Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Rodeados de trastos

Permalink 14.05.17 @ 07:27:25. Archivado en Artículos

Por Javier Pardo de Santayana

( Acuarela de Álvaro Castagnet en Facebook) (*)

Acababa de ver en la televisión una expresión artística de la presencia de la tecnología en nuestro entorno actual. Se trataba de una presentación caótica como gustan hoy hacer nuestros artistas supongo que con la intención de hacernos ver los efectos de la complejidad en que vivimos precisamente por su causa. Cierto es que, efectivamente, nuestro entorno habitual es ya difícilmente reducible a esquemas simples, ya que, según parece, hemos renunciado a entender lo que nos está llevando a nuestra confusión actual y simplemente nos abandonamos a la realidad de un mundo de efectos inconcretos.

“Pues ya es casualidad”, me dije. Porque precisamente esa mañana, yendo en coche hacia Madrid, se me ocurrió hacer ver a mi mujer la agobiante presencia de una de las muestras más fehacientes de la complejidad que invade nuestro día a día. La pregunté, en efecto, si se había dado cuenta de la cantidad de conducciones eléctricas que interferían el paisaje, circunstancia en la que ni yo mismo había reparado antes pese a haber recorrido centenares de veces esa misma ruta. Alineaciones de postes metálicos, muchos de ellos de grandes dimensiones, flanqueaban la carretera y la cruzaban repetidamente hasta acabar perdiéndose de vista.

Caí entonces en la cuenta de que aquel aparataje se había hecho ya para nosotros poco menos que invisible a fuerza de ser una visión habitual, como si, al estorbar en el paisaje, nuestra mente lo hubiera convertido en materia transparente; de que se trataba en realidad de uno más de los muchos trastos de que nos rodeamos para atender a las necesidades que nos hemos creado quizá no siempre necesariamente; de unos más de los muchos objetos de que ya dependemos para seguir viviendo al nivel de nuestro siglo y sin los cuales seríamos incapaces de desenvolvernos adecuadamente: trastos cuya inmensa mayoría necesita la energía eléctrica para su funcionamiento; esto es, cocinas, frigoríficos, aparatos de radio, televisores, calentadores de agua, teléfonos fijos y móviles que hacen ya de todo, calefactores, lámparas, ventiladores, sistemas de seguridad y de apertura y cierre de puertas de viviendas y garajes, sirenas, arranques de automóviles, secadores de pelo, cafeteras… Y eso que afortunadamente la mayor parte de los cableados y conexiones son internos, se han hecho subterráneos o aparecen camuflados por otras estructuras, y que el grosor de los de alta tensión permite que éstos no se nos hagan demasiado ostensibles.

“Curioso”, me dije al constatar que ni siquiera nos perturban la vista por mucho que aparezcan en nuestro entorno habitual y con ellos tropecemos numerosas veces. Como curioso es que ignoremos la causa de su omnipresencia y su importancia, puesto que fundamentales son sin duda para la conducción y el empleo de una “cosa” de la que conocemos los efectos pero no tanto la naturaleza; me refiero a la energía eléctrica que los hace imprescindibles para todo el mundo, puesto que, durante casi toda la existencia del hombre sobre la superficie de la Tierra, la energía eléctrica sólo se haría patente en la espectacularidad del rayo y del relámpago, atribuidos por nuestros antecesores a la voluntad de determinados dioses. Es decir, que existía esa energía, pero “no se veía” como algo palpable ni presente. Y aun creo que la mayoría de la gente desconoce hoy como se consigue producirla, que es una forma de decir cómo se descubre. Porque nada es “creado” por el hombre: todo cuanto se necesita estaba entre nosotros ya desde el comienzo de los tiempos; sólo faltaba el encontrarlo y el saberlo utilizar, cosa asaz complicada como puede verse. Digo que la mayoría de la gente, pese a utilizarla de continuo, desconoce cómo se produce esa energía, y que lo más probable es que le digan a usted que se consigue mediante la utilización de los embalses o a partir de otra energía llamada “nuclear”. O cosas de este estilo.

Llama poderosamente la atención que cuando, por ejemplo, la gente ve la noche iluminada por una miríada de luces - como es el caso de una gran ciudad y sobre todo del globo terráqueo cuando se ve desde el satélite - la gente no caiga en la cuenta del milagro: esto es, de que el hombre fue capaz, primero, de descubrir que la electricidad existe, y, segundo, que ésta se produce simplemente girando una espira en un campo magnético; ésta tan curiosa y tan extraña que a nadie se le ocurriría por las buenas. Sí, es realmente sorprendente que se haya logrado arrancar a la naturaleza esa su dimensión oculta y hacer con ella no sólo que todo el planeta se ilumine, sino que la iluminación alcance a cada vivienda familiar en una realidad como la nuestra, tan compleja que llega a ser caótica. Y que en esa energía, en sí invisible salvo por los efectos que produce, se base hoy en día casi todo lo que hacemos e inventamos sin que su acumulación en el espacio llegue a estorbarnos demasiado.

Y en eso estaba, formulándome a mí mismo estas preguntas y consideraciones, cuando empecé también a darme cuenta de la cantidad de trastos que nos rodea diariamente, tengan o no que ver directamente con cualquier tipo de energía: letreros, quitamiedos, pórticos, indicadores relacionados con el tráfico y tantas y tantas otros chismes cuyo nombre exacto incluso ignoro. Parece como si nos hubiéramos acostumbrado a ir por la vida rodeados por un enorme bosque de trastos y chatarra - que por cierto deben costar su dinerito - y no nos diéramos debida cuenta de lo complicada, compleja y también costosa que es la vida en este nuestro siglo. Como de la trastienda y el montaje que todo ello requiere previamente: de que ya no hay casi nada que sea puramente natural en el paisaje; de que ya casi es imposible conectar con la realidad de nuestra condición de criaturas.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
http://c1.staticflickr.com/5/4174/34488520555_0e2dbab1b5_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
Teología sin censura

Teología sin censura

La teología del Papa Francisco

José Mª Castillo

La Marea de Pérez Henares

La Marea de Pérez Henares

Los separatistas nos quieren robar el voto a 40 millones de españoles

Antonio Pérez Henares

Un país a la deriva

Un país a la deriva

El temor fingido de Pablo Iglesias.

Vicente A. C. M.

Parresía

Parresía

Ascensión o Alienación (II): Mateo

Juan Manuel González

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

Huir del fuego para caer en las brasas

Doctor Shelanu

El Blog de Francisco Margallo

El Blog de Francisco Margallo

Dios en la historia

Francisco Margallo

Punto de vista

Punto de vista

Pedro hundirá al PSOE

Vicente Torres

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Envidiable sanidad española

Manuel Molares do Val

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Castelo de Medina presenta la última añada de su vino blanco fermentado en barrica

Juan Luis Recio

Ríase, aunque sea de mí

Ríase, aunque sea de mí

Don Julio Rodríguez, general de Ejercito del Aire, cuatro estrellas, JEMAD

Chris Gonzalez -Mora

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Carta abierta a Ariana Grande, autora de "Dangerous Woman" ("Mujer Peligrosa")

Ángel Sáez García

Don de lenguas / Gift of Tongues

Don de lenguas / Gift of Tongues

El Papa, Israel y el plan de paz de Trump

Cameron Doody

Secularizados, mística y obispos

Secularizados, mística y obispos

Los sacerdotes secularizados ayer y hoy

Josemari Lorenzo Amelibia

Faustino Vilabrille

Faustino Vilabrille

El Hombre y la Madre Tierra (I)

Faustino Vilabrille Linares

Atrévete a orar

Atrévete a orar

¿Es conforme con el Evangelio nombrar a los Cristos o Vírgenes “alcaldes(as) honoríficos”?

Rufo González Pérez

CaféDiálogo

CaféDiálogo

¿Cuál es el centro de radiación de las energías que reportan el Universo a Dios?

José Luis Vázquez Borau

Corrupción global

Corrupción global

1927 Tercera Vía Político/Económica: Capitalismo de Estado CE, un modeo originario de China y Rusia. Ataque frontal al capitalismo a través de imposición estatal de niveles salariales muy bajos.

Luis Llopis Herbas

La Biblia Compartida

La Biblia Compartida

Sagrado y misericordioso corazón de Jesús

Javier Velasco y Quique Fernández

No más mentiras

No más mentiras

Socialistas, Comunistas, “Peperos y otras yerbas”

Antonio García Fuentes

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#SOSVENEZUELA Descubra lo oculto del "parapeto constituyente" de Nicolás @angelmonagas

Angel Monagas

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital