Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Septiembre 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


El despiporre

Permalink 14.07.17 @ 07:28:19. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Viñeta de Nieto en ABC el pasado día 28 de junio) (*)

A poco que uno analice las causas del escaso aprecio que de España y de sus compatriotas tienen hoy bastantes españoles, llegaremos a la conclusión de que nuestro pesimismo es inducido. Recuerden a los indignados que se alzaron en contra del sistema en la Puerta del Sol, ocasión esta en que algún astuto vio el filón que se le ofrecía para meter baza y de paso también, si era posible, el cazo. Pero, claro, era fundamental que todo siguiera estando tan mal o aun peor de lo que estaba, porque si no sería el fracaso del negocio. Y en ello estamos actualmente. “Peor es mejor” se dirían. Y para conseguir crear el clima conveniente arremetieron de paso hasta contra los Reyes Católicos y la conquista de Granada.

La pena es que han llegado un poco tarde, porque España es ahora mismo el país con mayor crecimiento de la Unión: del orden del 3% según nos dicen los que saben de eso. Y además cada día nos llegan nuevos datos positivos demostrando que también es un país de calidad. Fíjense ustedes que tenemos hasta la más potente multinacional que se ocupa de la moda, y no precisamente en Cataluña, tan famosa como fuera en lo textil, sino en Galicia, que esto es ya digno de ser reseñado con mayúsculas. Pero esto no es todo, pues también figuramos en punta de vanguardia en lo que se refiere a calidad de vida. Por ejemplo, en cuanto a la duración de nuestra propia existencia, que me parece a mí envidiable mírese como se mire. A lo mejor usted mismo sigue vivo gracias a tan gozosa circunstancia.

A la vista de su primer puesto mundial en el campo de los trasplantes, todos los españoles saben ya que el español es un pueblo más generoso que ningún otro del mundo. Y que, para mayor sorpresa de nuestros sembradores de tristeza, no sólo destacamos mundialmente en lo que se refiere al número de donaciones, sino también en el nivel quirúrgico alcanzado por nuestros cirujanos. Y, en efecto, son muchos los tipos de operaciones de trasplante en los que merecemos las mejores notas, prueba ésta de que nuestro sistema sanitario se codea con los de los países más punteros y aun les excede en muchas cosas. Hasta los ciudadanos ingleses que tanto presumen de sí mismos vienen a España para ser operados con las mayores garantías. Y qué decir de nuestros investigadores e inventores, porque usted verá que con frecuencia nos llegan noticias de sus éxitos.

Si ahora nos referimos al turismo, también en él permanecemos en cabeza. A la oferta de una meteorología favorable y un grado de seguridad considerable se suman unos paisajes fascinantes, un ambiente cultural muy atractivo, una sabrosa gastronomía - que en esto estamos siendo pioneros - y un estilo de vida dinámico y vital. A lo que habría que añadir la calidad de unos servicios hoteleros que pasan con matrícula de honor el juicio de los exigentes. ¿Y qué decir de nuestros aceites y de nuestros vinos? Vamos, que España gusta y que los españoles cumplen como buenos anfitriones.

En cuanto a nuestras infraestructuras, algunas podrá haber mejores, pero destacan sobre la inmensa mayoría. Por ejemplo, en ferrocarriles de alta velocidad, cuya red es sólo superada por el coloso chino.

En relación con la vida saludable, media España frecuenta los gimnasios. Y aquí encontrarán ustedes nada menos que la mejor liga del mundo; naturalmente me refiero al fútbol, donde brillamos como los primeros. Y aún habría que destacar a nuestros tenistas, ciclistas y jugadores de golf y de otras muchas disciplinas, en las que además arrasan las mujeres, hoy activas en todo y que ya obtienen medallas abundantes.

Sin embargo, nuestros nuevos barbaros nos pintarán una España oscura y desastrosa. Claro que lo hacen con cierto retraso; por ejemplo, la justificación de sus desvelos por la abundancia de corrupción se hace precisamente cuando nuestra justicia es tan activa que está en camino de extirparla. Y dudo que en esto nos superen otros países europeos en donde también parecen cocer habas.

En fin, que hay razones para estar orgulloso de España incluso sin tener que recordar cosas tan importantes como que restituyó las fronteras de Europa y desde ellas saltó al otro lado del océano para descubrir un nuevo mundo, o que fue el primer estado moderno, o que ahora mismo está en no sé cuantos lugares del planeta defendiendo activamente la paz de nuestros días, o…

Curiosamente de un aspecto de la vida española sí parecen presumir nuestros exigentes nuevos bárbaros, pues de lo único que sí se sienten orgullosos es de hacer de la capital de España la meca del mal llamado “Orgullo Gay”. Digo mal llamado orgullo porque supongo que los homosexuales cultos estarán avergonzados en su fuero interno ante una exhibición de mal gusto y grosería que debiera sonrojarnos con toda razón y fundamento. Ya ocurrió una cosa parecida con la ciudad de Barcelona, que se convirtió en la sede europea del movimiento Okupa y Antisistema. Y ya ven ustedes lo que está ocurriendo desde que gobiernan quienes tenían por oficio quemar contenedores y destruir cajeros automáticos.

El caso es que el lobby de los Ele-ge-be-tés ha conseguido, con la ayuda de los tontos útiles, hacernos tragar una teoría sobre la naturaleza humana que va en contra de lo que dictan el buen sentido y la sabiduría acumulada por nuestra cultura, Nadie se atreve a poner un pero a esa exhibición de zafiedad y de mal gusto con que los de las siglas intentan confundir, no sólo a la ciudadanía, sino sobre todo a nuestros jóvenes y niños. En este caso, la capital de España se convertiría en una especie de sambódromo orientado a la exaltación del sexo en sus múltiples variantes y facetas, tal como formula el librito que proponen los del lobby, tan aplaudido por los tontos útiles.

El embeleso general de nuestros “nuevos barbaros” ha conseguido hasta que el Ayuntamiento haya pasado a levantar las vigentes normas restrictivas que protegen el sueño de los madrileños. Y es que, por lo que se ve, con la fiesta del “Orgullo” - ¿hay título más memo que éste? - se pretende hacer temporalmente caso omiso de los excesos sonoros que habitualmente merecen ser multados por la autoridad correspondiente. Así que se fastidie el desgraciado viejecito que necesitaría descansar y las familias normalitas que no buscan sino la tranquilidad. Con el “Orgullo Gay” hemos topado.

En este alarde de traseros, en esta exhibición de monjas en ligueros y obispos travestidos en que se ve evidente la intención de transgredir y molestar al prójimo al tiempo que se alardea de algo que nadie les pidió, nada parece respetable o respetado. Así que uno se dice: “Bueno sí, lo siento mucho… ¿pero ¿a qué viene todo ese entusiasmo desmedido?”. Y no contentos con tanto despiporre aún tienen la ocurrencia de anunciarnos que estemos preparados - tiembla, Madrid - porque vendrán como unos tres millones no sé si de Ele-gé-be-tes propiamente dichos o simplemente de turistas atraídos - como los de Magaluf - por la posibilidad de enseñar partes ocultas de su anatomía y beberse de paso el manzanares. Pero eso no se lo cree ni la alcaldesa, porque los tres millones equivaldrían a duplicar la población actual. Haga usted el cálculo, por tanto, del número de plazas hoteleras o de colchonetas necesarias, o de autobuses y coches añadidos a la circulación urbana… SÏ; en efecto, haga usted todos los cálculos que quiera, que comprobará en todo caso que se trata de un cálculo imposible. Y mientras tanto la policía está que trina…

Pero no importa, porque al famoso lobby todos le tienen un miedo atroz. Sus tesis y sus gestos ya entraron en lo políticamente correcto, así que si a usted, periodista o simplemente ciudadano libre, le da por tacharlos de macarras o propone que den a este espectáculo el óscar al invento más basto y soez del año, váyase preparando para lo que le echarán encima: todos los latiguillos saldrán a las primeras páginas y a las imágenes de los telediarios, y usted será puesto como chupa de dómine si no flagelado en plaza pública.

PS: Menos mal que, por lo menos, esta dominante progresía de medio pelo - Dios los crea y ellos se juntan - presume de algo que tenemos en España. Quizá por eso lo llaman “el Orgullo”.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4172/34799443553_343282d462_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:
Sencillez, prudencia y audacia... ¿Se puede pedir más? Sólo añadiría Orgullo... ¿De qué...? Por supuesto y mucho de ser españoles normales que progresan adecuadamente en casi todos los campos: de la economía, de la ciencia, de la generosidad, de españolidad... Pero de anomalías enfermizas ¿por qué? Juicios...Mejor no. ¿Insultos...? Tampoco. Pero hosannarles ¿de qué y por qué? No, no; no son apestados. Son anormalmente invertidos ¿O no? "No hay discriminación ni homofobia cuando se intenta no transgredir la ley natural y preservar la moralidad pública". Pues eso.
Enlace permanente Comentario por carlos de Bustamante Alonso 14.07.17 @ 10:37

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Encuentros con la Palabra

Encuentros con la Palabra

“Vayan también ustedes a mi viñedo”

Hermann Rodríguez Osorio, S.J.

Pedro Miguel Lamet

Pedro Miguel Lamet

Meditación del Doncel

Pedro Miguel Lamet

Creyentes y responsables

Creyentes y responsables

El papel de las mujeres dentro del yihadismo

Alejandro Córdoba

Columna de humo

Columna de humo

No podemos obligarles a ser españoles

Pedro de Hoyos

Religión Digital

Religión Digital

Testigo de la justicia y del amor de Dios

Religión Digital

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Y la que se formó en Salamina..!

Chris Gonzalez -Mora

Punto de vista

Punto de vista

La estúpida muerte de un Testigo de Jehová

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Auchan Retail España presenta La Vida Azul

Juan Luis Recio

Otro mundo es posible

Otro mundo es posible

Meditaciones 17

Miguel Ángel Mesa Bouzas

En clave de África

En clave de África

Una merecida victoria para una mujer excepcional

JC Rodríguez, A Eisman

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Salvar el barco España

Manuel Molares do Val

Hermosillo

Hermosillo

Terremoto, temblor en México; la segunda noche

Efrén Mayorga

Corrupción global

Corrupción global

2026 El terremoto sufrido ayer por los hermanos mexicanos es menos grave que su nivel de pobreza.

Luis Llopis Herbas

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Los jóvenes de Arran marran

Ángel Sáez García

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

¿PROGRESISTA? CONSERVADOR

Josemari Lorenzo Amelibia

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Solo la Ley

Antonio Pérez Henares

No más mentiras

No más mentiras

Más sobre las perniciosas autonomías

Antonio García Fuentes

Entre el Cielo y la Tierra

Entre el Cielo y la Tierra

EL HOMBRE ES UN SER ESPIRITUAL

Francisco Baena Calvo

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

Sursum Corda El blog de Guillermo Gazanini

“¡No nos olviden!”, la devastación en la diócesis de Cuernavaca

Guillermo Gazanini Espinoza

Un país a la deriva

Un país a la deriva

Golpe de Estado en marcha (16)

Vicente A. C. M.

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital