Transversal

Es la jota de tu Navarra, la que hoy te reza, la que hoy te canta …

15.07.18 | 20:36. Archivado en actualidad

Ya han terminado los sanfermines. Desde el punto de vista comercial y del sector de la hostelería, parece que han sido un fracaso. Menos visitantes, menos gasto. La fiesta está claramente amenazada por animalistas y radicales de izquierda. La imagen de una ciudad convertida en una bacanal y plagada de violadores se impone. La marca Pamplona ha quedado tocada y prácticamente hundida, gracias a Podemos y Bildu.
El cansancio de la ciudadanía y la disolución cultural han dejado Pamplona a los pies de los caballos. La imposición del nacionalismo vasco no aporta nada, pero lo destruye todo. Y mientras tanto, los empresarios de la CEN haciendo el tonto con su apoyo cobarde al peor gobierno foral desde la democracia.
Tengo que confesar que cuando ganó Ujué Barcos, decidí apostatar de mi foralidad. Si mi tierra está plagada de bobos, yo no quiero saber nada con ella.
Tengo que confesar que hace años que yo no voy a ningún acto de los sanfermines.
Tengo que confesar que el ambientorro nazionalistoide que se ha impuesto en la ciudad en los últimos años, me produce un aburrimiento y un asco infinitos.
Tengo que confesar que me enfado el 6 de julio, porque San Fermín no hace caer rayos y truenos sobre el asqueroso Asirón y sus secuaces ...
Pero llega el día siete de julio y llega el santico en procesión. Y entonces cantan: "Es la jota de tu Navarra, la que hoy te reza, la que hoy te canta …". Y se agolpan los recuerdos de mi infancia, plagados de kilikis y cabezudos, de encierros en los balcones, viendo cómo corrían mis hermanos y hasta un futuro cuñado… y el toro se volvía y todos gritábamos. De las historias asombrosas de mi padre sobre el peligro del encierro cuando él corría, de cómo quería impresionar a mi madre que no se impresionaba con nada.
Y se agolpan en mi recuerdo aquellas primeras fiestas de adolescente. El encierrillo bajo aquel carro sin seguridad, en el silencio del anochecer, y el galope arrollador de los toros que parecía que te miraban mientras corrían. Y los desencajonamientos y el apartado. Y el descubrimiento maravillado de la corrida, cuando sobraba alguna entrada y te la dejaban por caridad. Y las noches mágicas, surrealistas e inocentes, en las que llegábamos a duras penas a la madrugada, y necesitábamos el caldico para aguantar. Y los encierros y el baile de la zapatilla. Y la procesión emocionada. Y los kilikis que te pegaban más fuerte, porque ya eras más mayor ... Y las dianas mañaneras, y los fuegos tirados en la hierba y las cutres "barracas", en las que nos reíamos tanto. Y las peñas …
El descubrimiento entre asombrado y divertido de las atenciones de aquellos tipos desconocidos que querían ligar contigo … Y el "no" era "no", pero es que entonces existía una cosa que se llama caballerosidad ... o yo tuve suerte y no me encontré con ningún depredador, no lo sé.
Solo sé que aquellas noches fueron mágicas, y que luego se repitió la magia de otro modo tantas veces, cuando los años pasan y calman el asombro y la emoción, y quedan la música, la amistad y el cariño.
Y me mira San Fermín y me susurra: "No te enfades, Pilar. Mira que es nuestra tierra, que es nuestra ciudad. Mira que yo los quiero tanto y los protejo, aunque ellos no se lo merecen".
Y no sé, me entra el gusanillo otra vez, me convence el paisano, hijo en la fe de San Saturnino, que tutela con paciencia y cariño su ciudad.
Y pienso que ningún mal es eterno, y que pasará Asirón … y volverá la magia.


Opine sobre la noticia con Facebook
Opine sobre la noticia
Normas de etiqueta en los comentarios
Desde PERIODISTA DIGITAL les animamos a cumplir las siguientes normas de comportamiento en sus comentarios:
  • Evite los insultos, palabras soeces, alusiones sexuales, vulgaridades o groseras simplificaciones
  • No sea gratuitamente ofensivo y menos aún injurioso.
  • Los comentarios deben ser pertinentes. Respete el tema planteado en el artículo o aquellos otros que surjan de forma natural en el curso del debate.
  • En Internet es habitual utilizar apodos o 'nicks' en lugar del propio nombre, pero usurpar el de otro lector es una práctica inaceptable.
  • No escriba en MAYÚSCULAS. En el lenguaje de Internet se interpretan como gritos y dificultan la lectura.
Cualquier comentario que no se atenga a estas normas podrá ser borrado y cualquier comentarista que las rompa habitualmente podrá ver cortado su acceso a los comentarios de PERIODISTA DIGITAL.

caracteres
Comentarios

Aún no hay Comentarios para este post...

    Domingo, 16 de junio

    BUSCAR

    Editado por

    Hemeroteca

    Junio 2019
    LMXJVSD
    <<  <   >  >>
         12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930