Tras mi vidriera

Ha muerto un santo

25.02.17 | 10:05. Archivado en Acerca del autor

Resulta fuerte decir que "ha muerto un santo". Más amortiguado parecería quedar el sentido de la frase con la expresión "ha muerto un santo varón", pero uso la frase extrema porque la persona que ha muerto desborda los moldes adocenados y se introduce en el esquema de lo extraordinario e insólito.

El que ha muerto es José Martin, un jesuita que no era Sacerdote sino Hermano. Y lo que resulta insólito y extraordinario en él es que, sin ser sacerdote, es una figura de una dimensión igual o superior a la de todos los presbíteros, doctores, profesores, Superiores y otros puestos de relumbrón existentes en la Compañía de Jesús.

La vida de José Martín no contiene importantes hechos destacables, pues es aparentemente muy vulgar. Comenzó, eso sí, hace mucho tiempo, pues ha muerto a los 98 años cumplidos, siendo al morir uno de los más viejos jesuitas españoles.

Antes de entrar en la Compañía de Jesús vivió una vida intensa, pues fue reclutado desde su Alhama de Granada natal por el Gobierno Republicano para alistarse en el ejército y tomar parte en la Guerra Civil, pero pasó al final al ejército contrario de Franco en el que tuvo que prolongar el servicio militar -una vez terminada la Guerra- durante un periodo superior a los 4 años. El recuerdo de estos años intensos -sin hablar mal de ninguno de los dos ejércitos en los que militó- lo tuvo siempre muy vivo, como todas las personas que vivieron personalmente los años de la Guerra.

Ya como jesuita, lo que caracteriza más la trayectoria externa de su vida es el periodo tan prolongado que pasó en los muy pocos "destinos" que tuvo en su larga vida. En El Puerto de Santa María, donde entró e hizo el Noviciado, permaneció 8 años; en Granada, ayudando en la Faculta de Teología, estuvo 17 años; en la Residencia y Parroquia de los jesuitas de Jerez, 11 años; y en las parroquias que la Compañía lleva en la barriada extrema de Sevilla, en Torreblanca, 32 años. Unas estancias tan dilatadas dejan claro que en todos sitios estuvo sin ofrecer problemas a los demás, sólo preocupado por servir a todos desde el oficio que le encomendaban. Fueron tareas humildes casi todo el tiempo, como zapatero en El Puerto y como portero en Granada, sin mostrar nunca apetencias por ocupar puestos y trabajos de más relieve.

En Jerez y en Torreblanca, Comunidades apostólicas pequeñas y sin tareas internas domésticas, mostró una creatividad del todo inusual. Sin contar con especial preparación previa, montó primero una doméstica academia para enseñar a escribir a máquina y, cuando las máquinas de escribir dejaron de usarse, se atrevió a empezar a enseñar el uso del ordenador. Esta tarea docente profesional, que le requería a él mismo un denodado esfuerzo previo de aprendizaje, la acometió porque estaba convencido que a los niños, jóvenes y adultos que acudían a su "academia" les ofrecía algo útil para que pudiesen empezar a trabajar con más facilidad y, también, porque le deparaba unas ocasiones de contacto que él, humildemente y sin molestar, aprovechaba para "hacer apostolado", para invitar al camino del bien y de la religión.

Lo que hace "santa" la vida del H. Martín es, sobre todo, lo que dejaba entrever en su trato con los demás, tanto jesuitas como no jesuitas. Sólo buscaba agradar, ponerse a disposición de los demás. Siempre estaba dispuesto a lo que se le pedía o se le insinuaba, pues no había que rogarle mucho cualquier tipo de ayuda que se le requería. Ni conjugaba mucho el verbo "querer" ni usaba casi nunca el pronombre "yo", pues siempre estaba contento con lo que le daban o se le ofrecía. No era nada mojigato, ni ensimismado en si mismo, pues tenía un fino sentido del humor y gustaba además de la cariñosa broma con los demás. No obstante, tenía un carácter entero y fuerte, muy bien dominado en general pero que en ocasiones dejaba entrever a lo que había sometido su natural forma de ser. Era extraordinariamente austero en su vida, bien trajeado y encorbatado normalmente pero viviendo siempre sólo con lo más estrictamente indispensable. Lo más impresionante en su vida, con todo, era su totalmente asimilada y plenamente natural familiaridad con Dios, no sólo porque hacía constantes "visitas" a la Capilla durante el día sino porque hablaba de Dios con plena naturalidad, como de un amigo del que se sentía siempre y a todas horas acompañado.

Por todo esto era "santo" en su vida el H. Martín. No sería extraño que, en el futuro, pueda ser también algún día declarado oficialmente santo. Por lo pronto, a la pregunta de "¿Cómo estás?", que se le hacía cuando ya estaba muy envejecido, siempre respondía: "¡¡Vivo!!". En el futuro, sin responder a esta pregunta, ya está vivo para siempre. Descanse en paz.


Entrevista a un hombre de mi edad

18.02.17 | 18:06. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y prensa

Me ha sorprendido mucho en estos días una entrevista hecha a un hombre de mi edad. Lo que me ha llamado la atención es ver en boca de otra persona ideas y vivencias que también participo, probablemente por la coincidencia exacta de edad.

Es un hombre famoso, Claudio Magris, y su extensa entrevista ha aparecido en El País Semanal, firmada por un para mi desconocido, José Andrés Rojo. El personaje entrevistado es muy conocido por su abundante obra literaria (novela, ensayo, teatro y otras obras de difícil clasificación), por su ocasional paso por la política italiana y por los importantes premios que ha recibido en su vida, entre ellos el Príncipe de Asturias. Pero lo que a mi más me ha impresión no es el anecdotario de su vida ni el valor de su obra literaria, que desconozco por completo, sino su forma de pensar y las experiencias personales que cuenta, que me han evocado ideas y experiencias también propia para mí. Me ha sorprendido mucho las coincidencias que crea el haber nacido ambos en el ya tan lejano 1939.

>> Sigue...


Irregularidades, ¿aceptables? ¿aceptadas?

11.02.17 | 20:42. Archivado en Sociedad y evangelio


La intransigencia es la tentación más fuerte del que tiene que aplicar una norma. El intransigente siempre parece tener razón, porque aplica la norma a rajatabla. No le queda la intranquilidad de haber sido demasiado benévolo. Aplicando la norma teórica, cree haber resuelto adecuadamente el caso concreto. Pero olvida el viejo principio de que "summun ius, summa iniuria", de que no hay mayor injusticia que el cumplimiento máximo de la ley.

Esta elemental reflexión viene al caso ante las interpretaciones que está teniendo la doctrina completa vertida por el Papa Francisco en su escrito Amoris Laetitia, La alegría del amor.

>> Sigue...


POBREZA, ¿también sofisticada?

03.02.17 | 19:44. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y prensa


He leído estos días un par de artículos sobre la pobreza que me han llamado mucho la atención. Pensaba que la pobreza era una realidad simple y elemental, como el agua o el pan, pero me ha sorprendido constatar que es un concepto complejo y diversificado, en el que caben también indefiniciones y márgenes menos claros.

>> Sigue...


03.02.17 | 19:38. Archivado en Acerca del autor


"Primera Página" de Cebrián, y la "tentación egocéntrica"

20.01.17 | 11:45. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y prensa

La lectura de "Primera Página", el primer libro de "memorias" de Juan Luis Cebrián (publicado al final de 2016, cubriendo periodo 1944,nacimineto-1988,cese como Director de El País), reconozco que me ha apasionado. Intentaré explicar por qué.

Bien escrito. El libro está bien escrito. No es un refrito de trabajos anteriores, sino una redacción nueva, ejecutada con mucha soltura y buen pulso narrativo. Consigue lo que en la "Excusa" inicial dice pretender, "que el lector no se aburra y sea capaz de embutirse en el texto como si de un libro de aventuras se tratara"(página 15), lo consigue al menos en el caso de personas vinculadas al periodismo e interesadas por el fenómenos social de El País. Un redactor del periódico, no muy afecto precisamente al espíritu de la Casa, me reconocía, al comentar la aparición de este libro, que lo que es más claro de Cebrián es que escribe bien, que es un buen periodista.

>> Sigue...


Huelva recuerda a San Manuel González

07.01.17 | 17:34. Archivado en Acerca del autor

Ya tenía con anterioridad una calle, con el nombre de "Arcipreste don Manuel González", y una estatua grande, en la Plaza de San Pedro. Pero ahora, al celebrarse su festividad por primera vez ya como santo, el 4 de enero, la diócesis de Huelva ha querido conmemorar de manera especial la figura de San Manuel González.

La vinculación de don Manuel González con Huelva arranca de la decena larga de años que permaneció como Arcipreste de la ciudad, en una época en la que, por no tener Huelva todavía obispo, dependía en lo eclesial en todo de Sevilla y el Arcipreste era la máxima representación de la Iglesia en la localidad.

>> Sigue...


Acabar y empezar

31.12.16 | 17:53. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y evangelio

La fecha nos obliga a algo que es sociológico, costumbrista, callejero, familiar y hasta filosófico. Algo acaba y algo empieza. Finaliza un proceso y se inicia otro. El reloj del tiempo marca un nuevo año.

Es notable el impacto que este fenómenos tiene en la sociedad. Hay gente que vive la Nochevieja como el momento más importante del año, algo que define un antes y un después. Hay personas, hay parejas, que sienten la imperiosa necesidad de salir, de pagar un cotillón en algún lugar público y caro. Otros celebran el cambio de año en familia, todos reunidos, con las uvas y el intercambio de los besos cuando suenan las doce campanadas. Para pocos el cambio de año es un momento intrascendente, una noche más como otra cualquiera.

>> Sigue...


¿Navidad degradada?

26.12.16 | 12:55. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y evangelio

No conozco personalmente las fiestas de San Fermín. Pero desearía haberlas vivido directamente en Pamplona, porque probablemente me ayudarían a comprender mejor lo que ahora ocurre en todos sitios con la celebración de la Navidad. El origen religioso de la Navidad se ha desvirtuado dentro del macro-ambiente de las Fiestas sin más, que hoy celebra mucha gente.

Descubro un comportamiento al parecer directamente intencionado de laicizar el tiempo navideño.

>> Sigue...


¿Es posible saber lo que pasa por el mundo?

17.12.16 | 18:56. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y prensa


De mal gusto resulta que un médico hable mal de la medicina, un juez de la judicatura o un cura de la Iglesia. Y hasta inverosímil parecería que un miembro de la ETA, de BILDU o de la CUP despotrique contra del independentismo. En tono menor, tampoco se concibe que un sevillano bien pagado de su ciudad critique a Sevilla. Con todo, siendo periodista, voy a hacer hoy una excepción con un comentario crítico contra el periodismo. Con los informes que aparecen en los medios, ¿resulta posible saber lo que ocurre de verdad por el mundo? ¿Nos ofrecen los medios caminos suficientes para conocer la realidad? ¿Es la información siempre operativa?

Información sobre Siria
El caso más fragrante de la insuficiencia de los medios para descubrir la realidad tal vez esté en la información ofrecida sobre lo que ha ocurrido y está ocurriendo en Siria. Hace ya muchos meses, cuando empezaba el conflicto y la virulencia crítica contra Bashar Al Asad era todavía más aguda que ahora, me sorprendió una comunicación del obispo responsable de la Iglesia católica en Siria -publicada en muy pocos medios- que no echaba toda la culpa de la situación al Presidente Al Asad sino a la falta de diálogo y colaboración entre todos.

>> Sigue...


INCINERACIÓN, ¿por qué tan restringida su autorización?

11.12.16 | 13:00. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y evangelio


La muerte siempre es un asunto, para algunos muy molesto y para todos algo escabroso. Hay quien prefiere que no se hable de esto, que ni siquiera se toque el tema. Pero la muerte es también una realidad muy relacionada con lo sagrado, algo que a todos inspira un respeto profundo, merecedor de consideración y de análisis.

Alrededor de la Fiesta de los Difuntos, concretamente el pasado 27 de octubre, la Congregación para la Doctrina de la Fe -antes, Santo Oficio- hizo pública un escrito, que había sido significadamente suscrito el pasado 15 de agosto, el día de la Asunción, calificada como "Instrucción acerca de la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación". Por estar relacionado con la muerte, el escrito adquiere ya cierto morbo y, por su contenido, plantea además algunos interrogantes que merecen ser considerados.

>> Sigue...


Ha muerto Peter-Hans Kolvenbach

03.12.16 | 17:33. Archivado en Acerca del autor, Sociedad y evangelio

Peter-Hans Kolvenbach es para muchos un desconocido, un rostro y un nombre raros, que no provocan resonancias. Al haber sido 24 años General de la Compañía de Jesús, para el entorno de los jesuitas, sí es un hombre importante, tal vez esté incluso unido a recuerdos personales. Visitó nuestro país en diversas ocasiones –para hacerse presente en las cinco circunscripciones, Provincias, hasta hace pocos años todavía existentes en España- y esto dio ocasión a que muchas personas participaran en algunas de sus intervenciones públicas.

Con todo, incluso en este entorno, es un nombre menos conocido que Pedro Arrupe o Adolfo Nicolás, su antecesor y su continuador en el mismo cargo, hombres tal vez más familiares por acá por ser de origen español.

Los medios españoles se han hecho bastante eco de su muerte, ocurrida hace ya hace días. Pero ahora puede ser un buen momento para el análisis, para contemplar desde detrás de la vidriera, algunos perfiles de su personalidad.

>> Sigue...


Lunes, 27 de febrero

BUSCAR

Editado por

Síguenos

Hemeroteca

Febrero 2017
LMXJVSD
<<  <   >  >>
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728