segundo aspecto la extrema pobreza en datos que nos ha aportado la documentación consultada. Así, tan sólo hemos hallado un ejemplo, el de José Romero de Galarza, quien por su testamento fechado en 1716 mandaba a los frailes descalzos del convento de San Buenavetura de la ciudad de Palencia “cien cantaras de vino de lo mejor que tubiere de mi cosecha que dejare en ser el dia de mi fallezimiento y no lo haviendo en ser se pague en dinero” (AHPP, Protocolos Notariales, Juan Manuel Pérez, caja 7.673).

A veces los otorgantes entregaban fincas o viñas a sus familiares en las que imponían una carga destinada a financiar una memoria de aniversario de misas que podía ser por su alma o la de alguno de sus deudos. Este es el caso de Ana Gutiérrez -que testó en 1712-, quien cedió un majuelo en el término de Val de San Miguel a su sobrino Manuel Cilleros “que .se alla al servixio de el Rey” (Ibídem). También dejó estipulado que en el caso de que este último falleciese, debía heredarlo su hermano Santos Cilleros, pero añadiendo la carga de “zien misas rezadas a dos rs. cada una que a de mandar dezir por el anima de el dicho Manuel Zilleros en dicho convento donde me mando enterrar (Ibídem).

Por último, y en relación con el uso del vino o los viñedos como medio de financiación de obras e instituciones pías, nos hemos encontrado un único caso, el de Fray Pedro Gil, novicio en el Real Convento de San Isidro de Dueñas, quien por sus últimas voluntades, fechadas en 1712, donaba una viña que le había dejado su madre María Gallardo en el pago de Villota en término de la villa de Frómista al matrimonio conformado por Catalina Muñoz y Pedro Hernández. Eso sí, ponía como condición que no la pudiesen vender ni enajenar. Esta prohibición era indispensable de cara a poder concretar su último deseo, ya que quería que a la muerte de ambos la propiedad pasase a manos de la Cofradía de las Benditas Ánimas de la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción del Castillo de Frómista" (Ibídem. "Yten es mi voluntad que una viña que dejo entre sus vienes la dicha Maria Gallardo mi madre en el termino de la dicha villa de Fromista donde llaman Villota que linda con viña del venefizio de Diego de Lomas no la pueda vender ni enajenar el dicho Pedro ni la dicha Catalina Muñoz mi señora si no es que después de 1os días de los susodichos venga y subzeda en ella la confradia de las Vcnditas Animas de la Parrochia de Nuestra Señora de la Conzepzion de el Castillo de la dicha villa de Fromista"). Así pues, vemos cómo, aunque en un primer momento pretendía beneficiar a este matrimonio próximo a él, a largo plazo tenía la clara intención de acrecentar las rentas de esta cofradía de fines piadosos.

ES DE BIEN NACIDO, SER AGRADECIDO. LOS CUIDADOS PAGADOS CON LA VID

En la sociedad del Antiguo Régimen no era muy común alcanzar una edad muy avanzada. Pero aquellos que llegaban a ella, gozaban de una importante consideración dentro de sus familias y entre sus convecinos. Así, los hijos tenían la obligación moral de velar por sus padres en la ancianidad, y muchas veces los primeros, agradecidos, les hacían mejoras en la herencia o les entregaban ciertos bienes con los que querían premiar esos cuidados y atenciones recibidos. En nuestro objeto de estudio, sólo hemos encontrado un caso que refleje esta circunstancia. Se trata de Isabel de Lerma, viuda de Roque Martínez de Urbán, quien en su testamento, fechado en 1715, deja a su hijo Manuel Martínez de Urbán una aranzada de majuelo en el pago conocido como Boca Arroyo “en atenzion a lo mucho que a echo conmigo en asistirme en muchas nezesidades que me a socorrido antes y después de viuda y a estar en su compañía y asistiéndome con todo lo nezesario y por otras razones y motivos que a ello me mueben” (Ibídem).

CONCLUSIÓN

Para concluir, queremos expresar que, a raíz de la documentación analizada, el vino fue en la villa de Dueñas, como en el resto de la Corona de Castilla, un elemento de gran relevancia a nivel familiar y social. Así, a pesar de que sólo se han encontrado menciones al vino y todo lo que lleva aparejado en un 24% de los testamentos, ese discreto porcentaje nos ha aportado un rico caudal de datos que nos permite descubrir el papel jugado por él en los más diversos aspectos. Así, era muy importante a la hora de dejar bien dotados a hijos o familiares, como medio de pago o modo de agradecimiento a personas o instituciones pías y benéficas. También hemos podido conocer cuáles eran los lugares dentro del territorio eldanense en los que más usual era su cultivo; la variedad de uva existentes, o la importancia que se le daba a las labores de arreglo y cuidado de las viñas y majuelos de cara a mantener una buena producción de uva y por ende de vino. En definitiva, el análisis y estudio de estos testamentos reflejan el pensamiento de la sociedad del momento y la importancia que siempre tuvo el viñedo como un activo clave del sostenimiento de las familias del Antiguo Régimen”.

En artículos sucesivos reseñaremos los que bajo el título “Arte, patrimonio y herencia vitivinícola” contiene el capítulo III del libro conmemorativo “La comarca vitivinícola de Cigales: viñedos, bodegas y vinos. 25 años de la D.O. Cigales”, publicado este año, y en el que hemos tenido la oportunidad de colaborar con una acuarela nuestra que fue elegida como portada del libro, y otra que figura en ese capítulo, con mención de nuestra actividad pictórica relacionada con la D. O.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4415/35821238754_ed2d1483f2_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Misa episcopal en la cárcel

Francisco Margallo

Sor Consuelo te ayuda

Sor Consuelo te ayuda

La chica del banco

Manuel del Pino

Amistad Europea Universitaria

Amistad Europea Universitaria

Déborah Bardon: "No arruinemos un país que era hermoso y vivía en paz"

Salvador García Bardón

Tras mi vidriera

Tras mi vidriera

Distensión, un bocadillo de 770 metros de largo

Luis Espina

Punto de vista

Punto de vista

Cataluña, liberada

Vicente Torres

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

PGR, la decepcionante historia

Guillermo Gazanini Espinoza

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Secta destructiva catalana

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

La cocina de Letonia en las cafeterías de El Corte Inglés

Juan Luis Recio

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Etopeya de Carles Puigdemont (I)

Ángel Sáez García

Jesús Arameo

Jesús Arameo

Bienaventurados ¿los qué de qué?

Vicente Haya

Humanismo sin credos

Humanismo sin credos

Haciendo humor de algo serio, la teología.

Asoc. Humanismo sin Credos

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

CURACIÓN POR EL PLACER DE APRENDER

Josemari Lorenzo Amelibia

Religión Digital

Religión Digital

Al César... a Dios...

Religión Digital

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Blade Runner puede esperar

Juan Carrasco de las Heras

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El hundiminto de España (21)

Vicente A. C. M.

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

LA VIDA MISMA

Francisco Baena Calvo

Opinión

Opinión

Victoria Lafora - Hasta aquí hemos llegado

Opinión

Teología sin censura

Teología sin censura

La religión contra el Evangelio

José Mª Castillo

Fratría

Fratría

Amigo: a la amistad (y Claves de la vida 65)

Andrés Ortíz-Osés

Imágenes de la buena noticia

Imágenes de la buena noticia

Familia

Maximino Cerezo Barredo

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital