Editado por

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Buscar
Temas
Archivos
Hemeroteca
Mayo 2019
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Sindicación
PARTICIPACIÓN
SERVICIOS


El Valladolid modernista. 2. La Casa Luelmo

Permalink 06.06.15 @ 07:24:29. Archivado en Artículos

Por José María Arévalo

( La Casa Luelmo) (*)

La Casa Luelmo es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura modernista vallisoletana, dentro del denominado art nouveau. Fue construida a principios del siglo XX, entre 1907 y 1912, según los planos firmados por el arquitecto vallisoletano Antonio Ortiz de Urbina y por Rufo Luelmo. Antonio Ortiz de Urbina y Olasagasti, que nació en 1854 fue el último maestro de obras que tuvo Valladolid y uno de los últimos de toda España, estuvo en activo hasta 1936 y falleció en 1940.

La web Vallisoletvm (en un post del 6 de junio del 2010) ofrece un buen resumen de su historia y características. “La casa tiene una superficie de 1.000 metros cuadrados, repartidos en tres plantas, una torre mirador de dos alturas más que el resto de la construcción, una capilla neogótica anexa y un sótano. Aunque ahora la edificación se encuentra en medio de uno de los nuevos barrios de la capital, Parque Alameda, en su momento la casa estuvo rodeada por la finca en la que se extendía la granja Minaya, propiedad de José María Luelmo.

La casa no sufrió grandes transformaciones hasta 1956, año en el que se la sometió a una importante reforma interna y se la dotó de un sistema de calefacción. La propiedad de la casa, tras el fallecimiento del intelectual en 1991, pasó a manos del Ayuntamiento que se lo cedió a la Junta de Castilla y León el 18 de febrero de 2003, para que se convirtiera en la sede de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León.

Después de su restauración realizada entre los años 2004 y 2006, según el proyecto del arquitecto Marco Antonio Garcés, conserva las cerámicas o las tejas y escamas de sus tejados, que salieron de la antigua fábrica de cerámica vallisoletana de D. Eloy Silió. Sus estancias ahora albergan: oficinas, almacenes, salas de reunión, salón de actos y una biblioteca. Actualmente la Casa Luelmo es la sede de la Fundación del Patrimonio Histórico de Castilla y León y de la Fundación Jorge Guillén.

( La Casa Luelmo de noche) (*)

La Casa está situada, como ya hemos dicho, en el barrio de Parque Alameda, a unos 200 metros del centro comercial Vallsur.”

Recogemos también “El palacete de José María Luelmo”, magnífico artículo que publicara nuestro tan recordado Godofredo Garabito en El Día de Valladolid del 19 de agosto de 2009, en su serie “Al aire de mi aire”.

“En estos días, es noticia política la reforma del que fuera domicilio de D. José María Luelmo. Villa Paulita vuelve a brillar en todo su esplendor como cuando viviera el poeta Luelmo y su familia. Este edificio está destinado para ser sede de la Fundación de Patrimonio. Nunca más acertada ocupación a una casa-palacete, a la que tuve acceso por aquellas décadas de los años 80-90 del siglo pasado. Siempre era una cita con la elegancia y caballerosidad, el buen gusto y la cordialidad más refinada.

Atardecía cuando me dispuse a traspasar una vez más el umbral de la villa. Hacía poco que el gran vate y académico de las Artes de la Purísima Concepción había fallecido y necesitaba unos datos para rendirle homenaje póstumo a través de una sección necrológica en dicha academia, dado que fue miembro de número de la misma. En dicho homenaje intervine junto a los también académicos ya fallecidos D. Juan José Martín González y D. Antonio Corral Castanedo. Ambos, de amplio prestigio literario y académico, se han merecido y se siguen mereciendo un reconocimiento institucional por parte de Valladolid.

( Fachada de la Casa Luelmo) (*)

Era crudo invierno. Dado que el palacete estaba situado en una amplia finca de agricultura y avicultura, se acusaba más el frío invernal, pero en el interior de la estancia se notaba un calor de familia de buen gusto y todavía con olor a Navidad, recientemente celebrada. Junto a los grandes ventanales de la estancia pendían grandes cuadros, que además de mostrar la Castilla vista y soñada por García Lesmes, constituía una amplia galería de excelentes firmas nacionales e internacionales, incluso norteamericanas de distintas épocas. No podía faltar en mi visita la presencia de Margarita, señora viuda de Luelmo. Ella, con su natural elegancia y exquisito trato, me condujo por las distintas dependencias hasta el despacho del ilustre poeta y hombre de empresa. La luminosidad del ambiente, la ordenada y rica biblioteca, una hilera de recuerdos de sus viajes a través del mundo, así como fotografías familiares, incluso las de los Príncipes de España, Don Juan Carlos y Doña Sofía, cuando fueron huéspedes de dicha estancia. Y seguían esculturas de la escuela castellana, títulos y condecoraciones.

Todo esto hacía de este despacho un santuario del refinado gusto y de la distinción, acreditando y reflejando la gran personalidad intelectual de José María Luelmo y su familia, en la que ya habían empezado a florecer los nietos. Cabe destacar que cuando mi hija Pilar fue reina de los juegos florales de la Unión Artística Vallisoletana, celebrados en el Teatro Lope de Vega, una nieta de Luelmo fue dama de honor de los mismo, junto a mi hija pequeña Paloma y dos nietas del gran poeta Nicomedes Sanz y Ruiz de la Peña.

Pero he de centrarme en ese emocionante encuentro con las estancias habituales del poeta. Sobre su mesa de trabajo, en el lugar habitual, estaban las gafas, donde él las solía tener, sus plumas estilográficas y su último libro de poemas, titulado "Salvaciones y creencias". Margarita me permitió tomarlo para que, a través de él, descubriera esos conceptos líricos de un hombre que, aún hecho eternidad, seguía siendo poeta. Miradas entrecortadas de emoción se cruzaron entre Margarita y quien dedica este homenaje en su memoria. Porque el hálito del vate seguía presente entre esas páginas que fueran dedicadas a la Madre Teresa de Calcuta, Premio Nobel de la Paz en 1979.

Este poemario se compone de cuatro partes: Salvaciones, Creencias, Palabras y Navideñas. Cualquiera de ellas fue suficiente para descubrir al lírico, al hombre de fe y, sobre todo, al hombre humano, cuyo humanismo no solamente trascendió en vida sino que, a través de su obra y su estancia hoy remozada, sigue siendo actualidad y ejemplo a seguir. No he querido tocar su figura empresarial, pero sí destacar que fue presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, así como de la Feria Internacional de Muestras. Por todo esto, la figura de Luelmo, sería doblemente significativa sin glosar más su poesía por imperativo del espacio. Fue y es un poeta contemporáneo, porque ese ejemplo vital nos ha hecho sentir, una vez más, la nostalgia de aquellos años, de aquella vivencia, de aquella familia a quien recordaré siempre con gratitud, reconociendo que, a pesar del frío invernal que padecíamos aquel día que visité por última vez Villa Paulita, en mi interior se notaba el calor de familia y el aura intelectual como un anticipo de una eterna primavera que, en el decir de Góngora, es del año la estación florida.”

---
(*) Para ver la foto que ilustra este artículo en tamaño mayor (y Control/+):
https://farm9.staticflickr.com/8779/18116261829_218735e659_o.jpg
https://farm8.staticflickr.com/7776/17681831283_73d4c9026e_b.jpg
https://farm9.staticflickr.com/8786/18298570582_4202eb5ac4_o.jpg


Bookmark and Share

Comentarios:

Aún no hay Comentarios para este post...

Se muestran únicamente los últimos 40 comentarios de cada post.

Hacer comentario:
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.
Tu email no se mostrará en la página.
etiquetas XHTML permitidas: <p, ul, ol, li, dl, dt, dd, address, blockquote, ins, del, span, bdo, br, em, strong, dfn, code, samp, kdb, var, cite, abbr, acronym, q, sub, sup, tt, i, b>
URLs, email, AIM y ICQs serán convertidos automáticamente.
Opciones:
 
(Saltos de línea se convierten en <br />)

Blogs
El Blog de Otramotro

El Blog de Otramotro

Hay que acabar cuanto antes con las ratas

Ángel Sáez García

No más mentiras

No más mentiras

Pensamientos y reflexiones 227

Antonio García Fuentes

Tres foramontanos en Valladolid

Tres foramontanos en Valladolid

Recordatorio

Bustamante, Arévalo y Pardo de S.

Punto de vista

Punto de vista

Vox y Podemos, los extremos que no se tocan

Vicente Torres

El buen vivir de Juan Luis Recio

El buen vivir de Juan Luis Recio

Jancis Robinson estrena libro y copa en Madrid: “Experto en vino en 24 horas”

Juan Luis Recio

El blog de Antonio Cabrera

El blog de Antonio Cabrera

¿Una nueva veleta verde?

Antonio Cabrera

El blog de Javier Orrico

El blog de Javier Orrico

El desánimo

Javier Orrico

Corrupción global

Corrupción global

2310 Repetición de 2309. Los graves ataques del socialismo leninista a la libertd de expresion

Luis Llopis Herbas

Crónicas Bárbaras

Crónicas Bárbaras

Trump y los hispanos, Ternera con cáncer, Sacos de odio

Manuel Molares do Val

Esto es lo que hay

Esto es lo que hay

Uppsala, a cántaros

Miguel Ángel Violán

Desde el Atlántico

Desde el Atlántico

Dimisión de Horst Köhler: un inesperado y duro golpe al proceso de paz en el Sahara Occidental

Carlos Ruiz Miguel

Columna de humo

Columna de humo

Sois un excremento. Todos

Pedro de Hoyos

Pacos

Pacos

El Parasito y el Filántropo

Paco Sande

Hablando en plata

Hablando en plata

Pablo pone en su sitio a Amancio

Enrique Zubiaga

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

A contracorriente, el blog de Enrique Arias Vega

El dinero "maldito" de Amancio Ortega

Enrique Arias Vega

Libros

Libros

'Actitud emprendedora', de María Ángeles Chavarría

Vicente Torres

Juicio a la noticia

Juicio a la noticia

#OPINIÓN Columna Caiga Quién Caiga Por @angelmonagas: Nicolás el Tanos de Venezuela %u2013 Critica24.com

Angel Monagas

Israel, más allá de las noticias...

Israel, más allá de las noticias...

La carrera de Arabia Saudita hacia las armas nucleares (como era de esperar que ocurra)

Shimshon Zamir

Opinión

Opinión

¿Se atreverán con un nuevo fraude el 26-M? Dos hipótesis posibles.

Opinión

Sesión Golfa

Sesión Golfa

Doris Day: que se fue, se fue

Juan Carrasco de las Heras

Haz de PD tu página de inicio | Cartas al Director | Publicidad | Buzón de sugerencias | Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809
Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España)
Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad

redaccion@periodistadigital.com Copyleft 2000

b2evolution Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons License.
Noticias Periodista Digital | Periodista Latino | Reportero Digital | Ciudadano Digital