Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Abril 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


Enrique Reche, obra en los talleres de Antonio López

Permalink 19.11.16 @ 07:25:37. Archivado en Artículos

Por José María Arévalo

( Calabazas y granadas. Óleo sobre lienzo de Enrique Reche. Albacete, 2016. 100 x 81 cm) (*)

Engancha el título de la muestra “Obra en los talleres de Antonio López”, que puede verse en la sala de exposiciones del vallisoletano Teatro Calderón hasta el próximo 8 de diciembre. El pintor vallisoletano Enrique Reche (1965) ha seguido nueve cursos o talleres de Antonio López que éste ha impartido desde 2013 en distintas ciudades, lo que ya tiene mérito pues seguro que había cola en todos para ser admitido. Y los ha seguido verdaderamente con aprovechamiento, por lo que supongo que algún aprecio le tomó el gran pintor manchego desde aquel primero que se celebró en nuestra ciudad en 2013, en el LAVA, Laboratorio de las Artes de Valladolid, el centro de creación, realización y producción ubicado en el antiguo matadero municipal, Paseo de Zorrilla 101, que acoge las creaciones de colectivos artísticos dentro de las artes escénicas, plásticas y audiovisuales.

Enrique Reche quiere demostrar en esta exposición cómo ha repercutido en su obra y en su concepción creativa su paso por todos aquellos talleres, en Ávila y Pamplona aquel mismo año, en Almería y Ávila en 2014, de nuevo en Almería y en Albacete al siguiente año, y en estas dos mismas ciudades en el año en curso. Verdaderamente ha sido un discípulo aplicado del gran pintor realista, doctor honoris causa por la Universidad de Navarra en la que también imparte cursos, especialmente uno en verano, todos los años. En el catálogo de la exposición un artículo de Jesús Fonseca nos revela que Antonio López -tan sobrio él en gestos y palabras-, no ha dudado en apuntar a Enrique Reche como “uno de los más firmes pilares del hiper-realismo de esta hora de España”.

Enrique Reche se ha dedicado a pintar casi siempre bodegones y objetos singulares (como rosales) en un formato medio o pequeño, muy propios para realizar en ejercicios de taller, pero en esta muestra presenta dos cuadros de mayor formato, dos desnudos extraordinarios, donde se aprecia su capacidad para realizar obras más complejas, que es lo que se echa de menos, al estilo que ha hecho famoso a su maestro. En la actual exposición del Calderón sigue con bodegones y objetos singulares, algunos asombrosos como los objetos de carnicería (cabezas de cordero y ternera, huesos, jamones, etc), verduras, frutas y calabazas, y una serie muy curiosa, 'Litos', de piedras realizadas en óleo sobre papel.

( Cebollas en vinagre y legumbres. Óleo sobre lienzo de Enrique Reche. Ávila 2013. 80x60) (*)

Mucho agrada que Reche esté tan lejos del que llamamos realismo fotográfico; su hiperrrealismo es puro virtuosismo en el dibujo y la pintura clásicos, como también subraya Jesús Fonseca en el artículo incluido en el estupendo, a pesar de su reducido tamaño -se ofrece al precio de 2 euros nada más, vale la pena adquirirlo-, catálogo de la exposición. Escribe Jesús Fonseca con poética inspiración bajo el título “La sed de vivir del universal Reche”:

“Es la sed de vivir y de compartir lo que mueve a pintar a Enrique Reche. Esto, y el ansia de no dejar horizonte sin mirar. Sólo alguien que conoce el cielo y su infierno podría pintar así. Dejar de hacerlo, sería la muerte para este universal vallisoletano metido de lleno en la figuración y el realismo y su exigencia creadora, sin que lo espiritual se pierda. Ese pulso con el eterno presente, que muestra lo que es como es y hace la realidad igual a la ilusión, marca también esta nueva exposición del cautivador y atrevido artista.

( Hueso IV. Óleo sobre papel de Enrique Reche. 2016.) (*)

Pero no sólo. Reche se lía en esta ocasión la manta a la cabeza, rompe con la cuidada cortesía de otras veces y da un paso más allá, para hurgar en la vida desollada de los animales, no se sabe bien si para arrancamos un sentimiento de culpa o una mirada de consuelo. Lo único claro es que se duele desde el escozor de lo inevitable. Es como si quisiera ponemos frente a la dureza cierta del sufrimiento. Frente a esta verdad cotidiana de huesos y de naúfragos. Polvo, nada.

¡Qué interesante seguir la evolución de la pintura de Reche! Marcada desde los comienzos por una expresión concentrada del tiempo, ha ido transformándose y enriqueciéndose hasta convertirse en espacio infinito de belleza e interrogantes al alcance de la mano. Enrique Reche ha ido pasando de aquellos rosales que no querían ser más que eso, rosales; y de la fresca hermosura de aquellos bodegones de fruta recién cortada, a estos troncos extenuados de piel clara y tierna, para llegar a la crudeza heladora de algunos de los óleos que ahora nos ofrece. Esto, después de profundizar en lo más sensual y carnal, como también se aprecia en esta atrayente muestra. Está claro que la pintura es, para Reche, como un campo de batalla en el que el deseo -y su voz y su sangre-, y la mirada de la muerte y los latidos del corazón y hasta el peso del agua y de la luz, se enfrentan, desde el asombro y el ansia de permanecer, para desenmascarar lo finito, lo fugaz, lo frágil que nos rodea.

( Merluza. Óleo sobre lienzo de Enrique Reche. 2016. 90x90cm) (*)

Estos lienzos, realizados en los talleres de Antonio López, reflejan muy bien el audaz recorrido pictórico de uno de los primeros nombres del arte del mundo hispano. Su actitud creativa, que no tiene límites -como no la tiene el oficio de pintar-, está marcada por los propios gustos y criterios de alguien obsesionado por un mundo que se desmorona a cada instante. Claramente reflejado a través de sus pinceles, como si quisiera quitamos la venda de los ojos. Y hacemos visible la eternidad, incluso desde una piedra pequeña y ligera, o de un canto rodado «guijarro humilde de las carreteras», de esos que ruedan «por las calzadas,/ y por las veredas», al decir de León Felipe. Pienso al ver estas piedras, estas calabazas, estas granadas de sangre desangrada y cebollas deshojadas, que lo que pinta Reche es siempre una herida entre el cielo y el suelo. O tal vez lo que se ha perdido para siempre y toma otros caminos y nada más.

( Vegetal 1. Óleo sobre papel de Enrique Reche. 2016. 65,5x51) (*)

A la vista está que este hombre pinta como los clásicos. Pero no por eso es insensible a la realidad que le ha tocado vivir, con sus desgarros, afanes y esperanzas, por más que sea un pintor alegre, de tonalidades esperanzadas, que esconden tal vez su timidez y desamparo. Desde que diera su primera pincelada, Reche no ha hecho sino descubrir cuanto contempla, cuanto toca, e ir de hallazgo en hallazgo, para buscar y encontrar sentido, desde su particular manera de estar en la vida. Desde su compromiso, también, que tiene que ver con el agravio de los días y la tristeza callada de lo que nos dice adiós. Desde la rebeldía de quien no acepta el engaño, ni se resigna al mal y tiene abiertos los ojos al asombro de la existencia. Desde su silencio creador y su soledad sonora. Pero sobre todo, desde la certeza de quien
ama perdidamente; con mirada libre y limpia, muy limpia, reflejada en la sencillez de esos azules desafiantes y resignados granates que dan fe del esplendor del vivir y su fatalidad y añaden ensueño a su realismo.

¡Ay, esos blancos siempre a la espera, esas pinceladas de ceniza y delicados verdores de Enrique Reche! Ay, esos amarillos encendidos y esa capacidad suya, sólo suya, para oscurecer y aclarar la luz y rescatar el momento, desde el esplendor de la sombra o desde la inacabable claridad. Con razón Antonio López -tan sobrio él en gestos y palabras-, no ha dudado en apuntar a Enrique Reche como uno de los más firmes pilares del hiper-realismo de esta hora de España”.

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
https://c2.staticflickr.com/6/5808/30798893746_3ff6f0690d_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/6/5717/30747587791_8a1ce02cea_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/6/5771/30798893336_1719744af9_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/6/5560/30835484345_b72743ea58_b.jpg
https://c2.staticflickr.com/6/5328/30747587121_055525d355_b.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:
Ha sido un placer comentar la muestra, estupenda. En cuanto a mi compañero de blog, tiene esa perreta ultramontana (no foramontana), qué le vamos a hacer.
Enlace permanente Comentario por José María Arévalo Riera [Blogger] 15.09.17 @ 13:42
Agradecer vuestro comentario en relación a mi pasada exposición en Valladolid. Gracias por todo. De paso, y en relación al comentario de Carlos de Bustamante Alonso me gustaría hacer alguna puntualización. Velázquez, Rubens, Tiziano, Goya o Miguel Ángel supongo que tampoco estarán incluidos en su no muy extenso libro de Hisoria del Arte. La mujer de la bañera de Antonio López( pieza estandarte de Arco 2017) NO ES su mujer. Tampoco restaría valor a la obra si lo fuera. Y Podemos está muy lejos de los pensamientos del Maestro, donde la política no tiene cabida. Solo lo humano y su condición es su pensamiento. Cero de tres, Carlos. Un cordial saludo también para tí.
Enlace permanente Comentario por Enrique Reche 15.09.17 @ 11:50
Imposible negar el gran valor como maestro en la pintura del artista de referencia. Lástima que siendo como es doctor "honoris causa" por la prestigiosa Universidad de Navarra, exponga cuadros como el de la >"mujer desnuda en la bañera" (su propia mujer, creo) de categoría indecente o "Atocha año..."(no recuerdo) con un primer plano de dos, se supone hombre y mujer, con lo que hoy dicen el absurdo de "hacer el amor". Para remate,va el susodicho y se declara partidario de "podemos" Pues así, sus cuadros, ni regalados. Lástima.
Enlace permanente Comentario por carlos de Bustamante Alonso 13.12.16 @ 18:24

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

El veto a VOX y el egoísmo de Casado y Rivera

Antonio Cabrera

Punto de vista

Punto de vista

Sánchez ya no debería engañar a nadie

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Diez consejos para que tus hijos no caigan en la dictadura de los “likes” en redes sociales 3/4

Juan Luis Recio

Opinión

Opinión

Cayetana muy bien en el debate televisivo. Por el mejor desarrollo y frente a muy graves amenazas

Opinión

El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Reconozco que soy pilarista

Ángel Sáez García

Un país a la deriva

Un país a la deriva

¡Qué remedio! Se consuma el fiasco.

Vicente A. C. M.

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Las matrioshkas de Bassat

Miguel Ángel Violán

Corrupción global

Corrupción global

2278 Españoles: ¡la Patria está en peligro, acudid a defenderla¡

Luis Llopis Herbas

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Ecos de un incendio pavoroso

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Hermosillo

Hermosillo

'memo' de AMLO vulnera derechos de niñas, niños y adolescentes.

Efrén Mayorga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El suicidio de Alan García

Enrique Arias Vega

No más mentiras

No más mentiras

Reflexiones de "un nada"... y III

Antonio García Fuentes

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Chapuza francesa

Manuel Molares do Val

La hora de la verdad

La hora de la verdad

Unamuno no lloraría ante el incendio de Notre Dame

Miguel Ángel Malavia

Totalitarismo y terrorismo islámico

Totalitarismo y terrorismo islámico

ANTES SE INCENDIABAN LOS COCHES EN LAS BANLIEUES FRANCESAS, AHORA SE INCENDIAN ""FORTUITAMENTE"" LAS IGLESIAS

Doctor Shelanu

Columna de humo

Columna de humo

El incendio de París, las cenizas de Europa

Pedro de Hoyos

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

Egipto-Israel: de "Paz entre Gobiernos y Ejercitos" a "Paz entre los Pueblos"

Shimshon Zamir

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

La portavoza

Javier Orrico

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Nosotros: la ley del más fuerte

Juan Carrasco de las Heras

El Acento

El Acento

"Buscamos las acequias" por Miguel Montoya

Antonio Florido Lozano

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital