Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Julio 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


El Ommegang

Permalink 11.07.17 @ 07:25:47. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( La festividad del Ommegang, que se celebra en Bruselas la primera semana de julio. Foto en erasmusenflandes.com) (*)

Ommegang es un término flamenco, es decir, del idioma que se habla en el norte de Bélgica. En Bruselas, lugar en donde se celebra, esta lengua coexiste con el francés de los valones, valones con uve, o sea valones de Valonia la región sur del país, donde se habla un francés sólo peculiar en algunas - pocas - diferencias con el francés de Francia. O sea que Bruselas es bilingüe como corresponde a la capital del Reino. Y aún se podría añadir el alemán, utilizado también en una parte de la región más oriental.

Pues bien, para asistir al Ommegang fuimos mi mujer y yo a Bruselas desde la ciudad de Mons, donde vivimos tres años y medio muy intensos. “Ommegang” significa algo así como “procesión”, o sea que inicialmente tuvo un carácter esencialmente religioso. En su origen se sitúa una venerada imagen de la Virgen que fue arrebatada a la catedral por una tal Béatrice Soetkens - humilde esposa de un obrero - para traerla, no sin encontrar oposición, hasta la Iglesia del Sablon, bien conocida por nosotros y por muchos otros españoles destinados en aquellas tierras.

Es una historia de visiones y milagros que adquiriría tal arraigo que desde entonces se convirtió en un suceso que perdura hasta estos días. Tan es así que detrás tiene toda una organización compleja que sigue funcionando en torno a un acontecimiento, ahora no ya religioso, sino histórico.

El escenario no puede ser más impresionante: la Grand-Place de la capital belga, hoy también de la Unión, que es como decir de Europa. Como impresionante es el espectáculo: una ocasión pintiparada para revivir un momento glorioso de la Historia.

Aquí veremos desfilar ante nosotros a personajes que un día determinado se dieron cita en un acontecimiento que ahora celebraremos con grandes fastos y presencias. Mas no serán figurantes quienes veremos pasar ante nosotros en representación de quienes aquel día lejano desfilaron, sino, en gran parte, sus propios descendientes. Y los atuendos y ropajes serán exactamente aquellos que en su tiempo vieron pasar los ciudadanos. Así nos mostrarán, delante del burgomaestre vestido de negro riguroso, el estandarte de la villa y los siete linajes que entonces ejercían las funciones publicas, amén de los famosos gremios y corporaciones, los siete altos magistrados junto a los siete “receptores”, representantes de las dos torres y de las siete puertas de la villa; toda una sinfonía de mantos de colores violeta, rojos y escarlata. Luego, el cortejo de los huéspedes reales con la Corte de la Regente, el cofre con los privilegios concedidos a la ciudad, y el séquito de honor correspondiente con sus alabarderos, su sargento de armas y las diecisiete banderas de las provincias belgas desde Brabante hasta Groningen Y los halconeros, y los perros de caza… Y todo esto, ¿por qué?

Y aquí viene lo bueno: porque todos estos personajes llegan a la Grand-Place por un motivo que a los españoles nos sorprende y hasta nos emociona vivamente: porque es el gran día de la presentación al pueblo de Bruselas de don Felipe, Infante de España y Duque de Brabante, futuro Rey de España, a cargo de su padre don Carlos, “por la gracia divina emperador de los Romanos, Rey de Castilla, de León, de Granada, de Aragón, de Nápoles, de Navarra, de Sevilla, de Mallorca, de Cerdeña, de las Islas de las Indias y de la tierra firme de la Mar Océano, Archiduque de Austria…” Así enumerarán los altavoces las extensas posesiones de nuestra Corona.

Dije al principio que a cualquiera le sorprende oír estas palabras resonando en el ambiente mágico de un atardecer en la Gran Plaza, porque existe la idea de que de nuestro paso por los Países Bajos quedó un cierto rechazo a la presencia de los españoles. Pues bien, ahí tenemos a nuestro monarca delante de nosotros, entrando ante la representación del pueblo de Bruselas para saludar al pueblo y presentar a quien será su sucesor. Naturalmente le acompañan personajes sobradamente conocidos, como doña María de Austria y sus damas de honor, el Príncipe de Orange y doña Leonor de Austria, amén de los grandes responsables del funcionamiento de la Corte: el Maestre de Campo, el secretario de Estado, o el galeno, todos ellos con sus nombres propios. Sin olvidar, pues no podrían faltar en tan singular evento, algunos destacados príncipes de la Iglesia como el futuro Cardenal de Granvelle, el administrador de los obispos de Metz y de Verdun, el arzobispo de Colonia, y la muy noble Orden del Toisón de Oro con su timbalero y su escribano. Y, naturalmente, con un grupo de muy sonados caballeros de la época, entre los cuales nada menos que nuestro Duque de Alba. Y la corte imperial acompañada de toda una nube de banderas representando los territorios del Emperador y Rey de España cuando en España no se ponía el sol.

La tarde noche culmina como una gran fiesta popular de juglares, de música de coros y de cornemusas, de antiguas danzas, de gigantones, de zancos, de acróbatas y arqueros; de fantásticos juegos de fuego y de magia. Así que no puedo dejar de imaginar la misma fiesta belga en algún lugar simbólico de España. Porque entonces muchos caerían en la cuenta de lo que verdaderamente ha sido nuestra Historia, motivo de vergüenza y de desprecio para algunos según parece ahora.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4264/35570553395_6a0183a6ac_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Qué gran invento es el descanso

Javier Velasco y Quique Fernández

Fratría

Fratría

Cultura y barbarie (y Claves de la vida 53)

Andrés Ortíz-Osés

No más mentiras

No más mentiras

Lo que pagan “los grandes” y lo que paga “la masa”

Antonio García Fuentes

Religión Digital

Religión Digital

La Iglesia de Ruidoms

Religión Digital

Cartas y relatos

Cartas y relatos

Carta a Emilia

José Alegre

Opinión

Opinión

Luis del Val - El desagradecido PP

Opinión

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

La alegría del Evangelio

Francisco Margallo

El blog de Antonio Piñero

El blog de Antonio Piñero

Crítica a la religión. ¿Escrituras divinas? Un tratado anónimo del siglo XVII (y II)

Antonio Piñero

Mi vocación

Mi vocación

A solas con Dios

Sor Gemma Morató

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Lugares comunes

Juan Carrasco de las Heras

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Siguiendo el programa

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Aeterna Christi Munera

Aeterna Christi Munera

Valses de amor

Jose Gallardo Alberni

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Tinieblas y luz. Puntos de meditación 21-7-17

Josemari Lorenzo Amelibia

Hermosillo

Hermosillo

Mueren 8 en narco balacera con la Marina en la CDMX

Efrén Mayorga

Parresía

Parresía

Lo crucificaron por las parábolas que contaba (II)

Juan Manuel González

Encuentros con la Palabra

Encuentros con la Palabra

“... pueden arrancar también el trigo”

Hermann Rodríguez Osorio, S.J.

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#Venezuela Radicales imponen a Diosdado como SUPERVIVIENTE DESIGANDO por @angelmonagas

Angel Monagas

Blog del Padre Fortea

Blog del Padre Fortea

De funerales...

Padre Fortea

Corrupción global

Corrupción global

1978 Sea usted inteligente, al menos sensato, y use Sensores Inteligentes en su Hogar SIH. Porque además de facilitarle una vida más agradable y segura le va permitir multiplicar por tres con nueve veces su salario y posibilidad de encontrar empleo. Una demostración numérica irrebatible y sencilla.

Luis Llopis Herbas

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

Iros a la...

Javier Orrico

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital